Es noticia
Menú
Al volante de la gama S de Audi, potencia y mucho más
  1. Motor
SE VENDERÁN UNAS 600 UNIDADES ESTE AÑO

Al volante de la gama S de Audi, potencia y mucho más

Va desde el pequeño S1 de 231 caballos hasta el espectacular S7 de 450 CV o las variantes todocamino con el SQ5 de 354 caballos y el recién llegado SQ7 con motor V8 TDi de 435 CV

Foto: La amplia gama S de Audi va desde el pequeño S1 al gran todocamino SQ7.
La amplia gama S de Audi va desde el pequeño S1 al gran todocamino SQ7.

Audi ofrece a sus clientes una amplia gama de modelos de altas prestaciones, los integrados en la gama S, que está formada por vehículos que van desde el pequeño S1 hasta el S7, incluyendo también versiones de este tipo de sus todocamino. Una gama que se completa con el espectacular TT disponible en versiones cupé y de techo abierto. También hay un modelo S8 y una variante aún más potente el S8 Plus, pero ante el lanzamiento después del verano del nuevo A8, dejaremos fuera esta versión actual. Y por si todo esto fuera poco, Audi también ofrece, para los que buscan una conducción aún más radical, las variantes RS.

Audi tiene una amplia gama de modelos que va desde el pequeño urbano A1 hasta el sofisticado A8 que va a renovarse el próximo mes de octubre, y también una amplia gama de vehículos de enfoque todocamino desde el pequeño Q3 hasta el Q7, además d elas variantes Allroad con la plataforma del A4 o del A6. Una gama muy completa que se va ampliada con un modelo espectacular como es el TT, disponible con carrocería cupé o en una espectacular variante 'roadster'.

Una gama que cubre los principales sectores del mercado. Pero Audi siempre se ha caracterizado por sus versiones deportivas, desde que el piloto alemán Walter Rohrl hiciera famoso al Audi Quattro en el Mundial de Rallyes o más tarde con los éxitos en el Mundial de Resistencia, entre otras competiciones.

placeholder El más pequeño es el S1.
El más pequeño es el S1.

En 1990, Audi lanzó el S2 Coupé de 220 CV, cuyo motor era un cinco cilindros en línea con turbo. En 1992 le siguió la variante de carrocería familiar, el S2 Avant, y un año más tarde la variante berlina, también con el cinco cilindros turbo, pero ya con 230 caballos. Desde entonces, las versiones S siempre han tenido un espacio importante en la gama de modelos de Audi.

Del cinco cilindros turboalimentado se pasó al V6 biturbo del S4 en 1997 y en el año 2003 fue cuando llegó el motor V8 de 4,2 litros y la caja de cambios 'tiptronic' a la gama S de Audi. En el año 2012, Audi presentó el SQ5 TDI, el primer SUV con la sigla S y también primer modelo de la gama S de Audi con una motorización diesel.

Con el paso de los años, la tecnología de los Audi S ha ido evolucionando y ahora disponen de motores V6 y V8 con turbo, con potencias de 354 CV los primeros y 435 CV los segundos, además de algunos de 4 cilindros. La tracción total también es una característica común a los modelos S, en el chasis, se han impuesto innovadoras soluciones como la suspensión adaptativa, la dirección dinámica o los frenos carbocerámicos –disponibles de forma opcional–.

Las ayudas a la conducción, como el control de estabilidad, están diseñadas específicamente para que el conductor pueda contar con la máxima seguridad pero sin renunciar a ese carácter dinámico que caracteriza a todos los modelos de Audi que llevan la S. El sistema Audi drive select proporciona opciones de configuración específicas para estos modelos S, según las preferencias del conductor en cada momento.

placeholder El S4 es la berlina media potenciada.
El S4 es la berlina media potenciada.

Otro aspecto en el que la gama S de Audi ha crecido mucho con el paso de los años ha sido con las carrocerías. Desde aquella primera carrocería cupé del primer S2 de 1990 se ha ido ampliando la gama, que ahora está formada por berlinas de tres o cinco puertas, familiares, cupés, descapotables y hasta vehículos todocamino.

Quizá lo más importante de esta gama S es que no se trata de poner motores más potentes y añadir unos elementos distintos en la carrocería. Cada modelo S es un concepto de vehículo diferente en el que todo está adaptado a esa filosofía de producto.

Para poder comprobar el comportamiento de estas versiones hemos podido hacer una toma de contacto con estos modelos en el circuito de Navarra, un bonito trazado, todavía poco conocido. Este cuenta con una parte del circuito más rápida pero tiene una zona final mucho más técnica en la que un pequeño error hace perder un tiempo importante.

En este trazado pudimos probar casi toda la gama S de Audi, pero me centraré en tres modelos, el S1, el S4 Avant y el S7. El primero es el punto de partida de la gama y el único que tiene motor de 4 cilindros. Además, cuenta con cambio manual y con tracción a las cuatro ruedas.

placeholder S7, una gran berlina espectacular.
S7, una gran berlina espectacular.

Es un vehículo realmente divertido cuando se conduce en un circuito porque los límites están muy lejos. Con el motor de 231 caballos permite apurar hasta el máximo las curvas y tampoco su velocidad máxima pone en aprietos al conductor. Además, el cambio manual funciona bien y sobre todo, al tener un motor muy elástico, se hace poco necesario el uso del cambio incluso rodando en un circuito.

Un escalón por encima en nuestras pruebas, el S4 Avant. En este caso ya tenemos los atributos propios de un Audi S, motor V6 biturbo con 354 caballos, cambio automático, el S-Tronic, de doble embrague. En este caso si tenemos ya un vehículo con el que hay que controlar las prestaciones porque se llega muy deprisa a la primera curva.

En este caso nos encontramos un vehículo mucho más deportivo en el que las levas en el volante y los frenos sobredimensionados nos permiten correr mucho más y buscar más los límites. Eso sí, la gestión de los sistemas de ayuda permite hacer algunos excesos y pudimos comprobar cómo se puede deslizar de las cuatro ruedas si se acelera fuerte al salir de la curva sin que el ESP nos limite. La respuesta del vehículo es muy dócil, muy agradable.

El tercer coche que probamos fue un S7. En este caso tuvimos la oportunidad de conducir un V8 biturbo con una potencia de 450 caballos. Esta gran berlina emplea un sistema de tracción total permanente con un diferencial central autoblocante. Normalmente, cuando el coche va rodando bien, sin que patine ninguna de sus ruedas transmite un 60% del par al eje trasero. Eso hace que la conducción sea como la de un vehículo de propulsión trasera pero cuando se presenta algún problema, por ejemplo forzando el ritmo en alguna curva dentro del circuito, entonces el sistema cambia el reparto del par motor y puede llegar a pasar hasta el 70% hacia el eje delantero.

placeholder TTS Roadster, el más divertido.
TTS Roadster, el más divertido.

Es increíble la precisión de guiado que transmite a su conductor el volante y cómo se puede circular muy rápido con una gran berlina de lujo de cinco metros de longitud. Y todo ello gracias a su motor de 450 caballos, a su tracción Quattro específicamente calibrada para esta versión y a su diferencial central autoblocante.

También pude conducir el Audi TT S Roadster, un coche realmente divertido en carretera y también en un circuito como el de Navarra, o el A3 Sportback, un modelo compacto que saca los colores a muchos coches deportivos gracias a su motor de cuatro cilindros con 310 caballos.

Estos son los precios de la gama S de Audi disponible en el mercado español:

  • Audi S1, 231 CV, 35.990 euros
  • Audi S1 Sportback, 231 CV, 36.720 euros
  • Audi S3, 310 CV Quattro S-Tronic, 49.200 euros
  • Audi S3 Sportback, 310 CV Quattro S-Tronic, 51.080 euros
  • Audi S3 Sedán, 310 CV Quattro S-Tronic, 51.810 euros
  • Audi S3 Cabrio, 310 CV Quattro S-Tronic, 59.000 euros
  • Audi S4, 354 CV Quattro S-Tronic, 73.590 euros
  • Audi S4 Avant, 354 CV Quattro S-Tronic, 75.680 euros
  • Audi S5 Coupé, 354 CV Quattro S-Tronic, 78.060 euros
  • Audi S5 Cabrio, 354 CV Quattro S-Tronic, 87.060 euros
  • Audi S5 Coupé, 354 CV Quattro S-Tronic, 78.060 euros
  • Audi S6, 450 CV Quattro S-Tronic, 95.030 euros
  • Audi S6 Avant, 450 CV Quattro S-Tronic, 97.880 euros
  • Audi S7 Sportback, 450 CV Quattro Tiptronic, 103.200 euros
  • Audi TTS Coupe, 310 CV Quattro 60.850 euros
  • Audi TTS Coupe, 310 CV Quattro S- Tronic, 61.190 euros
  • Audi TTS Cabrio, 310 CV Quattro 63.890 euros
  • Audi TTS Cabrio, 310 CV Quattro S- Tronic, 64.080 euros
  • Audi SQ5, 354 CV Quattro Tiptronic, 80.110 euros
  • Audi SQ7 TDi, 435 CV Quattro Tiptronic, 113.130 euros

Audi ofrece a sus clientes una amplia gama de modelos de altas prestaciones, los integrados en la gama S, que está formada por vehículos que van desde el pequeño S1 hasta el S7, incluyendo también versiones de este tipo de sus todocamino. Una gama que se completa con el espectacular TT disponible en versiones cupé y de techo abierto. También hay un modelo S8 y una variante aún más potente el S8 Plus, pero ante el lanzamiento después del verano del nuevo A8, dejaremos fuera esta versión actual. Y por si todo esto fuera poco, Audi también ofrece, para los que buscan una conducción aún más radical, las variantes RS.

Audi
El redactor recomienda