SE OFRECE CON TRACCIÓN DELANTERA O 4X4

Suzuki Ignis, el todocamino más pequeño

Es un vehículo de solo 3,70 metros pero que gracias a su buena altura libre al suelo, al peso muy reducido y a su tracción 4x4 se convierte en un interesante vehículo de campo

Foto: Aspecto robusto en el nuevo Suzuki Ignis
Aspecto robusto en el nuevo Suzuki Ignis

La moda todocamino sigue creciendo, cada día se venden más vehículos con este estilo diferenciado y la marca japonesa Suzuki se suma a esta tendencia con el lanzamiento de un nuevo modelo que completa su oferta en este segmento. Con el nuevo Ignis se adentra en el segmento más pequeño del mercado pero ofrece en algunas versiones la tracción a las cuatro ruedas.

Suzuki es un gran especialista de dos conceptos muy diferentes de automóviles, por un lado el de los vehículos con posibilidades camperas, pero también en el de los vehículos pequeños, muy buscados en Japón. De hecho el primer todoterreno de Suzuki se lanzó en el año 1970 con el LJ-10, si bien el primero de los conocidos en España fue el SJ410 lanzado en 1981. Ahora, combinando ambos estilos de coche surge el nuevo Ignis que se convierte en un todocamino pequeño, de solo 3,70 metros, pero al mismo tiempo un vehículo bastante amplio por dentro.

Hemos hecho una primera toma de contacto con el nuevo modelo en un recorrido de unos 100 kilómetros por las proximidades de Madrid en el que este modelo nos ha dado una buena sensación en cuanto a su comportamiento. El motor de solo 90 caballos me ha parecido más que suficiente en un vehículo al que no se le pueden pedir prestaciones deportivas. Nuestra toma de contacto la hicimos con tres personas dentro y su funcionamiento fue bastante ágil En cuanto a su caja de cambios es de 5 marchas pero las buenas relaciones del cambio permiten una cierta alegría.

Cuatro buenas plazas.
Cuatro buenas plazas.

Por lo que respecta a su interior, encontramos un coche pequeño por fuera pero bastante bien aprovechado por dentro, eso si, homologado para cuatro plazas. No hay materiales caros, es un vehículo de precio muy ajustado, pero el llevar un acabado bicolor con la parte superior del salpicadero en negro y la parte baja y las protecciones de las puertas en blanco, le dan un aspecto interesante.

Un aspecto en el que destaca este nuevo modelo es por su capacidad de personalización, un aspecto clave para un coche de enfoque juvenil. En el interior se pueden tener piezas terminadas en varios colores diferentes y también en el exterior, con nueve colores de pintura y otras cinco terminaciones bicolor.

En cuanto a habitabilidad, es justa, lógicamente. Pero las plazas traseras son bastante amplias y lo más destacable es que tiene una cota de altura bastante razonable, lo que transmite una mejor sensación de espacio a sus ocupantes. Los asientos traseros son deslizantes en sentido longitudinal lo que permite adaptar el maletero a las necesidades del momento. Este puede pasar de los 260 litros en la posición con los asientos más retrasados hasta los 373 litros cuando estos van en la posición más avanzada.

Interior diferente.
Interior diferente.

Sin rival... salvo el Panda 4x4

Solo me queda un sabor de boca un poco amargo con su estética, sobre todo en su vista lateral, aunque ya saben que eso de la estética es opinable. Pero su parte trasera me parece demasiado “diferente”. Por lo demás, es una alternativa muy interesante, que no tiene otras opciones por su tamaño y su tracción 4x4 salvo la del Panda 4x4.

El nuevo Ignis es eso, un coche completamente nuevo, que emplea la plataforma del Baleno y que por el empleo de aceros de alta resistencia consigue reducir al máximo su peso. Y todo ello sin perder en rigidez, un aspecto clave en un coche pequeño como este. Gracias a ello el peso de partida es de 810 kilos, lo que hace posible unos consumos ajustados de su motorización de gasolina de 1,2 litros de cilindrada.

El Suzuki Ignis ya está a la venta y se comercializa con una única motorización de gasolina de 1.2 litros de cilindrada que desarrolla una potencia de 90 caballos. Además de este motor se ofrece una alternativa con el mismo motor asociado con un sistema semihíbrido, el denominado SHVS, que aporta cuatro caballos adicionales y que permite una mayor eficiencia. Este no es un sistema que permita funcionar en modo solo eléctrico sino que lo que hace es que la energía almacenada en la batería se puede utilizar para reforzar el motor de gasolina con otros 4 caballos en momentos puntuales, lo que permite un cierto ahorro de carburante.

Maletero razonable.
Maletero razonable.

El nuevo Ignis se ofrece en versiones de tracción delantera o con tracción 4x4, si bien tanto la variante semihíbrida de 94 CV como la que monta una caja de cambios automática de cinco marchas solo se pueden combinar con la tracción delantera. Por lo que se refiere a la tracción a las cuatro ruedas, denominada 4x4 Allgrip Auto, distribuye de forma automática el par entre las ruedas delanteras y traseras en función de la adherencia.

Entre su equipamiento, lo más destacable es la presencia de una doble cámara delantera para controlar la distancia con otros vehículos y otros objetos, de forma que puede ejercer la función de asistencia a la frenada en la que también se incluye la detección de peatones y para el aviso de cambio de carril. Y también destacable las luces de tipo LED o la pantalla de 7” disponible en toda la gama que incluye la cámara de marcha atrás y compatibilidad con Apple y Android.

Por lo que se refiere a sus precios, el nuevo Suzuki Ignis ya está a la venta por un precio de partida, con descuento, de 11.200 euros, mientras que el más caro, el 1.2 GLX con tracción 4x4 cuesta con la campaña de lanzamiento 14.450 euros. La campaña de descuentos establecida por la filial española es de 2.000 euros lineales para toda la gama a los que se añaden otros 1.000 euros si se financia con la marca.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios