SE ACTUALIZA Y OFRECE UN MAYOR DINAMISMO

Nuevo Mazda 3: el compacto que rompe las normas se renueva

La marca japonesa pone a la venta una evolución del modelo, disponible en carrocería de 5 puertas y berlina, que incorpora el sistema G-Vectoring y motores más silenciosos

Mazda lanza al mercado una evolución de su modelo compacto, el Mazda 3, con cambios en su exterior e interior, con mejoras en el ruido y el rendimiento en el caso de sus versiones diésel y con una mejor dinámica de marcha por la incorporación del sistema G-vectoring, que permite optimizar la entrega de par sobre cada rueda. Sale a la venta en versiones de cinco puertas y sedán por un precio que parte de los 16.000 euros.

Mazda es una marca que desde hace años ha implementado una nueva forma de hacer las cosas, diferente a lo que hace el resto de fabricantes. Si los demás optan por emplear motores de gasolina de menos cilindrada con turbo, la compañía japonesa se enfoca hacia motores de más cilindrada sin turbo. Para conseguir un rendimiento similar emplea una relación de compresión más elevada de lo habitual. Y el resultado es excelente, tanto por su dinamismo de conducción como por sus cifras de consumo.

Y lo mismo hace con las cajas de cambio: cuando la mayoría opta por las de doble embrague, Mazda emplea un cambio automático convencional pero que gracias a diversos sistemas mecánicos obtiene un funcionamiento similar al de uno de doble embrague, pero más sencillo y barato. Y lo mismo ocurre con sus cambios manuales, muy suaves y rápidos en su accionamiento.

El Mazda 3 es un modelo clave para la marca con sede en Hiroshima (Japón). Desde su lanzamiento ha vendido más de cinco millones de unidades de este modelo compacto que se ofrece con dos carrocerías, la de tipo compacto de cinco puertas y una variante de estilo berlina, pero en la que el vano del maletero es corto y muy discreto, aunque muy capaz.

Puesto de conducción retocado
Puesto de conducción retocado

Este nuevo Mazda 3 mantiene inalterada esta filosofía, y por ello su gama de motores es la misma que la de la generación anterior, aunque, eso sí, ofrece un funcionamiento aún más suave y silencioso. La gama tiene tres variantes de gasolina y dos diésel. De las primeras las alternativas son un propulsor de 1,5 litros con 100 caballos, por encima otro de 120 CV y como tope de gama el 2.0 de 165 CV. Y en el apartado diesel, las opciones son el 1.5 de 105 caballos, que ofrece un funcionamiento ágil y muy agradable, con un escaso nivel sonoro, y la variante más potente es el 2.2 de 150 caballos.

Los motores turbodiésel se benefician de tres nuevas tecnologías: High-Precision DE Boost Control, que hace un ajuste más preciso de la inyección, Natural Sound Smoother, que gracias al empleo de un bulón entre el pistón y la biela reduce la vibración típica de los diesel y Natural Sound Frequency Control, que gracias a un ligero ajuste en la sincronización del motor tam,nbiém reduce las vibraciones. Todas ellas contribuyen a mejorar la capacidad de respuesta del motor, a disminuir la sonoridad y las vibraciones, y a mejorar la calidad de la conducción.

A nivel estético las novedades más destacables pasan por su frontal, con una nueva parrilla que ofrece un efecto tridimensional y con unos grupos ópticos que son de Led en los acabados más completos. También incorpora unas nuevas llantas de aleación de 18 pulgadas.

El espacio interior adaptado al conductor ha evolucionado, con actualizaciones que se centran en la incorporación de un freno de estacionamiento eléctrico (de serie en los acabados Style y Luxury) y en un nuevo volante de cuero. En su conjunto el nuevo Mazda transmite una mayor sensación de calidad percibida que su antecesor, que ya era muy buena. Tanto el Head Up Display como el cuadro de relojes se han revisado para facilitar la lectura de los instrumentos. La pantalla Head Up Display ahora es en color, y mejora su contraste y su legibilidad.

Las revisiones de la suspensión delantera MacPherson y la trasera multibrazo se han centrado en proporcionar un mayor confort en carretera y en reducir la vibración, lo que permite mejorar el tacto de conducción propio del Mazda3. También incluye el G-Vectoring Control (GVC), que se encarga de optimizar continuamente la entrega de par motor repartiendo la carga en cada rueda, lo que contribuye a una conducción precisa y un mayor confort.

Conducción cómoda
Conducción cómoda

También mejoran los sistemas de seguridad del nuevo Mazda 3. La introducción de una nueva cámara delantera con sensores ha incrementado la eficacia de las tecnologías de Mazda i-Activsense, entre las que destacan el sistema de asistencia a la frenada en ciudad, la frenada de emergencia, el sistema de reconocimiento de señales de tráfico y los faros de led adaptativos.

El nuevo sistema Advanced SCBS (de serie en los acabados Style y Luxury) ofrece una detección a mayor distancia, incluyendo desde ahora también a peatones, y un ángulo de visión más amplio, incrementándose el límite máximo de operatividad hasta 80 km/h. El SBS también ofrece ahora un rango de velocidad mayor para el frenado automático, aumentando su operatividad hasta los 160 km/h.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios