Seat Ibiza Cupra, un deportivo radical o un cómodo utilitario
  1. Motor
A LA VENTA POR 21.400 EUROS

Seat Ibiza Cupra, un deportivo radical o un cómodo utilitario

Si el anterior Cupra sólo se ofrecía con el cambio automático DSG, el nuevo solo tiene cambio manual. Representa un importante paso adelante al ofrecer un vehículo más potente que su antecesor

Seat lanza al mercado un nuevo Ibiza Cupra, el modelo que supone el tope de gama por potencia y prestaciones, y que representa un importante paso adelante al ofrecer un vehículo más potente que su antecesor y al mismo tiempo más barato que aquel. Incorpora un motor 1.8 TSi de 192 caballos y lo que más sorprende es que resulta confortable y fácil de conducir en el uso diario.

La marca española atraviesa un momento delicado por el escándalo de los motores del grupo Volkswagen pero sus ventas de momento no se resienten y sus dos modelos claves, el Ibiza y el León, mantienen un buen volumen de ventas. Además se mantiene en segunda posición del mercado en el acumulado hasta octubre, y todo ello pese a ser la única marca grande que no tiene ningún todocamino en su oferta.

El Ibiza es el alma de la marca Seat. Durante años, ha sido su modelo más vendido y el vehículo de referencia en el segmento de los utilitarios. Sus atributos, una buena calidad de terminación, un diseño moderno y muy juvenil y un amplio abanico de versiones de carrocería y de motorización.

Este nuevo Cupra viene a completar su gama en la parte más alta. Es un vehículo muy deportivo, pero al mismo tiempo es también muy utilizable a diario, algo poco frecuente en coches de enfoque muy radical. Lo que más me ha sorprendido tras hacer una primera toma de contacto con el Nuevo Cupra es que es un coche con dos personalidades bien diferenciadas.

Se puede ir muy deprisa, abusar de los frenos, hacer una conducción muy agresiva, en unas condiciones de utilización en una carretera cerrada al tráfico o en un circuito. Pero con el mismo coche también se puede hacer un uso diario por la ciudad, cumplir con todas las normas, rodar tranquilo a 90 km/h por una carretera con curvas sin el menor problema. Y esa duplicidad es bastante difícil de encontrar en el mercado.

Para comprobar su comportamiento en carretera hemos podido realizar una primera toma de contacto con el nuevo Ibiza Cupra en la zona de Barcelona, incluyendo un tramo cerrado de carretera. Vamos, un tramo de rallye de unos seis kilómetros. Pero no era un coche de rallye, una versión especial, tocada, con neumáticos especiales, no. Era el mismo vehículo del resto de nuestra prueba.

En ese tramo se podía comprobar cómo el motor sube hasta superar las 6.000 vueltas para ofrecer su máxima potencia y permitir marcar un buen crono. Los neumáticos ofrecen un buen agarre y salvo alguna curva muy cerrada las pérdidas de tracción son realmente mínimas. Bien es verdad que circulamos con los controles puestos. Las suspensiones son muy firmes, pero no son secas, permiten una conducción radical y dan a su conductor una buena precisión de guiado con la dirección.

El equipo de frenos es muy bueno, ofrece mucha capacidad de frenada incluso cuando se abusa mucho de los frenos, algo que hicimos durante esta toma de contacto tan agresiva. Tan solo al final del tramo empezaron a sufrir un cierto calentamiento. En cualquier caso el resultado, con un coche como el Ibiza Cupra, de serie y con su precio, es realmente bueno.

Pero lo mejor es que además de tener un coche muy deportivo y radical, como se desprende tras hacer esta primera prueba, el Cupra es un coche muy racional para el uso diario. El motor es un gasolina de la familia TSI que resulta muy elástico. Y eso es perfecto para el uso diario. El motor cuenta con 320 Nm de par motor que permiten mover con una facilidad exagerada este modelo que por otra parte resulta bastante ligero, con poco más de 1.200 kilos. Y lo mejor de todo es que ese par está disponible en un margen muy grande. Desde las 1.450 revoluciones el motor ofrece el par máximo y éste continúa hasta las 4.250 rpm. Eso permite que para hacer una conducción normal, cumpliendo perfectamente con las normas, casi no haya que utilizar el cambio. Y eso proporciona un gran confort al conductor que no tiene que estar tan pendiente de la marcha en la que circula.

El cambio de marchas es una novedad importante con respecto a la anterior generación del Seat Ibiza. Antes, el Cupra contaba con un motor de 180 caballos asociado con un cambio DSG. Pero el nuevo, con la potencia aumentada hasta los 192 caballos, solo se ofrece con el cambio manual. No es una cuestión de ahorro, aunque también contribuye, sino que el cambio DSG de siete marchas está limitado a motores con un máximo de 250 Nm de par motor, el par máximo que ofrecía el anterior Cupra. Pero con el nuevo motor no se podía usar y por ello, si los técnicos querían ofrecer el cambio DSG, deberían reducir el par máximo del motor. Y eso en un coche de enfoque muy deportivo no parecía tener mucho sentido.

Otra novedad importante del Nuevo Ibiza Cupra es que incorpora en su equipamiento de serie el Cupra Drive Profile, un sistema que permite al conductor personalizar el modo de utilización en función de las condiciones de uso. El conductor puede escoger entre una suspensión confort y otra deportiva, y al mismo tiempo modificar también el comportamiento de la dirección.

También dispone del autoblocante electrónico XDS que reduce la tendencia de subviraje y mejora el control de la dirección, especialmente en las curvas rápidas. El sistema de control de estabilidad ESC incluye un asistente de arranque en pendiente, el freno multicolisión, el indicador de presión de neumáticos y el detector de somnolencia, todos ellos elementos del paquete de seguridad que incluye de serie el Ibiza CUPRA.

Lo que el Cupra mantiene es el completo equipamiento de todo el resto de la familia Ibiza, entre los que se incluyen el sistema Full Link y la aplicación Seat Connect que abre un mundo de conectividad a los usuarios del vehículo y que permite conectar con todos los tipos de Smartphone del mercado.

También se mantiene el atractivo diseño del Ibiza, que goza de una extraordinaria recepción por parte de los clientes, sobre todo por los más jóvenes y que sigue siendo uno de los motivos fundamentales para comprar el popular modelo español. Por supuesto se añaden algunos detalles específicos del Cupra, como su parte trasera retocada y sus dos tubos de escape en la zona central. Y los anagramas “Cupra” repartidos por todo el exterior.

En el interior, destaca la gran calidad de terminación que caracteriza a todo el resto de la gama y que se ve personalizada con algunos detalles como los asientos, aún más deportivos y con un diseño que ofrece una mejor sujeción del cuerpo cuando se hace una conducción radical en un circuito o en un tramo de carretera cerrado al tráfico.

Este nuevo Seat Cupra se convierte en un coche ideal para los que buscan el máximo de prestaciones pero con un precio lo más ajustado posible. Este nuevo Cupra resulta más barato que su antecesor y a cambio ofrece mejores prestaciones y un motor 12 caballos más potente.

En cuanto a su precio, el oficial de lista es de 21.400 euros, lo que supone una reducción de 1.400 euros con respecto al anterior Cupra. Si se incluyen las campañas y las distintas acciones de descuento, como la financiación con la marca, el precio se reduce hasta los 17.680 euros. Y en este precio se incluye también el nuevo servicio de 4 años de garantía y otros cuatro años de mantenimiento que ofrece toda la gama de Seat.

Seat Ibiza Seat León
El redactor recomienda