Es noticia
Un León a gas natural, la opción más económica conduciendo 100.000 kilómetros
  1. Motor
PRUEBA DEL SEAT LEÓN ST TGI

Un León a gas natural, la opción más económica conduciendo 100.000 kilómetros

Permite un ahorro de un 50% con respecto a un vehículo de gasolina y de un 25% frente a un diésel

Teniendo en cuenta que no hay enchufes con los que poder generalizar el uso del coche eléctrico, la opción de un vehículo de gas natural es quizá la mejor alternativa para reducir la contaminación de nuestras ciudades. Y, además, supone un notable ahorro en el precio de utilización con respecto a la gasolina, un 50% (también con respecto a un coche diésel, en este caso de cerca de un 25%). Seat ha apostado por este combustible en su nuevo Seat León TGI.

En condiciones normales, este León TGI funciona con gas natural. Para indicar al conductor que estamos usando gas, el coche lleva en el reloj del cuentavueltas un testigo de color verde con el indicativo GNC. Y lleva dos indicadores para marcar lo que tenemos en cada uno de los dos depósitos. El coche funciona exactamente igual en modo gasolina y en modo gas, pero no hay manera de que el conductor pueda elegir entre una u otra opción, ya que siempre que tenga gas en el depósito, funciona con gas. El coche no requiere una forma de conducir especial. Y lo más destacable es que si un León con el motor TSi de gasolina tiene un funcionamiento muy suave, cuando se trata de esta versión de gas natural comprimido, la suavidad de marcha que proporciona es aún mayor, pero manteniendo las mismas prestaciones.

Pero lo mejor, sin duda, es su capacidad de ahorro. Se puede hacer una comparación entre un León 1.2 TSi de 110 caballos, un TGi de 110 caballos que es el que hemos probado en esta ocasión y un 1.6 TDI de 110 caballos. El consumo homologado para el TSi es de 4,9 litros, mientras que en el caso del TDI, es de 3,9 litros. En el caso del TGi de gas natural, el consumo homologado es de 3,5 kilos de gas. Los precios medios de los carburantes en el momento de escribir esta prueba son de 1,12 euros la gasolina, de 0,97 euros el diésel y de 0,87 euros el kilo de gas. Es decir, hacer 100 kilómetros con el TSi nos costará 5,49 euros, con el TDi supondrá 3,79 euros, mientras que con el TGI el coste será de 3,04 euros. Con rodar poco más de 100.000 kilómetros, habremos amortizado prácticamente esta inversión inicial (si los precios continuasen así).

Hay un problema de suministro, porque de momento hay pocas estaciones de gas natural en España, pero lo importante es que cuando se acaba el gas, todavía tenemos 50 litros de gasolina en el otro depósito para poder recorrer unos 1.000 kilómetros. Pero no todo es bueno en este modelo, ya que esta versión TGI supone un coste adicional de algo más de 2.500 euros. Pero si se hacen muchos kilómetros, esta diferencia se recupera muy rápido.

Para la realización de este vídeo (al inicio del artículo) hemos contado con la presencia de José Ramón Freire, presidente de Gasnam y responsable de Movilidad de Gas Natural Fenosa, que explica a los lectores de El Confidencial las ventajas del uso del gas natural vehicular.

Ficha técnica

Motor : 4 cilindros en línea.

Potencia máxima: 110 CV a 4.800 rpm.

Par máximo: 200 Nm de 1.500 a 3.500 rpm.

Cilindrada: 1.395 cc.

Combustible : gas natural comprimido (GNC) o gasolina.

Depósito de carburante: 15 kg de GNC y 50 litros de gasolina.

Velocidad máxima: 194 km/h.

Aceleración de 0 a 100 km/h, 11,0 segundos.

Tracción: delantera.

Consumos homologados de gas (urbano/extraurbano/mixto), 4,5 / 2,9 / 3,5 kilos de GNC.

Dimensiones (longitud/anchura/altura), 4,53 x 1,81 x 1,45.

Capacidad maletero: 482 litros.

Peso en vacío: 1.395 kg..

Precio: 22.140 euros.

Gas natural Gas Natural Fenosa
El redactor recomienda