CON un GRUPO MOTRIZ ELÉCTRICO DE 402 CABALLOS

Al volante del prototipo DS E-Tense por las calles de Madrid

Este concept, desarrollado por la marca para ser mostrado en el Salón de Ginebra de 2016, funciona y podría llegar a la producción tras registrar PSA este nombre

La marca DS presentó en el Salón de Ginebra de 2016 un espectacular concept denominado E-Tense, bajo el que se escondía un deportivo biplaza de aspecto futurista y con una motorización 100% eléctrica. Un prototipo que parece tener futuro dentro de la nueva marca de lujo francesa que ya ha registrado este nombre y que hemos podido conducir por las calles de Madrid.

Es muy poco frecuente que una marca de coches permita conducir un prototipo, sobre todo cuando se trata de un vehículo muy tecnológico y futurista, porque lo normal es que bajo esa carrocería tan llamativa haya poca cosa real. Pero DS nos ha demostrado lo contrario, que el E-tense es mucho más que un simple “show-car” y que es un coche perfectamente utilizable en la vida real, aunque con algunas limitaciones lógicas.

Pero antes de nada, una pequeña introducción de lo que es realmente el E-tense, un concept de 4,7 metros de longitud y 2,08 metros de anchura, mientras que su altura es muy limitada con sus 1,29 metros. Es decir, 35 cm más largo y unos 10 cm más ancho que un Porsche 718 Boxster, pero con la misma altura. Y también tiene la misma configuración interior del habitáculo, la de un dos plazas. Donde el concept de DS es muy innovador es en lo que se refiere a su aspecto mecánico. Tiene tracción a las ruedas traseras y se mueve con un equipo motriz que suma 402 caballos.

Lo que nos encontramos al comenzar con nuestra prueba fue un coche realmente espectacular. En la puerta del DS Store de Madrid, en la calle Dr. Esquerdo, todos los peatones que pasan por allí se quedan mirando al coche. Es muy llamativo por sus dimensiones y por su color de la carrocería, un verde metalizado muy intenso.

Pero también por su diseño realmente rompedor. Por ejemplo su frontal exageradamente bajo, como buen deportivo que es, o su zaga en la que encontramos un gran difusor con formas muy similares a las de los últimos Ferrari. También es llamativa su zaga por el hecho de que no hay un cristal trasero. Eso ha abierto a los técnicos la posibilidad de jugar con el retrovisor electrónico, una cámara y la proyección de la imagen en el interior. Para que al conductor le resulte lo más fácil posible adaptarse a esa nueva tecnología, esa imagen se proyecta sobre una pantalla situada donde habitualmente encontraría el retrovisor interior.

Otro aspecto innovador es el sistema de iluminación, y es que cuenta con un sistema formado por módulos LED, el Active visión que suponen la iluminación del futuro para el automóvil. Y en la parte trasera, la integración de los grupos ópticos en el techo que son un guiño al legendario DS de 1955, aquel “tiburón” que ya forma parte de la historia del automóvil. Esta tecnología de la iluminación, como otras empleadas en el nuevo E-Tense son solo avances de lo que pronto tendrán los nuevos modelos de DS.

Su interior es una combinación poco habitual en la que se unen el estilo lujoso propio de los artesanos franceses, junto a una gran deportividad. Los materiales son un buen ejemplo, los cueros pulidos, algunos de color verde, y pespunteados en los asientos y el aluminio tramado en la consola central. El cuidado por el detalle y la búsqueda de nuevas vías para el diseño que definen a DS Automobiles se aprecian en detalles como el volante de forma acampanada.

Pantalla táctil de 10'.
Pantalla táctil de 10'.

Pero más allá de ese lujo, la experiencia a bordo del DS E-Tense está marcada por la tecnología, con una instrumentación digital de alta definición, con un cuadro de instrumentos digital de 12'' asociado con una pantalla táctil de 10” en el centro de la consola, y también con el retrovisor digital.

Integrada en el sistema de climatización, la innovadora tecnología 'clean cabin' permite una protección activa de los ocupantes. Detecta, analiza y filtra de forma permanente los elementos contaminantes que provienen del exterior, saneando el aire en el habitáculo. También el sonido es de lo mejor, ya que cuenta con 9 altavoces de alta fidelidad Focal Utopia que transforman el interior del DS E-Tense en un auditorio para los más exigentes.

Pero lo que más aporta en el coche es su sistema tecnológico y su esquema de funcionamiento 100% eléctrico derivado de su gran experiencia en el mundo de la competición y en concreto de la Fórmula E. El resultado, una mecánica de 402 CV 100% eléctrica con un par motor de 516 Nm que están disponibles desde el momento de la arrancada. Lo mejor es que este “supercar”, capaz de alcanzar los 250 km/h, permite una autonomía en ciclo urbano de 360 kilómetros, según las informaciones facilitadas por la marca. Una distancia recorrida, por cierto, con cero emisiones en su utilización.

Sentarse al volante de este vehículo es una experiencia muy especial, sobre todo teniendo en cuenta que nuestra toma de contacto la hicimos por las calles de Madrid, en un entorno con mucho tráfico y con lluvia. Su puesto de conducción es como el de un buen deportivo, con una posición muy baja y con las piernas en posición muy vertical. Sorprende, lo primero de todo, mirar por el espejo retrovisor interior y ver una pantalla digital, eso sí, con todo lo que hay detrás del coche perfectamente a la vista de forma muy nítida.

Al volante del DS E-tense.
Al volante del DS E-tense.

Solo tenemos que poner en marcha el coche y cuando tenemos el ready en el cuadro acelerar. El E-Tense tiene una muy buena capacidad de aceleración, con un par motor similar al de un Porsche, pero que está disponible desde el momento de la arrancada. Eso sí, tampoco forzamos mucho el acelerador, primero por la cantidad de coches que nos rodeaban y porque se trata de un concept, un vehículo único hecho a mano.

Pero acelera con mucha fuerza. Cuando le pregunto al ingeniero que me acompaña sobre las levas del cambio me comenta que aunque el coche tiene tres marchas que se seleccionan con las levas del volante, en realidad para una prueba como esta, dentro de Madrid y con 50 km/h de límite, solo circularemos en primera, ya que en primera aguanta hasta los 100 km/h y no voy a llegar a esa velocidad. Y me hace entonces una advertencia, que tenga cuidado cuando se arranca desde cero en una cuesta arriba pronunciada, porque puede patinar.

Sigo haciendo mi recorrido, que aproximadamente supone una media hora por algunas de las calles principales de Madrid, sin demasiados problemas por la propia conducción, eso si siempre más pendiente de los otros coches cuyos conductores van mirando el E-tense que de la propia conducción del vehículo. Sus retrovisores laterales exteriores son de un tamaño bastante pequeño y no ofrecen una gran visibilidad.

Es un coche eléctrico, y como tal su funcionamiento es muy agradable. Acelerar es muy sencillo, no hay que ir pendiente del cambio en ningún momento, y cuando se trata de frenar, en muchos casos simplemente con levantar el pie del acelerador ya es suficiente con la retención como para detener el vehículo y permite recargar la batería. Pero tiene unos frenos muy potentes.

Ahora el futuro del DS E-Tense es un poco una incógnita. En principio no era mucho más que un simple “show-car” pero el hecho de que la marca haya incorporado el motor y toda la tecnología necesaria para permitirle rodar supone un nuevo paso adelante. Como también lo es el hecho de que hayan registrado el nombre de E-Tense, algo que puede dar pie a pensar que estudia fabricar este modelo en serie.

Por supuesto, sería un modelo de serie limitada, pero resultaría muy importante para el lanzamiento de una marca de coches de lujo a la francesa como es DS el contar con un modelo tan emblemático como este si se llega a fabricar algún día. Citroën siempre se ha caracterizado por lanzar al mercado coches revolucionarios en todos los sentidos.

Hace muchos años con el 11 Ligero, con el 2 CV o con el Mehari, con el CX, con el revolucionario DS, antecesor de esta nueva marca con su legendario 'tiburón'. O con el SM, una espectacular e innovadora berlina de lujo bajo cuyo capó motor escondía un potente propulsor de Maserati. Quizá el siguiente vehículo transgresor de lo establecido en el Grupo PSA sea el DS E-Tense, un espectacular Gran Turismo de dos plazas y con una motorización eléctrica de 402 caballos y con más de 300 kilómetros de autonomía.
Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios