Es noticia
Menú
¡Cómo actuar ante un accidente de tráfico!
  1. Motor
LA PRIMERA HORA TRAS EL SINIESTRO ES CLAVE

¡Cómo actuar ante un accidente de tráfico!

Recuerde siempre las siglas PAS, Proteger la zona y a los ocupantes, Avisar a los servicios de emergencia y Socorrer a los heridos en función de sus conocimientos

Foto: La clave son las siglas PAS, proteger, avisar y socorrer
La clave son las siglas PAS, proteger, avisar y socorrer

Cada año mueren en las carreteras españolas más de 1.200 personas como consecuencia de los accidentes de tráfico en la red viaria y varios miles de personas sufren heridas graves por esta causa. Si trasladamos esta situación a nivel mundial, y según datos de la OMS, más de 1,3 millones de personas fallecen cada año en este tipo de accidentes, o lo que es lo mismo, más de 3.000 muertos diarios. La pregunta es, ¿sabemos qué hacer si presenciamos un accidente grave?

La trascendencia de la atención a los que sufren este tipo de siniestros sobrepasa la legislación vigente que obliga a atender a las víctimas de un accidente de tráfico aunque no se haya tenido ninguna relación con el siniestro. Y es que se trata de una cuestión de solidaridad. Todos querríamos que si tenemos un problema grave, como un accidente, alguien se parara y nos ayudara y por ello nosotros debemos responder con la misma moneda.

Es muy frecuente escuchar que no se puede hacer nada por un herido si no se tienen los conocimientos necesarios de medicina. Pero eso es falso. Ante una situación grave de un accidente se pueden hacer muchas cosas y en función de las circunstancias y de los conocimientos de cada uno se debe proceder de una u otra forma. Pero siempre se puede ayudar de alguna manera y además es obligatorio hacerlo por ley.

La 'hora de oro'

Hay diferentes tipos de lesiones que se pueden producir en un accidente. Algunas, las más graves, provocan la muerte de forma casi inmediata; en otros casos la muerte sobreviene en las horas siguientes y también hay muy pocas posibilidades de atención cuando las lesiones internas están generalizadas. Pero hay otro 50% de casos en los que, con una buena atención médica tras el siniestro, los implicados podrán salvar su vida. Estos son los casos más importantes en los que es muy necesaria una buena y rápida atención médica. Y para ello, la clave es la primera atención que se haga con ellos y la primera hora tras producirse el siniestro es la más importante. De cómo se les trate en esa hora, lo que los especialistas de emergencias denominan la 'hora de oro', dependerá su vida.

Lo que hay que tener claro es que la atención a un herido en un accidente busca como objetivo salvarle la vida, algo que no siempre es posible, pero sobre todo hay que asegurarse de que los cuidados que se den no vayan a agravar sus heridas. La atención que se pueda dar finalmente dependerá de los conocimientos de la persona que presta la ayuda. En cualquier caso, aunque en algunos casos lo mejor será no hacer nada si las lesiones son muy graves, esta decisión solo se podrá tomar después de analizar bien la situación.

La norma básica para actuar al ver un accidente de tráfico queda fijada en tres siglas, PAS. Son los tres pasos básicos a seguir, y siempre por este orden: proteger, avisar y socorrer. Cuando una persona que circula por una carretera presencia un accidente o ve un coche accidentado y no hay personas en el lugar, deberá parar obligatoriamente. Y deberá hacerlo de manera que no provoque nuevos accidentes, avisando con tiempo con los intermitentes y situando el vehículo fuera de la carretera en una zona no peligrosa y con la mejor visibilidad. La DGT ha editado un video en el que se explica de manera muy clara cómo actuar ante un siniestro que pueden ver en este enlace.

Apagar el motor

Entonces llega el momento de acercarse al vehículo siniestrado, tratar de ponerse en contacto con las personas en el interior. Deberá apagar el motor y cortar el encendido y si es posible señalizar con los intermitentes de emergencia y con las luces si es posible con el contacto apagado. Si el accidente se ha producido justo a la salida de una curva, señalice la situación antes de la misma de forma rápida y clara para evitar nuevos accidentes. Esto se puede hacer con los triángulos de emergencia, o con una persona con el chaleco puesto y siempre mirando hacia la carretera en el sentido en el que vienen los coches. Lo más importante es evitar nuevos accidentes.

El siguiente paso es avisar. Una vez comprobado el estado del vehículo y de la persona o personas que iban en el interior, llame inmediatamente al 112 y comunique la posición exacta del coche siniestrado, la situación, el número de heridos y su opinión sobre su estado, aunque no sea un profesional sanitario. Si los heridos son leves y no hay peligros evidentes, mejor no llame a emergencias.

Y llega el momento más complicado, el de socorrer. Si no tiene conocimientos de medicina o de socorrer a víctimas, es mejor que haga poco. Mover a un herido sin conocimientos puede agravar sus lesiones. El ejemplo más claro es el del casco, en el caso de un motorista, que nunca se le debe quitar de la cabeza a un herido salvo que de verdad uno sea un profesional y se sepa muy bien lo que se hace.

Sentido común

El socorro a las víctimas está en función de los conocimientos que se tengan de medicina, pero si no se tienen, un poco de sentido común es clave. Si el asiento está muy vertical es posible que estén más cómodos si se reclina un poco el respaldo. Si hace frío, una manta para cubrirles nunca vendrá mal. Los heridos no deben tomar agua, o líquidos o comida. Otro aspecto importante es tratar de conseguir que los heridos se mantengan despiertos y para ello hay que hablarles, tratar de tranquilizarles y hacerles preguntas de lo que ha pasado, de hacia dónde iban o de su familia…

En cualquier caso, y pese a que es una situación de emergencia, trate de mantener la calma. Lo más importante de todo es evitar que se produzcan nuevos accidentes por nuestra actuación y por ello, lo primero es señalizar todo perfectamente. El segundo paso es avisar a los servicios de emergencia, que son los que realmente saben qué hacer en estos casos. Y luego trate de socorrer a los heridos en función de sus conocimientos, pero teniendo en cuenta que puede ser más grave pasarse de atención sin conocimientos que quedarse corto en la atención final al herido. Hable con ellos y trate de hacerles la espera un poco menos dura.

Cada año mueren en las carreteras españolas más de 1.200 personas como consecuencia de los accidentes de tráfico en la red viaria y varios miles de personas sufren heridas graves por esta causa. Si trasladamos esta situación a nivel mundial, y según datos de la OMS, más de 1,3 millones de personas fallecen cada año en este tipo de accidentes, o lo que es lo mismo, más de 3.000 muertos diarios. La pregunta es, ¿sabemos qué hacer si presenciamos un accidente grave?

El redactor recomienda