Nuevo BMW Serie 5, un gran paso al futuro
  1. Motor
GAMA DE 4 MOTORES CON HASTA 340 CABALLOS

Nuevo BMW Serie 5, un gran paso al futuro

La séptima generación de la berlina alemana, un vehículo muy esperado por su alto nivel de tecnología y sus sistemas de ayuda a la conducción, llegará al mercado en febrero

El nuevo BMW Serie 5 berlina, con casi cinco metros de longitud (4.935 mm), se ha diseñado con la utilización de aluminio y aceros de alta resistencia para hacerlo más ligero, lo que he permitido una reducción de peso de 100 kg. La suspensión es completamente nueva y el centro de gravedad es ahora más bajo para asegurar el gran dinamismo típico de los coches de la marca de Baviera.

Una gran variedad de sistemas de asistencia le acercan a la conducción autónoma. El Serie 5 está preparado para ofrecer a sus ocupantes la máxima asistencia en cualquier situación, desde anticiparse a posibles accidentes a asistir a su conductor en atascos o trayectos de autopista. Para ello, incluye en el equipamiento de serie una cámara estereoscópica que supervisa el entorno del vehículo, que se puede completar con sensores opcionales de radar y ultrasonido.

Son nuevos en el equipamiento del Serie 5 el asistente de anticolisión, la advertencia de tráfico cruzado, el asistente de cambio o mantenimiento de carril con renovadas funciones, la protección activa lateral... Dispone, asimismo, de funciones ampliadas del control de crucero activo y del asistente de dirección. Con el nuevo control de velocidad, el vehículo puede asumir la aceleración, los frenos y la dirección si el conductor lo desea. Los faros del nuevo Serie 5 equipan tecnología LED de serie y, opcionalmente, pueden ser adaptativos con distribución variable de luz con un alcance de hasta 500 metros.

Foto: prueba-bmw-318d-touring

También destaca esta séptima generación del BMW Serie 5 por su tecnología de infoentretenimiento. Va equipado con iDrive, con una pantalla de 10,25 pulgadas con la que gestionar la navegación, el teléfono, el entretenimiento, las funciones del vehículo... El nuevo Head-Up Display tiene una superficie un 70 % más grande que la de su antecesor.

Los ingenieros de BMW no han escatimado esfuerzos para dotar al nuevo Serie 5 de la más alta tecnología de conectividad. El ConnectedDrive incorpora nuevos servicios como la posibilidad de reservar y pagar digitalmente en los aparcamientos o el asistente que detecta espacios libres y estaciona el vehículo de forma automática. También está disponible la opción de aparcamiento remoto, controlado mediante la llave, para aparcar en espacios reducidos.

En un plano más lúdico, la tecnología del Serie 5 permite la integración de los smartphones, optimizada con Apple CarPlay y con conexión WIFI para diez dispositivos. Mediante el servicio BMW Connected, el asistente de movilidad personal y digital de la marca, el conductor recibe datos relacionados con la movilidad con información en 3D. Para ofrecer un mayor confort a bordo, se ha trabajado para mejorar el espacio en las plazas traseras. Y dispone de detalles como ionizador y aromatizante del ambiente.

En cuanto a las motorizaciones de esta nueva berlina de BMW, en principio se ofrecerá con dos propulsores diesel y dos de gasolina, y con tracción trasera o total xDrive. Hay dos versiones optimizadas de gasolina: el 530i y 540i que pertenecen a la familia BMW EfficientDynamics con diseño modular. El nuevo motor de 2.0 litros y cuatro cilindros en línea del 530i desarrolla 252 caballos. Su consumo combinado es de 5,4 litros/100 km mientras que su nivel de CO2 se ha reducido un 11 % con respecto al anterior. Su capacidad de aceleración de 0 a 100 km/h es de 6,2 seg.

El motor alto de gama en gasolina es el 540i con 3.0 litros, seis cilindros y 340 caballos. Este propulsor ha homologado en el nuevo Serie 5 un consumo medio de 6,5 litros/100 km que se corresponden con una emisiones de CO2 de 150 g/km.

La gama diesel se compone de los 520d y 530d. El básico es un cuatro cilindros de 190 caballos con un consumo homologado de 4,1 litros/100 km. El nuevo 530d cuenta con 265 CV y un par máximo de 620 Nm superando a los motores de seis cilindros en línea de sus predecesores. A pesar de ello, el 530d ofrece un consumo combinado de 4,5 l/100 km y una emisión de CO2 de 118 g/km, un 13% menos que el anterior.

BMW
El redactor recomienda