11.000 MILLONES DE DOLARES SOLO CON UN PROTOTIPO

Tesla Model 3, un negocio genial

Elon Musk se ha asegurado casi 300 millones de dolares con las primeras reservas para el desarrollo de un coche que no llegará hasta finales de 2017, si se cumplen los planes

Foto: El nuevo Tesla Model 3  llegará en 20 meses al mercado (Foto: Tesla)
El nuevo Tesla Model 3 llegará en 20 meses al mercado (Foto: Tesla)

El pasado fin de semana, Tesla Motors vivió un gran momento. La marca norteamericana logró más de 275.000 pedidos de su nuevo vehículo, el Model 3. Lo mejor es que las primeras unidades no llegarán hasta finales de 2017, si se cumplen los planes del fabricante. Además, cada reserva iba acompañada por un depósito de 1.000 dólares, lo que ha proporcionado a la empresa 253 millones de dólares para su desarrollo. Un negocio redondo.

[Lea aquí: El nuevo Tesla Model 3 ya es una realidad]

Elon Musk, presidente y creador de Tesla, es un empresario genial del que algunos analistas dicen que viene a cambiar el mundo. Lo hizo con PayPal y lo está haciendo con Tesla, SpaceX y con otros innovadores negocios. Parece que todo lo que toca se convierte en oro. Es un hombre con una gran visión de futuro y sabe aplicarla y sacarle partido.

Tesla es un buen ejemplo. Es una compañía creada en 2003 y que presentó su primer modelo, el Roadster, en el año 2006. Aquel vehículo solo era una evolución 100% eléctrica del Lotus Elise, un modelo británico descapotable. Eso sí, aceleraba de 0 a 100 km/h en solo 3,9 segundos y, lo más importante, tenía una autonomía de 360 kilómetros, impensable en ningún coche eléctrico de la época.

Cuando la empresa salió a bolsa en el año 2010m sus acciones tenían un precio de 17 dólares. La última cotización del viernes pasado fue de 241,77 dólares, tras subir un 5,2% ese mismo día (ver cotización). Con ello, su capitalización bursátil es de 37.000 millones de dólares. Un dato para poder comparar: la acción de General Motors, primer fabricante norteamericano de automóviles y durante muchos años líder mundial del sector, está en 30 dólares y su capitalizaciòn bursátil es de 40.000 millones de dólares. Pero Tesla produce 50.000 unidades anuales, mientras que General Motors llega a los 10 millones.

Colas en los cocnesionarios de Tesla. EFE/EUGENE GARCIA
Colas en los cocnesionarios de Tesla. EFE/EUGENE GARCIA

Tesla lleva años comercializando un producto muy bueno, el Model S, una gran berlina 100% eléctrica cuya principal característica es que en las versiones con mayor capacidad anuncia una autonomía que supera los 450 kilometros. Y eso es algo que nadie más puede ofrecer en el mundo en este momento. También ofrece una amplia red de supercargadores (en España solo hay dos) repartida por todo el mundo en los que sus propietarios recargan las baterías rápido y gratis.

Todo esto tiene un coste muy alto para Tesla. En cada Model S vendido, la compañía norteamericana reconoce que pierde más de 5.000 dólares, a lo que hay que añadir el coste energético de los supercargadores. Pero pese a esta situación, Tesla sigue creciendo y cada día tiene más adeptos.

[Lea aquí: El coche Model 3 no será tan barato en España]

El caso del Model 3 es la demostración. Cuando Elon Musk presentó el pasado viernes el nuevo modelo, los fanáticos clientes de Tesla llevaban horas haciendo cola para hacer una reserva del nuevo modelo y pagar los 1.000 dólares correspondientes. En todos los concesionarios de Tesla se produjeron largas colas, no solo en Estados Unidos, sino también en Europa o en Japón. Se había desatado la fiebre del Model 3.

El propio Musk reconocía en su cuenta de Twitter que en 24 horas desde la apertura de las reservas se habían registrado 180.000 reservas, es decir un ingreso de 180 millones de dólares. Y lo más importante: aunque el precio de partida del Model 3 es de 35.000 dólares, el precio medio de los coches reservados era de casi 43.000 dólares. Es decir, que Tesla había hecho un negocio de más de 8.000 millones de dólares en solo 24 horas. Incluso Musk se quedó corto en sus cálculos, porque al final del sábado se habían alcanzado las 276.000 reservas, lo que supondría unos 11.000 millones de dólares.

Supercargadores de Tesla
Supercargadores de Tesla

Lo curioso es que Musk, al hacer la presentación del coche, dijo muy pocas cosas del nuevo vehículo. Solo explicó que es un modelo compacto, habló sobre su autonomía y señaló que si inicialmente estaba prevista en 200 millas, según un estudio previo del EPA (organismo encargado de las homologaciones en Estados Unidos) este valor sería de 215, más de 345 kilómetros.

En cuanto a su sistema de tracción, el coche será de tracción trasera, pero habrá una variante de cuatro ruedas motrices gracias a sus dos motores. Y también comentó que los coches podrán emplear los supercargadores, aunque no dejó claro si será de forma gratuita o de pago, y que todos llevarán de serie el 'AutoPilot', el sistema de conducción autónoma de Tesla. Y un último comentario: que las primeras unidades, si todo el plan se cumple, llegarán a finales de 2017.

El nombre del coche también es fruto del mejor marketing de Musk. En un principio el vehículo iba a ser el Model E, para completar con su gama de tres modelos la palabra SEX, a la que algo más adelante se sumaría un cuarto vehículo, el Model Y. Desgracidamente, cuando Musk trató de registrar el nombre de Model E, este ya estaba registrado por Ford. Y de ahí que cambiara el nombre por el de Model 3, para poder crear la palabra 'S3XY'.

El resto de fabricantes de automóviles lo que hacen es poner a la venta un coche ya terminado y en producción, con un equipamiento concreto y unas prestaciones determinadas. Mercedes habla de conducción autónoma porque ya vende el Nuevo Clase E que permite esa conducción sin tocar el volante; Nissan habla de 250 kilómetros de autonomía en su Leaf porque utiliza baterías actuales que permiten esa autonomía. Si los fabricantes hablaran y vendieran lo que van a hacer sus coches dentro de 20 meses, quizá nos sorprenderíamos. Pero los otros fabricantes no son como Tesla y desde luego no venderían 300.000 unidades de un modelo que llegará a finales de 2017 y del que sus clientes están pagando el desarrollo con sus reservas. Musk trae otra forma de entender el automóvil.

Hay otro tema importante: la disponibilidad del nuevo vehículo. Musk ha advertido que el coche no estará hasta finales de 2017, si todo se cumple. Y que van a tener prioridad a la hora de recibir el vehículo los clientes de la costa oeste de Estados Unidos, los que ya tengan otro modelo de Tesla en propiedad y los vehículos que incorporen el máximo equipamiento opcional. Con todas estas limitaciones, ya hay casi 300.000 pedidos del Model 3. Y eso demuestra que Musk es un genio. 

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios