Vw logró un beneficio atribuido de 5.144 millones

Seat volvió a dar beneficios por primera vez desde 2007

Gran 2016 para Volkswagen, que también consiguió posicionarse como el primer fabricante mundial de automóviles por número de coches vendidos por delante de Toyota

Foto: Seat volvió a dar beneficios por primera vez desde 2007 (Efe).
Seat volvió a dar beneficios por primera vez desde 2007 (Efe).

El Grupo Volkswagen volvió a los beneficios con una cifra de 5.144 millones de euros en el ejercicio 2016 en el que también consiguió posicionarse como el primer fabricante mundial de automóviles por número de coches vendidos al entregar 10.296.997 vehículos a sus clientes en todo el mundo, superando así a Toyota. El resultado operativo antes de extraordinarios creció un 14% hasta alcanzar un valor máximo de 14.623 millones de euros. La buena noticia para España es que Seat también volvió a los beneficios por primera vez desde el año 2007, con un resultado operativo de 153 millones de euros tras las pérdidas de 10 millones de euros alcanzadas en el ejercicio 2015. Seat aumentó su facturación un 3,8% hasta los 8.900 millones de euros, con un incremento del 3,8% respecto al 2015. Y todas las marcas del consorcio alemán terminaron el ejercicio 2016 con beneficios.

Durante el 2016, el grupo que preside Matthias Muller ha sabido cambiar de estrategia, poner el punto de mira en las nuevas tecnologías, en el coche autónomo, eléctrico y conectado, con la estrategia 'Together 2025'. Pero sobre todo en las nuevas tendencias de mercado, como el coche compartido por el que las nuevas generaciones utilizarán el coche sin tener que comprarlo. Y todo ello sin olvidar su principal negocio actual, la producción y venta de turismos y vehículos comerciales de gasolina y diesel. Sin duda, la fortaleza del Grupo Volkswagen es lo que queda claro después de esta Conferencia Anual de Prensa con el anuncio de unos muy buenos resultados si se tiene en cuenta la situación que ha vivido el grupo desde el primer anuncio sobre el escándalo de los motores diesel, en septiembre de 2015. El grupo Volkswagen logró un beneficio de 5.144 millones de euros en el ejercicio 2016, lo que supuso un importante cambio de tendencia respecto a los resultados de 2015, cuando perdió 1.582 millones de euros, cerrando con ello el peor ejercicio de su historia.

Si los resultados son buenos, lo es mucho más el hecho de que además se han aprovisionado fondos por valor de 22.600 millones de euros desde el anuncio del problema de los motores, y de ellos 6.400 millones en el ejercicio 2016. De ellos, solo se han pagado hasta el momento 3.000 millones de euros. Y por si todo esto fuera poco, el grupo alemán tiene una liquidez neta de 27.180 millones de euros con los que hacer frente a cualquier eventualidad. Esta cifra mejoró en un 10,8% con respecto a las cifras al cierre de 2015. De la mano de su nuevo presidente, Matthias Muller, el grupo alemán ha crecido en los principales mercados. Las ventas totales del Grupo aumentaron un 3,8% hasta alcanzar los 10,29 millones de vehículos. El principal crecimiento fue en la región Asia Pacífico, con un aumento de un 9,7% en las ventas, siendo aún mayor el experimentado en el mercado chino, el primer mercado mundial de automóviles, donde el crecimiento del Grupo Volkswagen fue de un 12,2%.

Europa vs. América

En Europa las ventas crecieron un 1,4% hasta alcanzar las 4.062.452 unidades, mientras que en Alemania, su principal mercado europeo, solo aumentaron un 0,2% totalizando 1.292.000 unidades. El peor comportamiento de las ventas de Volkswagen fue en América del Norte, donde solo crecieron un 0,6% totalizando 928.033 unidades. Y también muy malos resultados los logrados en América del Sur, en concreto en Brasil, con descensos de hasta un 34,6% en éste último, como consecuencia de la difícil situación económica de aquel país. En cuanto a las ventas en el mercado Asia Pacífico, aumentaron un 9,8% hasta los 4.282.656 unidades, con lo que el Grupo Volkswagen ya vende más unidades en aquel mercado que en Europa. Y de ellas, 3.975.071 vehículos fueron vendidos en China, donde las entregas crecieron un 12,2 %.

Volkswagen siempre mira hacia adelante y, para mejorar aún más sus ventas, la pasada semana comenzaron las negociaciones con el Grupo Tata para el cierre de posibles acuerdos comerciales. Se trabaja en el desarrollo de un modelo de bajo coste especialmente pensado para aquel mercado. El objetivo es el de entrar con fuerza en un mercado muy cerrado pero con un gran potencial de crecimiento como es el de India. Si se analizan las ventas por marcas, en 2016 todas las marcas del Grupo Volkswagen aumentaron sus ventas con la única excepción de Bugatti. Volkswagen Turismos creció un 3,4% hasta entregar 5.980.307 vehículos, mientras que Audi mejoró un 3,6% hasta los 1.867.738 vehículos. Skoda por su parte hizo 1.126.477 vehículos con un aumento del 6,7% mientras que la española Seat mejoró sus entregas un 2,2% hasta totalizar 408.703 unidades. Porsche creció un 5,6% hasta alcanzar los 237.778 vehículos.

Y entre las marcas de lujo, Bentley aumentó sus entregas un 9,1% hasta totalizar las 11.023 unidades, Lamborghini por su parte entregó 3.457 vehículos con un crecimiento de un 6,5%. En cuanto a la marca Porsche, entregó 237.778 unidades, lo que supuso un aumento de un 5,6%. Aunque la marca del grupo que logró el mayor crecimiento de ventas fue Volkswagen Vehículos Comerciales, la división de furgonetas y camiones de reparto consiguió un incremento del 11,4% hasta las 480.100 unidades. La única marca en negativo por entregas fue Bugatti. La división de deportivos de superlujo solo entregó una unidad en 2016, mientras que en 2015 fueron 23 unidades. La razón es la llegada de un nuevo modelo, el Chiron, que sustituye al Veyron. Las entregas del nuevo modelo, que conlleva un plazo de fabricación de nueve meses desde que se realiza el pedido, han comenzado este mes de marzo, mientras que antes solo se había entregado una unidad.

Así será el nuevo Bugatti Chiron (Reuters)
Así será el nuevo Bugatti Chiron (Reuters)

Muchos modelos nuevos

Para el año 2017, Muller prevé un crecimiento moderado del mercado mundial pero es optimista sobre los resultados de su empresa. El Grupo Volkswagen espera con ello aumentar sus ingresos en torno al 4% en 2017. Para ello cuenta con una verdadera oleada de nuevos modelos que llegarán a todas las marcas del grupo. Si hablamos de la marca Seat, este año van a llegar al mercado tres nuevos modelos muy importantes como son el nuevo Ibiza, presentado en el Salón de Ginebra que supone una gran apuesta de futuro por la utilización de la plataforma MQB-A0 por primera vez en el grupo Volkswagen. Durante el año 2017 llegará un TT con la base del nuevo Ibiza, el nuevo Seat Arona, y antes de final de año se presentará un todocamino más grande que el Ateca que vendrá a completar la gama SUV de Seat.

En la marca Volkswagen también llegarán modelos muy importantes este año, como el nuevo Polo fabricado en la planta de Navarra y también un nuevo todocamino basado en la plataforma del Polo, la MQB-A0. Completando la estrategia de fortalecimiento de la gama SUV también llegará un nuevo Touareg, el todocamino grande de la marca, y una nueva versión de carrocería larga del Tiguan. Skoda por su parte lanzará el nuevo Yeti, que también se integra en la política de fortalecimiento de las gamas todocamino. No en vano uno de cada cuatro vehículos vendidos en la UE en 2016 fue un SUV, mientras que esta proporción aumenta hasta uno de cada tres coches vendidos en el caso de España.

Seat obtiene un beneficio operativo de 153 millones en 2016

Y también serán lanzamientos muy importantes en el grupo Volkswagen el nuevo Audi A8, que supone un importante paso adelante hacia la conducción autónoma, el nuevo Porsche Cayenne que tantos éxitos ha dado a la marca de deportivos o el Bentley Continental GT. Pero el grupo Volkswagen también apuesta por las nuevas tecnologías en cuanto a motorizaciones eléctricas y en el periodo 2017-2018 tiene previsto lanzar 10 modelos con propulsión eléctrica. Y en un periodo de tiempo más largo, hasta 2025 lanzará hasta 30 nuevos modelos eléctricos. En opinión de Matthias Muller, "los resultados demuestran que el grupo está posicionado muy sólidamente, tanto en términos operacionales como financieros. Esto nos hace ser optimistas respecto al futuro. La nueva estructura del grupo, con una responsabilidad más descentralizada, reforzará nuestras marcas y regiones y aumentará nuestra proximidad con los consumidores. Esta nueva estructura permitirá al grupo ser más rápido y eficiente, así como estar más centrado".

Se prevé que los ingresos de ventas del Grupo Volkswagen y de las Áreas de Negocio de Automóviles y Vehículos Comerciales crecerán hasta un 4% anual en 2017. En términos del resultado operativo del grupo, Volkswagen anticipa un rendimiento operativo de las ventas de entre el 6,0% y el 7,0% en 2017. Un ejemplo más de la fortaleza del Grupo Volkswagen es que la propuesta del pago de dividendos es de 2,0 euros por acción ordinaria, cuando el ejercicio 2015 se pagó a 0,11 euros, mientras que para las acciones preferentes el pago propuesto es de 2,06 euros por acción, cuando en 2015 fue de 0,17 euros. Por el contrario la política de retribuciones para los directivos del consorcio alemán experimentó una importante reducción. Los ingresos del presidente del consorcio alemán, Matthias Muller se redujeron en un 40%, mientras las retribuciones de todo el staff directivo del grupo pasaron de los 63.244.460 euros en el ejercicio 2015 a 39.547.612 euros en el 2016.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios