A LA VENTA A FINAL DE AÑO DESDE 97.500 EUROS

Audi A8, el nuevo estandarte de la conducción automatizada

Conducimos la nueva berlina que ofrecerá conducción autónoma en atasco sin que su conductor tenga que ir pendiente del tráfico, pero solo en los países que lo permitan

Audi lanzará en el mercado español antes de final de año su nuevo buque insignia, el A8, cargado con las tecnologías más avanzadas de seguridad y de ayudas a la conducción. Hemos podido hacer una primera toma de contacto por los alrededores de la ciudad de Valencia con alñs versiones V6 de gasolina y diésel. Estará a la venta desde 97.500 euros.

Una berlina grande de lujo es el escaparate ideal para que los grandes fabricantes de automóviles muestren sus tecnologías más avanzadas en aspectos tan importantes como la conducción autónoma. Primero fue Mercedes con su Clase S, luego BMW con la Serie 7, pero ahora llega un nuevo paso adelante en estas tecnologías con el nuevo Audi A8. Es una gran berlina de lujo, que combina elegancia y materiales muy cuidados, con confort de marcha y sobre todo con la conducción muy automatizada.

Estéticamente, el nuevo modelo aporta una notable evolución de sus líneas musculosas en una carrocería que mide 5,17 metros en la versión de carrocería corta, que llegan hasta los 5,30 en el largo. Pero su carrocería baja, de menos de 1,5 metros de altura, y sus líneas muy afiladas hacen que no parezca un coche excesivamente grande pese a estas dimensiones. También contribuye a esta ligereza su parte trasera con una tira de luz continua.

Estrena la nueva nomenclatura.
Estrena la nueva nomenclatura.

La iluminación es un aspecto importante en este nuevo modelo, y es que además de esta línea trasera continua roja característica, incorpora la tecnología más avanzada de iluminación, con iluminación led de serie y con dos opciones, la iluminación matrix y la más avanzada tecnología laser, además de luces OLED en la parte trasera. Una manera más de aportar seguridad en la conducción y de lograr una firma luminosa única.

El interior es muy espacioso, como no podía ser de otra forma en un vehículo que mide 5,17 metros, pero da la sensación de ser un auténtico salón. La gama de equipamientos y materiales disponibles para personalizar su interior es casi interminable. La zona más elegante es el asiento trasero derecho. Opcionalmente, el nuevo A8 L puede incluir un asiento de relax con un reposapiés especial en el respaldo del asiento del acompañante delantero. El ocupante de esta plaza puede recibir así masajes y calor en sus pies, en varios niveles, o masajes en la espalda. En el reposabrazos entre los asientos traseros encontramos una pantalla táctil que es extraíble.

El nuevo A8 prescinde del mando rotativo de su predecesor para gestionar los principales sistemas del vehículo. En su lugar encontramos una gran pantalla táctil de 10,1 pulgadas, que cuando está apagada se hace casi invisible. Dispone de menús bastante intuitivos con los que se manejan las principales funciones del vehículo. Una segunda pantalla táctil situada en la parte central por debajo de la anterior se utiliza para el manejo del sistema de climatización y de otros sistemas secundarios del vehículo. Pero por supuesto en el A8 también se pueden gestionar por voz muchos de los sistemas, sin tener que quitar la vista de la carretera. Y para completar el sistema de pantallas, el nuevo A8 también incluye el Audi Virtual Cockpit, con lo que su conductor dispone de tres pantallas con las que la información fluye de manera natural y programable según los gustos del usuario.

Tres pantallas digitales.
Tres pantallas digitales.

Hablemos de su mecánica. Inicialmente la gama está formada por dos variantes de motor V6, un diésel de 286 caballos, el A8 50 TDi, y una versión de gasolina, el A8 55 TFSi, en cuyo caso la potencia es de 340 caballos. Todos ellos con cambio automático y con tracción a las cuatro ruedas. Esta gama se completará durante el próximo año con nuevas versiones, entre otras con un propulsor W12 de gasolina y con una variante híbrida enchufable integrada en la familia e-Tron.

Como gran novedad, el nuevo A8 equipa de serie un grupo propulsor electrificado. Para este fin, los motores están dotados con la tecnología mild-hybrid de hibridación ligera (MHEV), con un alternador accionado por correa (BAS) y una batería de iones de litio con 10 Ah de capacidad. Gracias a este sistema, el nuevo A8 puede circular en modo de marcha por inercia con el motor apagado a velocidades entre 55 y 160 km/h, lo que ayuda a reducir su consumo.

Hemos conducido las dos variantes que llegarán primero al mercado español, el 50 TDi y el 55 TFSi, y en ambos casos la suavidad de marcha es sin duda su principal característica. Pese a su gran tamaño, hemos conducido las dos variantes, el conductor tiene la sensación de llevar un coche más pequeño de lo que realmente es, incluso en ciudad. Al volante todo está bajo control.

Interior amplio y lujoso.
Interior amplio y lujoso.

Sin duda lo más importante de este nuevo modelo son sus sistemas de ayuda a la conducción. El nuevo A8 ha sido desarrollado para una conducción automatizada condicionada de nivel 3. En autopistas y autovías de varios carriles con una barrera física de separación entre las dos direcciones del tráfico, el Audi AI traffic jam pilot (asistente en atascos) se encarga de la conducción en situaciones de tráfico denso y a velocidades de hasta 60 km/h. El sistema puede iniciar la marcha desde parado, acelerar, controlar la dirección y los frenos, para mantener el vehículo en su carril.

El conductor solo tiene que pulsar el botón AI situado en la consola central, por debajo de las dos pantallas, y entonces levantar los pies de los pedales y soltar las manos del volante. A diferencia de la conducción automatizada de nivel 2, ya no es necesario vigilar el vehículo constantemente, y puede centrarse en otras actividades como por ejemplo mirar correos electrónicos o las redes sociales. Pero ojo, esto no lo permite la legislación vigente en España. La introducción del Audi AI traffic jam pilot requiere controlar la legislación en cada país y por ello Audi iniciará la introducción en serie del sistema Audi AI traffic jam pilot en el nuevo A8 de forma progresiva.

Detrás de Audi AI se esconden otras interesantes nuevas tecnologías, como el sistema asistente remoto de aparcamiento o el asistente de garaje remoto. Estos sistemas permiten realizar las maniobras de aparcamiento de forma sencilla conduciendo de forma autónoma el A8 en espacios de estacionamiento en línea o en batería, así como en garajes o realizando la maniobra de salida de la plaza de aparcamiento.

Una de las pruebas con el nuevo A8 la hicimos en el interior de un garaje. Dos personas sentadas en el asiento trasero, y el conductor fuera del coche manejando desde el móvil la maniobra. El coche acciona por si solo volante, frenos, acelerador y caja de cambios hasta aparcar. Y luego hace lo mismo para sacar el coche de su plaza.

Las suspensiones del nuevo Audi A8 también incorporan los últimos avances tecnológicos. Para ello cuenta con la dirección dinámica a las cuatro ruedas, la suspensión activa, y una plataforma electrónica del chasis. Todo ello para hacer del nuevo A8 un coche más confortable, seguro y deportivo.

La dirección dinámica funciona de una manera realmente increíble. Hicimos un recorrido que era un circuito marcado con conos en una explanada. Era un trazado muy cerrado y estrecho, con curvas muy pronunciadas en las que casi no se podía meter el coche sin hacer maniobras, por muy despacio que fuéramos. Con el sistema de dirección a las cuatro ruedas esta situación cambiaba radicalmente. Gracias a los 5 grados que aporta la dirección trasera y a los 8 grados que aumenta el grado de giro en las ruedas delanteras con este sistema activo, un coche de más de cinco metros se mueve en este recorrido como si tuviera 4,5 metros.

La suspensión activa sirve para mejorar el confort y la estabilidad. Gracias al sensor de radar y a una cámara frontal, el vehículo sabe lo que le espera por delante en el recorrido, como baches o badenes. Con esta información, la suspensión neumática se adapta a los baches y la carrocería casi ni se mueve. Dentro del coche se aprecia como más confortable, pero desde fuera sorprende ver como cuando el coche pasa por un bache, las suspensiones se alargan o comprimen, pero la carrocería continua totalmente plana, sin subidas ni bajadas.

Un gran maletero.
Un gran maletero.

Tecnología Audi AI

Con el nuevo A8 se podría escribir un libro, por la cantidad de interesantes novedades que aporta en su tecnología, pero solo les voy a contar dos detalles más que creo interesantes. Cuando el vehículo detecta que se va a producir un choque por el lateral del vehículo, se suben las ventanillas automáticamente, el respaldo del asiento se pone vertical y, lo más importante, la carrocería sube hasta su altura máxima en décimas de segundo, para reducir las lesiones en el choque.

La otra seguro que les gustará a los ciclistas en zona urbana, porque es un seguro de vida para ellos. Cuando uno aparca el nuevo A8 en una zona y va a abrir la puerta, una serie de sensores controlan que no pase nadie cerca del coche. Si al intentar abrir hay un ciclista cerca, la puerta no se llega a abrir, se queda encajada durante unos segundos.

Hay muchas cosas para contar del nuevo A8, que les iremos explicando en los próximos días. De momento, ya está a la venta en España el nuevo modelo, el buque insignia de la marca de los cuatro aros, con unos de precios que parten de los 97.500 euros para el de carrocería corta y de 100.400 euros para el AQ8 Largo. Las primeras entregas de las versiones A8 50 TDi y A8 55 TFSi se harán antes de final de año. Y en 2018 llegarán nuevas variantes, entre ellas un gasolina W12 y una variante híbrida enchufable de la familia e-Tron.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios