Es noticia
Menú
Audi muestra en el Salón de Fráncfort su presente más deportivo
  1. Motor
EL NUEVO RS4 AVANT DE 450 CABALLOS

Audi muestra en el Salón de Fráncfort su presente más deportivo

El R8 Spyder V10 Plus de 610 CV es el vehículo más potente fabricado en serie por la marca, y el R8 de propulsión trasera llega para asegurar la máxima diversión al volante

Audi ha mostrado en Fráncfort dos aspectos muy diferentes de la marca: su futuro más ecológico, 100% eléctrico y de conducción autónoma, con los concept Elaine y Aicon, y también su presente más deportivo representado por tres espectaculares modelos, el R8 Spyder V10 Plus, el R8 V10 RWS y el nuevo RS4 Avant.

La marca de los cuatro aros combina como ninguna dos aspectos muy diferenciados como son el coche sostenible del futuro junto al modelo más potente y divertido del mercado actual. En este caso vamos a centrarnos en la deportividad máxima, que se ha mostrado en Fráncfort con tres vehículos muy diferentes entre sí.

El punto de partida es el Audi R8 Spyder V10 plus, un toque de personalidad en el que se combinan las máximas prestaciones gracias a su motor V10 de 610 caballos junto a la libertad que proporciona el poder circular sin techo. Este motor es el más potente fabricado por la marca Audi en serie.

El R8 fue el primer deportivo de verdad que lanzó un fabricante de vehículos Premium para competir con los vehículos más radicales de origen italiano. Ahora llega esta variante Plus que aporta otros 70 caballos adicionales a la mecánica V10 de origen Lamborghini, que va posicionada en la parte central trasera del vehículo justo por detrás de los dos asientos. Gracias a este motor, el nuevo Audi consigue unas prestaciones máximas. Su capacidad de aceleración de 0 a 100 km/h en solo 3,3 segundos, o su velocidad máxima de 328 km/h en un vehículo descapotable.

placeholder El Audi más potente.
El Audi más potente.

Para conseguir enviar toda la potencia al asfalto, este nuevo R8 Spyder plus cuenta con tracción Quattro. Dependiendo de la situación, la distribución del par motor entre los dos ejes es completamente variable, y en un caso extremo podría enviar hasta un 100% del par a un solo eje. Además, cuenta con un diferencial autoblocante mecánico trasero que proporciona la tracción necesaria y el máximo dinamismo.

El R8 Spyder incorpora una capota textil de accionamiento electrohidráulico que tarda 20 segundos en plegarse o desplegarse. Pesa 44 kilogramos y se puede accionar también en marcha, pero por razones de seguridad a una velocidad inferior a los 50 km/h. Los micrófonos situados en los cinturones de seguridad aumentan la calidad de la comunicación entre las dos personas que viajan en el coche. Gracias a dos altavoces situados en los reposacabezas en cada asiento, el sistema Bang & Olufsen Sound System provee una excelente experiencia a ambos, incluso con la capota abierta.

Como en un coche de competición, el conductor puede operar todas las funciones importantes sin quitar las manos del volante. El volante es de piel y dispone de botones integrados multifunción. También cuenta con dos grandes mandos satélites, para arrancar y parar el motor, o para regular el sistema de conducción dinámica Audi Drive Select. Otros dos botones adicionales, incluyendo uno rotatorio, se utilizan para controlar el modo Performance y el sonido del escape. La instrumentación digital Audi virtual cockpit, es un cuadro de instrumentos con una pantalla digital completamente configurable de 12,3 pulgadas.

placeholder Puesto de conducción del R8 tracción trasera.
Puesto de conducción del R8 tracción trasera.

Otra de las novedades de Fráncfort, es el R8 V10 RWS, un vehículo también equipado con un potente motor V10, en este caso de 540 caballos, pero en el que la gracia es que en lugar de la tracción a las cuatro ruedas, que asegura la máxima eficacia sobre el asfalto, en este caso se emplea por primera vez un sistema de propulsión trasera. Con ello se consigue un coche algo menos efectivo si se trata de hacer el mejor tiempo, pero al mismo tiempo bastante más divertido de conducir.

Y la última gran novedad es el Audi RS4 Avant que se estrena en este salón. Es un vehículo que ya forma parte de la historia de la marca y que permite combinar dos aspectos habitualmente muy diferenciados como son una gran versatilidad en su utilización, por su carrocería de tipo familiar y su gran maletero, junto a unas prestaciones propias de un buen deportivo.

En este caso lo que ha buscado Audi ha sido hacer un vehículo muy rápido, pero también muy seguro en busca de un coche familiar muy deportivo. Cuenta con un motor V6 biturbo de 2,9 litros que proporciona 450 caballos. Para transmitir esta potencia al suelo se cuenta con la última evolución de la tracción a las cuatro ruedas de Audi, Quattro.

placeholder Unas siglas míticas.
Unas siglas míticas.

En comparación con el Audi A4 Avant del que deriva, los puntos diferenciales son los arcos de los pasos de rueda 30 milímetros más anchos, el difusor RS específico en su parte trasera, las salidas ovales del sistema de escape RS y el spoiler RS en el borde del techo. Todo ello le confiere un aspecto muy diferente. Además, el nuevo Audi RS 4 Avant equipa de serie llantas de aluminio forjado de 19 pulgadas y, opcionalmente, pueden elegirse unas de 20 pulgadas.

Sin duda lo más importante son sus prestaciones, como las de un buen deportivo. Su motor V6 biturbo desarrolla una potencia máxima de 450 CV, mientras que su par máximo alcanza los 600 Nm, disponible en un amplio rango desde 1.900 y 5.000 rpm. Con ello, el nuevo Audi RS 4 acelera de 0 a 100 km/h en 4,1 segundos. La velocidad máxima limitada electrónicamente es de 250 km/h, y puede aumentarse hasta los 280 km/h con el paquete opcional RS dynamic.

Audi ha mostrado en Fráncfort dos aspectos muy diferentes de la marca: su futuro más ecológico, 100% eléctrico y de conducción autónoma, con los concept Elaine y Aicon, y también su presente más deportivo representado por tres espectaculares modelos, el R8 Spyder V10 Plus, el R8 V10 RWS y el nuevo RS4 Avant.

Audi
El redactor recomienda