812 Superfast, el Ferrari más potente fabricado en serie en sus 70 años de historia
  1. Motor
PRUEBA EN FIORANO DEL FERRARI 812 SUPERFAS

812 Superfast, el Ferrari más potente fabricado en serie en sus 70 años de historia

Su motor V12 de 800 caballos le convierte en uno de los deportivos más rápidos del mercado, pero al mismo tiempo también es un coche confortable y fácil de conducir

Ferrari acaba de cumplir 70 años de historia desde que lanzara su primer modelo, el 125 S equipado con un potente motor V12 de 1.496 cc con 118 caballos. Y para celebrar este acontecimiento ha desarrollado un modelo espectacular, el 812 Superfast, que es el vehículo más potente fabricado por la marca en serie y solo superado por el LaFerrari y su variante descapotable, el Aperta, ambos vehículos de producción limitada.

Este Ferrari 812 es espectacular en todos los sentidos, sus datos de prestaciones (340 km/h), su diseño exterior e interior, sus capacidades para circular por una carretera o un circuito, pero también lo es su precio: 345.000 euros. Es lo que hay que pagar para tener el que creo que es el mejor Ferrari de la historia por diseño, por potencia, por tecnología y por prestaciones y comportamiento dinámico.

Para probar este súper coche italiano nos desplazamos hasta Maranello, donde se ha desarrollado y donde se fabrica. Allí pudimos rodar por carreteras de segundo orden en las que demuestra su gran poderío. Un coche rapidísimo, sin duda, pero al mismo tiempo fácil de conducir si no se buscan excesos, que por otra parte es muy fácil cometerlos con este vehículo. Y también es muy confortable en su interior, es un coche que combina a la perfección la máxima deportividad con el máximo de confort.

Vea todas las fotos de la prueba con el Ferrari 812 Superfas

La clave de cómo funciona este Ferrari 812 está en el 'manettino', un pequeño selector giratorio de color rojo situado en la parte baja del volante, en su lado derecho. Según el modo que seleccionemos tendremos un coche tranquilo, uno rápido, otro muy radical e incluso uno inconducible si no se tienen las manos y la experiencia de un gran piloto.

El modo más sencillo es el Wet, para suelo mojado, en el que todo funciona con la máxima suavidad, pero lógicamente si no se pisa en exceso el acelerador. El modo normal de utilizar este coche es en sport, con el que combina deportividad y facilidad de conducción. Sobre todo si circulamos en el modo auto del cambio, cuando veremos que a poco que circulemos a 70 km/h ya iremos rodando en séptima. Eso sí, la rapidez del cambio de doble embrague hace que ante un pisotón fuerte cambie dos, tres o cuatro marchas de forma inmediata.

Pero para probar bien este Ferrari y de la manera más segura lo ideal es hacerlo en un circuito cerrado y qué mejor que la pista de pruebas de Ferrari en Fiorano. Tras hacer unos primeros kilómetros con el modo sport seleccionamos el race, el siguiente modo pensado ya más para ser usado en circuito y buscando más los límites del coche. De esta forma su comportamiento se hace más radical, más divertido de conducir, pero todavía es bastante razonable poder controlarlo.

placeholder El espectacular Ferrari 812 Superfast en el circuito de Fiorano.
El espectacular Ferrari 812 Superfast en el circuito de Fiorano.

No hay que estar muy pendiente del momento exacto de acelerar a la salida de la curva, porque si lo hacemos antes de tiempo el eficaz control de tracción limitará las consecuencias y evitará el sobreviraje de un vehículo de tracción trasera con 800 caballos muy activos.

El cambio de marchas es automático de doble embrague con siete marchas y es rapidísimo en su accionamiento. Solo hay que tocar la leva correspondiente y se produce el cambio. En realidad Ferrari dice que son menos de 100 milisegundos lo que tarda en realizarse el cambio de marcha, pero durante nuestra prueba a mi me pareció que era casi instantáneo.

Todavía nos quedan otros dos modos más de conducir, el CT off nos desconectará el control de tracción y entonces sí tendremos que ser nosotros los que vayamos dosificando cuándo aceleramos fuerte o a fondo. Porque de lo contrario, acabaremos como una peonza a la salida de cada curva. Es un modo de conducción más al límite, más radical, pero al mismo tiempo mucho más divertido. Eso sí, requiere su tiempo acostumbrarse a que llevamos 800 caballos disponibles en el pedal del acelerador.

En cuanto al último modo, el ESC off, no llegué a utilizarlo por falta de tiempo, pero el probador que me dio una vuelta al circuito antes de comenzar mi prueba para explicarme las complicaciones del trazado, me aconsejó que no lo utilizara porque es un modo muy delicado y traicionero.

El puesto de conducción del nuevo Ferrari 812 es perfecto, y todo está pensado en la conducción, aunque con los guiños necesarios para transmitir la sensación de que es un coche muy deportivo, pero no radical. Un vehículo confortable y también lujoso. De hecho cuenta con navegador, un completo equipo de sonido, unos magníficos asientos de piel…

En cuanto a su cuadro de instrumentos, es también muy especial. Tiene un gran cuentavueltas en el centro que domina toda la vista del conductor. Sin duda es el elemento clave en un coche como este. El toque de modernidad lo dan las dos pantallas de cinco pulgadas totalmente configurables y situadas a ambos lados del cuentavueltas. En ellas el conductor puede tener toda la información de velocidad, del modo de conducción, de fuerzas “g”, o del navegador, o del equipo de sonido…

Lo que no tiene, y en principio tampoco va a tenerlo, son sistemas de ayuda a la conducción que aporten seguridad, pero que no supongan una mejora en el rendimiento del vehículo. Es decir tiene control de tracción y de estabilidad, pero no tiene frenada de emergencia en ciudad o control de crucero adaptativo, o aviso de cambio de carril. Y es que es un Ferrari, quizá el mejor Ferrari fabricado en serie en los 70 años de historia de la marca fundada por Enzo Ferrari, y por ello es fiel a la tradición del coche deportivo por excelencia.

Ficha técnica

Motor: 12 cilindros en V

Potencia máxima: 800 CV a 8.500 rpm

Par máximo: 718 Nm a 7.000 rpm

Cilindrada: 6.496 cc

Combustible: gasolina

Velocidad máxima: 340 km/h

Aceleración de 0 a 100 km/h: 2,9 segundos

Tracción: trasera

Consumo homologado en ciclo mixto 14,9 litros.

Dimensiones (longitud/anchura/altura), 4,66 x 1,97 x 1,28

Capacidad maletero: 160 litros

Peso en vacío: 1.700 kg

Precio: 345.000 euros.

Ferrari
El redactor recomienda