Infiniti QX30, la mayor altura libre al suelo
  1. Motor
CON MOTOR DE 170 CV Y CAMBIO DE DOBLE EMBRAGUE

Infiniti QX30, la mayor altura libre al suelo

La atura libre y la tracción 4x4 de serie le posicionan como un vehículo con posibilidades camperas, pero por su estética es más un llamativo vehículo compacto

La multinacional japonesa Infiniti lanza al mercado español el QX30, un vehículo basado en la plataforma del modelo compacto Q30 pero al que añade un toque de vehículo todocamino por sus pasos de rueda protegidos y su mayor altura libre al suelo, además de su tracción 4x4. Un coche a la venta desde 33.990 euros con la campaña de descuento incluida.

Infiniti es una de esas marcas que está creciendo muy por encima de lo que lo hace el mercado, con un incremento acumulado hasta septiembre de un 108%. Un resultado que se basa en el éxito comercial del Q30, modelo del segmento compacto que se encuadra entre los vehículos Premium. Un vehículo que compite con modelos como el BMW Serie 1, el Audi A3 o el Mercedes Clase A. Lo que le hace diferente a todos estos modelos, es que el Q30 de Infiniti tiene una mayor altura libre al suelo, con las ventajas que esto conlleva, pero sin perder un magnífico comportamiento en carretera.

Foto: prueba-infiniti-q30-compacto

Pues si el Q30 es más alto que sus rivales en lo que a distancia al suelo se refiere, de la misma forma lo que hace diferente a esta nueva variante todocamino QX30 frente a sus rivales es que también es más alto en esta medida de distancia al suelo. Y es que los 20,2 centímetros de altura libre al suelo que ofrece el modelo de Infiniti son muy superiores a los 16,4 cm del Mercedes GLA con el acabado off-road, a los 17 cm del Audi Q3 o los 18,3 cm. que tiene el BMW X1.

Y eso marca sus diferencias frente a su competencia y posiciona a este modelo como un vehículo con dos personalidades muy bien diferenciadas. Por un lado es un modelo del segmento todocamino por sus posibilidades camperas gracias a esa mayor altura al suelo y su tracción 4x4. Pero al mismo tiempo es un vehículo compacto de aspecto muy llamativo y diferente que puede pasar como un modelo compacto más. Lógicamente, no tiene el aspecto de los modelos SUV comparables, el BMW X1 o el Audi Q3 que tienen una carrocería más alta y más voluminosa.

Este QX30 es más un vehículo que deriva de un turismo compacto, pero con todos los atributos necesarios para hacer de él un coche diferente, que es lo que busca la mayoría de los clientes de este segmento todocamino Premium.

La distribuidora de Infiniti para el mercado español ha previsto una gama muy sencilla para este modelo, ya que solo se ofrece un motor, con la tracción 4x4 de serie, con una caja de cambios y con dos niveles de acabado. Una buena idea para facilitar la gama y sobre todo para abaratar los costes de comercialización de un modelo muy interesante.

El motor es el ya conocido diesel de 2,2 litros que proporciona 170 caballos, una potencia ideal para mover con agilidad este modelo que resulta bastante ligero. Un motor que ofrece mucho par desde pocas vueltas, lo que le hace muy elástico. Además, los técnicos han logrado reducir al máximo los ruidos y vibraciones de este propulsor de gasóleo con lo que su funcionamiento resulta muy agradable.

Asociado con este motor, el único disponible para el QX30, encontramos una caja de doble embrague que resulta el compañero perfecto para este grupo motriz. Ofrece un funcionamiento suave si lo que se busca es hacer una conducción tranquila pero que permite un manejo en modo sport con lo que el motor funciona más revolucionado y ofrece más prestaciones aunque a cambio de un aumento de la rumorosidad en el interior. Y lógicamente también se incrementa algo el consumo.

Por supuesto, también ofrece la posibilidad de manejarse en un modo manual con las levas en el volante. Estas van posicionadas en el mismo volante por lo que conviene tener cuidado cuando se intenta rodar muy deprisa y apurar los cambios de marcha. Aunque esta no es una utilización que se adapte mucho a este modelo, que busca más una gran versatilidad de uso y que se encuentra menos a gusto en una conducción deportiva más radical.

Además, todos los modelos incorporan de serie la tracción 4x4 que es un opcional en el modelo compacto, el Q30. Su funcionamiento es automático, el propio sistema gestiona el reparto de par entre ambos ejes, y no cuenta con ningún modo de utilización específico 4x4 para un uso fuera del asfalto y tampoco dispone de control de descenso, un equipamiento pensado para vehículos con una vocación más campera que este QX30.

Con el Infiniti QX30 hemos podido realizar una primera toma de contacto por la sierra de Madrid en la que comprobamos que pese a su mayor altura libre al suelo su comportamiento en carretera es muy similar al del modelo compacto, el Q30. Para ello, el vehículo incorpora unas suspensiones bastante firmes y las estabilizadoras también son más duras. Si la suspensión más dura ayuda a contrarrestar los efectos dinámicos de un centro de gravedad más alto, las modificaciones introducidas en el chasis permiten al QX30 seguir siendo confortable en toda circunstancia, tanto en buenas autopistas como cuando se circula por carreteras de montaña.

La mayor altura del nuevo Infiniti permite una posición de conducción elevada, que proporciona mejor visibilidad, una postura muy agradable al volante y facilita el acceso al interior del vehículo. Todo ello gracias a una altura total de 1.530 mm, incluyendo las barras de techo que son de serie en el nuevo QX30.

En cuanto a su motor, es un propulsor conocido de Mercedes Benz, el 2.2 de 170 caballos, que destaca por su magnífica elasticidad. Y es que ofrece su par máximo desde las 1.400 vueltas, cifra que mantiene hasta las 3.400 vueltas. Es casi como un motor eléctrico por la forma de entregar su par motor. Además, se estira bien y con alegría por la parte alta del cuentavueltas hasta llegar a las 4.000 revoluciones.

El QX30 está equipado de serie en toda la gama con un sistema de tracción integral inteligente. El vehículo funciona en condiciones normales con el 100% del par sobre el eje delantero, pero en condiciones de baja adherencia el reparto puede llegar a ser de 50-50. Con ello, mejora notablemente la sensación de control cuando se circula por carreteras mojadas o deslizantes. El envío de par hacia el eje trasero, cuando el sistema detecta problemas de tracción, se hace muy rápido, de manera casi imperceptible y automática, sin que el conductor llegue a apreciarlo.

El otro detalle innovador es que el QX30 solo se ofrece en España con un cambio automático de doble embrague con siete marchas. El funcionamiento del cambio es muy bueno, gestiona con rapidez y eficacia los cambios en el modo automático. Y cuando el conductor quiere disfrutar un poco con la conducción, solo debe accionar las levas del volante y el coche se convierte en un manual, pero sin embrague.

El QX30 incluye numerosas tecnologías de ayuda a la conducción. Sistemas como el monitor de visión periférica, la asistencia automática al estacionamiento, el control de crucero inteligente o el sistema de información y entretenimiento InTouch mejoran la experiencia de conducción con el nuevo Infiniti QX30.

En cuanto a sus precios, estos son los precios recomendados para la gama disponible ya en el mercado español:

Infiniti QX30 2.2d Premium 7DCT AWD, 39.990 € (con campaña de descuento 33.990€)

Infiniti QX30 2.2d Premium Tech 7DCT AWD, 44.500 € (con campaña 38.500€).

Infiniti Todocamino SUV
El redactor recomienda