Citroën C3, solo apto para jóvenes, atrevidos y con personalidad
  1. Motor
PRUEBA CITROëN C3 PURETECH 82 CV

Citroën C3, solo apto para jóvenes, atrevidos y con personalidad

La combinación del motor Puretech de gasolina de tres cilindros con 82 CV y el cambio manual es buena para la ciudad, pero se queda algo justa cuando rodamos por carretera

Tras la llegada del C4 Cactus, un modelo con un aspecto exterior y una personalidad únicos, Citroën ha lanzado un nuevo C3 basado en la misma estética del Cactus, en el que sin duda lo más llamativo es la presencia de los 'airbumps', esas piezas en color negro pensadas para proteger los laterales de los pequeños golpes urbanos del uso cotidiano.

La diferencia es que en este caso del C3 no los hay en el frontal y en la parte trasera, solo en las puertas, y también que no se pueden pedir en otro color que no sea negro. Además, hay versiones del C3 que no incorporan estos 'airbumps' tan característicos de la marca francesa. Pero para dar un toque de personalización, las versiones con 'airbumps' sí pueden llevar un pequeño toque de color, que en el caso de nuestro coche de pruebas era un cuadrado en color blanco.

Sin duda, la personalización es un concepto clave en este nuevo modelo de Citroën, que ofrece nueve colores diferentes de carrocería, algunos de ellos muy llamativos, y también tres colores de techo distintos, además de diferentes elementos personalizables, como la carcasa de los retrovisores, de los faros antiniebla o el montante trasero.

Soy poco dado a emplear motores muy potentes, porque dadas las restricciones cada día mayores al tráfico y la obligación de cumplir los límites de velocidad, es una apuesta poco racional comprar vehículos de muchos caballos. En este caso, el motor de gasolina de 82 caballos que hemos probado, un propulsor de tres cilindros, es suficiente si queremos hacer una conducción normal en ciudad y tranquila fuera del entorno urbano.

Pero si queremos rodar algo más por carretera y con un ritmo un poco más ágil, entonces este motor de 82 caballos se puede quedar algo justo. La alternativa, si nuestra apuesta va por un motor de gasolina, será el Puretech de 110 caballos. Este último motor supone un sobrecoste de 1.400 euros, una cantidad considerable que supone casi un 10% de aumento, pero la calidad de marcha que proporciona es muy superior. Y este motor se ofrece opcionalmente con un cambio automático de seis marchas en lugar del manual de cinco relaciones.

A nivel de suspensiones, es un coche muy pensado para el tráfico urbano y por ello cuenta con unas suspensiones bastante blandas. Esto hace que sea un coche muy confortable, que funciona perfectamente dentro del tráfico urbano. Y también se mueve bien por autopista. Pero las cosas no están tan bien adaptadas cuando nos metemos por carreteras viradas de montaña, donde esas suspensiones blandas juegan en su contra, con unos excesivos balanceos de carrocería, que aunque no llegan a poner en peligro su estabilidad, sí hacen que el comportamiento sea peor.

Ficha técnica

Motor: tres3 cilindros en línea.

Potencia máxima: 82 CV a 5.750 rpm.

Par máximo: 118 Nm a 2.750 rpm.

Cilindrada: 1.199 cc.

Combustible: gasolina.

Velocidad máxima: 168 km/h.

Aceleración de 0 a 100 km/h, 13,0 segundos.

Tracción: delantera.

Consumos homologados (urbano/ extraurbano/ mixto): 5,7/ 4,1/ 4,7 litros.

Dimensiones (longitud/anchura/altura), 3,99 x 1,75 x 1,47.

Capacidad maletero: 300 litros.

Peso en vacío: 1.050 kg.

Precio: 13.500 euros.

Citroën PSA Peugeot-Citroen Tecnología
El redactor recomienda