AGENDA SECTORIAL DE ANFAC, SERNAUTO Y KPMG

20 medidas para incrementar la competitividad de la industria de automoción

El año pasado, el sector facturó 80.000 millones de euros, produjo 2,8 millones de vehículos y consiguió ser líder en competitividad en Europa. Pero quiere más

Foto: Luis de Guindos en la presentación de la Agenda Sectorial de la Industria de Automoción.
Luis de Guindos en la presentación de la Agenda Sectorial de la Industria de Automoción.

El sector de automoción presentó hace varias semanas la Agenda Sectorial de la Industria de Automoción, un documento (puedes consultarlo aquí) orientado a la mejora de la competitividad de España como país que elaborado por la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC), la Asociación Española de Fabricantes de Equipos y Componentes para Automoción (SERNAUTO) y la consultora KPMG, con la colaboración del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad. Un trabajo importante en el que se analiza en profundidad la industria de automoción española y su futuro.

Esta agenda sectorial incluye una hoja de ruta con propuestas específicas para potenciar, aún más, la industria de automoción española. Uno de los puntos clave de este amplio trabajo es la propuesta de 20 medidas pensadas para enfocar la industria del futuro a través del incremento de la competitividad. Las siete líneas de acción prioritaria planteadas en este documento son productividad y flexibilidad; logística; fiscalidad y financiación; I+D+i; capital humano; internacionalización; y regulación.

Conseguir los objetivos establecidos tendría un impacto real y cuantificable sobre la economía española: la actividad a pleno rendimiento de las plantas españolas de vehículos y de componentes de automoción provocaría un efecto impulsor y de arrastre en todo el tejido económico, pudiendo obtener más de un 1% de crecimiento del PIB y crear 80.000 nuevos empleos directos e indirectos.

Mejorar aún más la competitividad.
Mejorar aún más la competitividad.

La industria española de automoción ha venido realizando un extraordinario esfuerzo en un período de transición difícil, y ha sabido reposicionarse y recuperar la senda del crecimiento. La asignación de nuevos modelos junto con la recuperación del mercado ha provocado un impulso de la facturación de fabricantes de vehículos estimada en 53.700 millones de euros en 2016. Asimismo, el dinamismo competitivo de las empresas del sector español de fabricantes de componentes ha hecho que la facturación del sector se sitúe en 2016 en la cifra récord de 34.000 millones de euros.

La automoción y su visión de conjunto han hecho posible crear más de 38.000 puestos directos de trabajo durante los años de la crisis por parte de fabricantes de vehículos y de componentes. Todo ello gracias a mantener la flexibilidad y la productividad. También ha sido determinante la inversión en áreas clave para la competitividad como la innovación y la digitalización hacia la industria 4.0. Y es que la industria de automoción es uno de los principales motores de la actividad de I+D+i en Europa. En España, en 2016 el sector de equipos y componentes para automoción invirtió en estas áreas el 4% de su facturación, que supone el triple que la media industrial.

En 2016 se produjeron en España más de 2,8 millones de vehículos con un crecimiento del 5,6 %, prácticamente el doble que la media europea (del 3%). Este mayor crecimiento se debió al aumento de la eficiencia en las plantas, la intensificación de la productividad —de la que España es líder en Europa—, y a una vocación exterior innegable.

La actividad a pleno rendimiento de las plantas de vehículos y de componentes puede hacer crecer un 1% el PIB y crear 80.000 nuevos empleos

El sector de automoción es el que más contribuye a la balanza comercial de España. Con más de 2,4 millones de vehículos exportados mientras que cerca del 60% de la facturación del sector de componentes proviene de exportaciones a más de 170 países.

La importancia de esta agenda sectorial de la industria de automoción queda patente en el hecho de que el ministro de Economía, Luis de Guindos, al presentar este documento destacó que se están preparando 18 agendas sectoriales dentro de un marco estratégico de la industria y que la primera de ellas es la de Automoción, no por casualidad, sino por ser un sector estratégico.

En España hay nueve fábricas de coches y más de 1.000 de componentes.
En España hay nueve fábricas de coches y más de 1.000 de componentes.

Solo unos datos para centrar lo que realmente la industria de automoción representa para España. La automoción es un sector estratégico para la economía, ya que supone más del 10% del total de la industria. España es el segundo fabricante europeo de automóviles solo por detrás de Alemania, y en cuanto a vehículos comerciales es el primer fabricante europeo.

España cuenta en estos momentos con nueve fabricantes de vehículos diferentes que están entre los líderes del mercado, además de un millar de empresas de componentes entre ellas algunas grandes multinacionales como Gestamp, Antolín, Ficosa o Carbures. Y un último dato, la industria de automoción, entre los fabricantes de vehículos y los de componentes, facturó más de 80.000 millones de euros en 2016.

Pero no todo es fácil para la industria de automoción, las ventas de coches en el mercado europeo empiezan a flaquear: en el primer semestre las ventas en la UE crecieron un 4,7 %, pero en el mes de junio, estas solo crecieron un 2,1 %. En ese último mes Alemania y Reino Unido, los dos mercados más importantes de la UE, vieron reducirse sus ventas respectivamente un 3,5 y un 4.8 % respecto a junio de 2016. Y estos son dos de los principales mercados a los que van destinadas las exportaciones españolas. De ahí la gran importancia de esta agenda sectorial para mejorar la competitividad de la industria española.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios