Lexus y el glamour de los grandes del lujo
  1. Motor
la división de lujo de toyota

Lexus y el glamour de los grandes del lujo

Presenta en un evento en Miami un espectacular yate deportivo de 966 caballos y una nave espacial, el Skyjet, protagonista de una película de ciencia ficción

Lexus, la división de vehículos de lujo del primer fabricante mundial de automóviles, Toyota, ha saltado el listón del sector de automoción para convertirse en una compañía multidisciplinar centrada en la máxima expresión del lujo, la distinción y la clase. Los últimos ejemplos son el Sport Yacht Concept, un yate con dos motores y 964 caballos de potencia, y el Skyjet, uno de los protagonistas de la futurista película 'Valerian y la ciudad de los mil planetas'.

La compañía Lexus se creó en el año 1989 para vender coches de lujo principalmente en Estados Unidos. Por ello su nombre es el acrónimo de Luxury Export United States. Con el paso de los años se ha convertido en una referencia del segmento premium del automóvil a nivel mundial en base a dos conceptos básicos pero claramente diferenciadores. Por un lado las máximas prestaciones, con sus modelos de la serie F o con el LFA, pero sobre todo por sus vehículos híbridos. En este último concepto de la hibridación es la marca número uno en el mundo, la que ofrece la gama más amplia de modelos de este tipo.

Y es que no hay ninguna otra marca que ofrezca una gama completa de vehículos con este tipo de motorización que combina un propulsor de gasolina con otro eléctrico. Modelos que abarcan todos los segmentos, desde el compacto hasta la berlina de superlujo pasando por vehículos de tipo coupé con espectaculares carrocerías. Y también es el único fabricante con implantación en Europa que no tiene un diesel en su gama, junto a Rolls Royce, Aston Martin o Lamborghini.

La última gran novedad de la multinacional japonesa, el LC 500, es un vehículo que ofrece las dos tecnologías que son claves en la marca japonesa, las prestaciones deportivas y la hibridación. Y es que si el LC500 cuenta con un propulsor de 477 caballos, mientras que en el caso del LC500h, con su motor híbrido, la potencia se reduce a 360 caballos, pero sus prestaciones son casi igual de deportivas.

Con estos dos modelos tuvimos la oportunidad de hacer una primera toma de contacto en el circuito de Palm Beach, en el estado norteamericano de Florida. Dos coches que transmiten a su conductor la máxima deportividad en un vehículo que funciona por igual en una pista muy rápida y selectiva como aquella, que en las calles de una gran ciudad en las que hay que tener cuidado con la velocidad, pero donde no hay que renunciar a la diversión.

Al sentarse al volante de cualquiera de estos dos modelos lo que encontramos es un coche único. No hay parecidos con sus rivales alemanes, porque el estilo que Lexus imprime a sus modelos es realmente único. La tapicería en una terminación bicolor muy elegante o su completo salpicadero que ofrece la máxima información y la necesaria ergonomía, pero todo ello tratado bajo un enfoque de lujo intachable.

Un cuadro de instrumentos redondo con mucha información disponible y ya podemos empezar a rodar por la pista. Primero lo hicimos con el LC500 de gasolina y su motor de 477 caballos. La sensación que se tiene al subirse en el coche es la de que estamos a los mandos de un coche de lujo… pero todo cambia cuando después de poner el coche en marcha llegamos a la primera curva y vemos cómo se sujeta el coche y dónde pueden llegar a estar los límites del coche.

Tengo que reconocer que para estas vueltas íbamos con un piloto local en el coche para contarnos cómo era el circuito en cada curva. Y sobre todo, hasta dónde se podía pisar el acelerador de forma segura en cada zona. Pero de verdad que los límites de este modelo son realmente impresionantes, como comprobamos en un par de vueltas a este emblemático trazado.

Es un modelo, el LC500, con dos variantes muy diferentes de motorización pero con un mismo enfoque en el que se combinan prestaciones muy deportivas junto al estilo y el lujo de un coupé Premium. El vehículo ya está a la venta en el mercado español por un precio de 140.000 euros mientras que la variante híbrida se vende por 120.000 euros, aunque las primeras entregas serán en abril.

Junto a la toma de contacto con estos dos modelos, la marca japonesa ha aprovechado la ocasión de una presentación mundial en Estados Unidos para ofrecer a los periodistas llegados de todo el mundo, una visión global de lo que es la nueva Lexus, una compañía multinacional comprometida con el lujo y el estilo de vida Premium en todos los sentidos.

Por un lado la marca también ha mostrado allí el Sports Yacht Concept. Se trata de un barco con un estilo muy especial pero en el que se integra la máxima tecnología disponible en el mundo de la náutica. No hay que olvidar que uno de los pilares de Toyota, el primer fabricante mundial de automóviles, y casa matriz de Lexus, es la fabricación de barcos y de ahí que este modelo firmado por Lexus no sea un caso tan extraño.

Lo que se esconde en el Sports Yacht Concept es una motorización que tiene su origen en el mundo de la automoción. Y es que para moverse con rapidez por el agua emplea dos unidades del motor del Lexus GSF, un V8 de 477 caballos. Con ello, su potencia máxima es de 964 caballos. Esta elevada potencia unido a un peso muy bajo le permite alcanzar los 43 nudos en el mar. Este barco firmado por Lexus representa, en el mundo de la náutica, el mismo concepto de los automóviles de lujo y altas prestaciones de Lexus.

Para conseguir estas prestaciones se han empleado sofisticados materiales, como la fibra de carbono, con el objetivo de reducir al máximo el peso. Esto permite no solo conseguir esas elevadas prestaciones sobre el agua sino también reducir su consumo, otro aspecto clave en la marca. En concreto, y en comparación con un barco de similares características, este barco de Lexus pesa 1.800 kilos menos.

También la terminación ha sido cuidada al máximo, como en los modelos de cuatro ruedas de Lexus. Un completo cuadro de instrumentos, la máxima tecnología sobre navegación instalada, un sistema de apertura y cierre eléctrico de toda la parte trasera del barco. Una tapicería de piel blanca de la máxima calidad, símbolo inequívoco del estilo Lexus.

Este barco es solo una demostración de lo que Lexus podría hacer en este mundo de la náutica, pero no es el principio de una nueva línea de negocio por parte de la marca japonesa ni nada parecido. En un principio no habrá más barcos bajo la marca Lexus ni este se va a poner a la venta. Es, por poner un símil con el mundo de la automoción, un prototipo como los que se muestran en los salones del automóvil. Aunque en este caso funciona perfectamente, como pudimos comprobar en su llegada al puerto de Miami. En su interior viajaba Akio Toyoda, el máximo responsable de Toyota y de Lexus.

La otra gran novedad que nos esperaba durante el evento de Lexus era el Skyjet, una futurista nave espacial monoplaza que se emplea en la grabación de la película de ciencia ficción 'Valerian y la ciudad de los mil planetas'. Se trata de un film en el que se avanza la vida en el siglo XXVIII. Esta película, que se estrenará en 2017, está protagonizada por Cara Delevingne y Dane DeHaan, y ha sido creada por la productora EuropaCorp. One Film Studio.

El equipo de la película Valerian creó el Skyjet con la ambición de contar con un vehículo basado en la realidad, pero propio del mundo de Valerian, que se adelanta 700 años hacia el futuro. El equipo creativo de la productora se reunió con el ingeniero jefe de Lexus, Takeaki Kato, y con el equipo de diseño de Lexus, para discutir la incorporación de tecnologías creíbles, imaginativas y rasgos característicos del diseño contemporáneo en el desarrollo final del Skyjet.

Por ello, el diseño de Skyjet incorpora una interpretación moderna y adaptada de la parrilla con la firma de Lexus, y un diseño de su equipo de iluminación que recuerda el incorporado en el último modelo de Lexus, el LC500, con su forma atlética y aerodinámica.

'Valerian y la ciudad de los mil planetas' cuenta con un reparto de estrellas que incluye a Clive Owen, Ethan Hawke, Rihanna y Kris Wu. Esta es la película más ambiciosa de Luc Besson hasta la fecha y es la que cuenta con el mayor presupuesto de la historia del cine europeo. El largometraje es una adaptación de la serie cómica francesa 'Valérian', escrita por Pierre Christin e ilustrada por Jean-Claude Mézières. La película está producida por Virginie Besson-Silla.

Lexus Toyota
El redactor recomienda