Nuevo Citroën C3, un coche para compartir en las redes sociales
  1. Motor
LOS AIRBUMP LE HACEN UN COCHE MUY DIFERENTE

Nuevo Citroën C3, un coche para compartir en las redes sociales

El nuevo modelo, ya a la venta, se ofrece con una carrocería con los llamativos airbump pero hay disponibles versiones sin estos elementos estéticos y de seguridad

Citroën ha puesto a la venta un nuevo C3 que ha sido completamente renovado tanto en su exterior como en el interior y en su aspecto mecánico. Un coche muy interesante, sin duda, para jóvenes que necesitan un vehículo ágil con el que moverse por la ciudad. Lo mejor es su grado de personalización, casi interminable, y la presencia de una cámara frontal para tomar imágenes y compartirlas en las redes sociales.

El nuevo C3 ha sido diseñado sobre la nueva plataforma A del Grupo PSA, ofrece mejor amortiguación y un aislamiento acústico muy bueno, lo que hace que el nuevo modelo de CItroën destaque por ofrecer un gran confort de marcha y de utilización como pudimos comprobar en la primera toma de contacto realizada en las proximidades de Barcelona.

Tiene muchas innovaciones en todos los sentidos desde su estética hasta su equipamiento, pero hay dos elementos que le hacen único en el mercado, como son sus airbumps, y la cámara frontal. En cuanto a los primeros, esas pìezas de color negro, aunque están disponibles también en otros colores, que le dan una personalidad propia, que sirven para reducir las consecuencias de esos pequeños golpes en el entorno urbano. Son ya conocidos puesto que se emplean en el C4 Cactus.

El otro tema es una cámara, que va situada en el parabrisas delantero, y que permite hacer videos o fotos a gusto del conductor o del acompañante. Tiene una función más lúdica, porque permite tomar imágenes del recorrido y luego poder compartirlas en las redes sociales. Pero también tiene un interés de cara a la seguridad, ya que con esta cámara se graban situaciones en las que se puede producir un choque. De esta forma, estas imágenes se podrán utilizar para conocer exactamente lo que ha pasado y hasta servir como prueba del siniestro.

Esta tecnología se denomina ConnectedCAM, consta de una cámara conectada con un objetivo gran angular de 120°, full HD, 2,0 megapíxeles, un GPS y una memoria interna de 16 Gb. Además de grabar foto o video según la presión sobre el botón, también permite guardar su posición para encontrar más fácilmente el vehículo en caso de pérdida.

Citroën ha vendido desde el año 2002 más de 3,5 millones de unidades de su anterior modelo C3, lo que demuestra el interés que para la marca tiene este vehículo. Además, 1 de cada 5 coches vendidos en Europa por la marca es un C3. Y para desarrollar el nuevo modelo, Citroën ha hecho caso de lo que los clientes le han pedido, un coche único y conectado.

Sin duda este coche es eminentemente urbano y el cliente al que va dirigido es joven. De ahí esta cámara, única en el mercado al menos por el momento, y también su elevado grado de personalización. El nuevo CItroën C3 permite unas combinaciones de colores que le hacen una buena alternativa para personas que buscan un coche distinto pero sin tener que pagar mucho dinero por ello.

En este sentido hay 36 variantes de color diferentes, gracias a los tres colores de techo, blanco, negro y rojo, que se combinan con los nueve colores de carrocería y con tres ambientes interiores disponibles. Este acabado bicolor de la carrocería es una de las claves del nuevo modelo y la fábrica tiene previsto poder hacer más del 50% de las unidades con este acabado. Estas posibilidades de personalización se amplían notablemente con los airbumps de diferentes colores y con otros elementos.

Este C3 2017 es un vehículo del segmento subcompacto, por lo que sus rivales son los Seat Ibiza, Opel Corsa o Renault Clio. Mide 3,99 metros, pero ofrece una carrocería de cinco puertas con un habitáculo también de cinco plazas. Las plazas traseras son algo justas, pero son similares a las de sus principales rivales. Y el maletero es uno de los mejores del segmento, con nada menos que 300 litros. Con respecto a su antecesor ha crecido en longitud, 5 centímetros más, pero también en anchura donde gana otros 2 cm. Con ello, ofrece un habitáculo más amplio que el de su antecesor.

Vayamos ya con su aspecto mecánico, en el que este nuevo C3 aporta unas mecánicas muy eficientes y ecológicas. Y es que la oferta de motores del grupò PSA es de lo mejor que hay en el mercado. Los propulsores Puretech de gasolina de tres cilindros destacan por su bajo consumo, mientras que los diesel, de la familia BlueHDI, son muy ecológicos.

Gracias al empleo de un catalizar de reducción y al empleo de AdBlue, permiten reducir drásticamente las emisiones de óxidos nitrosos y de otras peligrosas sustancias que emiten los motores de gasóleo. En concreto, este C3 se ofrece desde su lanzamiento con tres variantes de gasolina, de 68, 82 y 110 caballos, mientras que los diésel son los BlueHDI de 75 y 100 CV con la tecnología AdBlue. Y todos ellos con el sistema stop&start de serie.

El C3, un coche eminentemente juvenil, ofrece mucha tecnología en su interior, como la navegación Citroën Connect Nav con reconocimiento de voz, el sistema Mirror Screen para conectar un smartphone y duplicarlo sobre la pantalla central o la cámara de visión trasera con sensores de ayuda al aparcamiento. También puede incorporar según versiones la ayuda al arranque en pendiente, la alerta de cambio involuntario de carril, el control de ángulo muerto, el indicador de descanso recomendado y la llamada de emergencia mediante el servicio Connect Box, entre otros.

En esta primera toma de contacto, quizá lo que más me ha llamado la atención es el gran confort de marcha que proporciona a los ocupantes del vehículo, tanto en las plazas delanteras como en las traseras. También el silencio que ofrece incluso rodando en el tráfico urbano, algo que siempre se agradece.

El tema de la cámara es realmente fácil de usar. Tan solo hay que determinar dónde está exactamente el botón, es difícil de verlo físicamente, pero una vez controlado solo hay que presionar más o menos tiempo para que comience a grabar un video o a tomar una foto. Luego se pasan estos ficheros por Bluetooth al smartphone y desde allí a las redes sociales casi inmediatamente.

En cuanto a sus precios, oscilan entre los 11.750 euros de la versión de acceso con el motor de gasolina de 68 caballos y llegan hasta los 18.450 euros que cuesta la variante diesel con el motor de 100 caballos y con el acabado más completo.

Citroën PSA Peugeot-Citroen Redes Sociales Tecnología GPS
El redactor recomienda