Un Opel Mokka más aventurero
  1. Motor
EL NUEVO TODOCAMINO PEQUEÑO esTARÁ EN GINEBRA

Un Opel Mokka más aventurero

Con motores más potentes, diésel de 136 CV y gasolina de 150 CV para el modelo 'made in spain'. Cuenta con una longitud de 4,28 metros y una posición elevada de conducción

Foto: Opel Mokka X
Opel Mokka X

Opel mostrará en el próximo Salón de Ginebra, en marzo, el Mokka X, una evolución del todocamino pequeño de la marca alemana que se fabrica en la planta de Figueruelas (Zaragoza). Un coche que destaca por un estilo más aventurero que el Mokka actual y que estará a la venta en el mes de octubre en el mercado español.

El Mokka X es un todocamino compacto descendiente del actual que estrena una nueva denominación, la X, para designar unas variantes con una personalidad algo más aventurera. Cuenta con una longitud de 4,28 metros y una posición elevada de conducción, lo que proporciona una mejor visibilidad.

En el interior hay bastantes cambios y el ambiente del Mokka X ha sido completamente redefinido. Presenta un salpicadero renovado con un estilo inspirado en el del nuevo Astra. La consola central ha sido rediseñada completamente en torno a la nueva pantalla táctil de 7 u 8 pulgadas de la nueva generación de sistemas multimedia. A bordo, los pasajeros encontrarán asientos ergonómicos certificados por AGR (Asociación Médica Alemana) que los hacen únicos en el segmento y que ya incorpora el nuevo Astra. Además, se estrena en este modelo un nuevo sistema de apertura y arranque sin llave.

También en su aspecto mecánico aporta interesantes novedades. Ofrece una nueva gama de motores, con un diésel 1.6 de 136 CV y un gasolina 1.4 con turbo de 150 CV, que se acaba de estrenar en el Astra. Este propulsor de gasolina está asociado con una caja de cambios automática de seis velocidades con tecnología start/stop y cuatro ruedas motrices. Esta versión ha homologado un consumo medio de 6,6 litros/100 km y 154 gramos de CO2 por km. La tecnología AWD posibilita que la tracción varíe desde el 100% sobre las ruedas delanteras en el caso de una óptima motricidad, hasta un 50% sobre cada eje cuando las condiciones de conducción lo requieren, sobre asfalto mojado, hielo o nieve, por ejemplo.

Entre las opciones en tecnología se puede elegir en el Mokka X el sistema de iluminación adaptativo LED, que adapta de forma automática los parámetros de iluminación de los faros principales a las situaciones de conducción sin deslumbrar a otros conductores, con nueve funciones. Un sistema también empleado ya en el Astra.

En el Mokka X y en el resto de la gama del todocamino pequeño se ha mejorado el Opel Eye, el sistema de cámara frontal para control de las luces o de las señales de tráfico, que cuenta con una mayor resolución. Este es un aspecto clave en los sistemas de seguridad avanzados, el asistente de luz larga, el detector de señales de tráfico, el indicador de distancia de seguridad, la alerta de colisión frontal o la alerta de cambio involuntario de carril.

Todocamino Tecnología
El redactor recomienda