Al volante del nuevo Mini Clubman
  1. Motor
SE OFRECE CON SEIS MOTORIZACIONES DE 102 A 192 CV

Al volante del nuevo Mini Clubman

Este vehículo, la tercera variante de la nueva generación, es 27 centímetros más largo que la variante de cinco puertas y 9 cm más ancho, lo que le permite ofrecer un habitáculo para cinco adultos

Mini lanza al mercado español un nuevo modelo, el que supone la tercera variante de la nueva generación, tras el de tres puertas y el nuevo de cinco puertas. En este caso es el Clubman, un coche que según lo define la propia marca es un modelo del segmento compacto, pero que en realidad es una variante con una carrocería de tipo familiar, pero con el estilo propio del Mini, y basado en el de cinco puertas lanzado hace unos meses. Un coche muy útil para el uso diario.

Mini ha cambiado radicalmente su filosofía con respecto a la anterior generación del coche pequeño británico. Antes se trataba de buscar nichos de mercado muy cerrados, como por ejemplo el Cabrio, el Spyder, el Coupé o el Paceman, coches que eran verdaderos inventos. Pero ahora el objetivo es centrarse en modelos de éxito, hacer menos versiones, pero que estas sean más útiles y con un mayor peso en el mercado. O dicho según las propias palabras que emplea Mini, “centrarse en lo esencial”. La marca británica tiene previsto lanzar cinco modelos clave hasta el año 2020.

De esta nueva generación el primero fue el de tres puertas, más largo y más ancho que su antecesor, y por ello algo más útil y con más habitabilidad. La segunda fue el de cinco puertas, con un mejor acceso al interior gracias a las dos puertas posteriores, también con algo más de espacio para las plazas traseras y un maletero más amplio.

Ahora llega al mercado la tercera variante, la del Clubman. Es un nombre que ya forma parte de la historia de la marca. Un vehículo que desde su origen era más grande que el clásico Mini. En la anterior generación del Clubman, que ha estado años en el mercado, su configuración era la de un vehículo con dos puertas delanteras normales y con una tercera puerta, pequeña y de apertura en sentido contrario a las delanteras, en el lado derecho.

El nuevo modelo ya es un coche normal, de cinco puertas, aunque en realidad son seis por la necesaria diferenciación que siempre aporta Mini con sus vehículos. Y es que en lugar de un portón trasero tiene dos puertas más pequeñas que abren hacia los laterales, algo único en el mercado.

Pero tiene muchas más cosas nuevas, sobre todo sus dimensiones. Aunque está basado en su hermano de cinco puertas, en realidad tiene una batalla 10 centímetros más grande, lo que le permite aumentar el espacio para las piernas en las plazas traseras. Y esto unido a su mayor anchura, que crece otros 9 centímetros, configura un habitáculo realmente pensado para cinco ocupantes adultos, algo nuevo en Mini.

El coche es además 27 cm más largo, en total 4,25 metros, lo que permite que además de tener un habitáculo más grande también disponga de un vano de carga bastante más generoso. En concreto son 360 litros, lo que ya le convierte en un vehículo realmente útil y que puede cumplir el objetivo de la marca: hacer que el nuevo Clubman sea el primer coche del hogar.

Con todo ello el nuevo Mini se convierte en un coche musculoso y dinámico, con un techo largo y un amplio habitáculo, que cuenta con las seis puertas para proporcionar la máxima versatilidad de uso, pero al mismo tiempo con el clásico frontal de Mini.

A parte de estos cambios, el nuevo Clubman es un integrante más de la familia Mini y cuenta por ello con todos los elementos que caracterizan a los modelos de la marca británica. La posibilidad de gestionar tres modos de conducción (normal, sport o green) mediante un mando giratorio en la parte inferior de la palanca de cambios.

También se mantienen los clásicos y exclusivos mandos de control del vehículo, los botones con los protectores en los laterales para evitar roturas, la pantalla en la consola central integrada desde la que se gestionan todos los sistemas de vehículo.

A nivel mecánico, la oferta del nuevo Clubman se centra en versiones ya conocidas en sus hermanos más pequeños. Es decir, tres variantes, One, Cooper y Cooper S, que en función de que sean diesel o gasolina son respectivamente de 116, 150 y 190 caballos en diesel o si se trata de los de gasolina son de 102, 136 y 192 caballos. Los dos menos potentes son de tres cilindros y los cuatro más potentes son de cuatro.

Asociados con estos motores podemos encontrar el cambio manual de seis marchas, que es de serie, y opcionalmente un automático de seis marchas para los equipados con un motor tricilíndrico y otro de 8 marchas para el resto de la gama. Por lo que respecta a sus consumos, y siempre según los valores homologados, el punto de partida del Clubman con motorización diésel es de 3,8 litros para recorrer 100 kilómetros, mientras que en gasolina el One consume desde 5,1 litros según el valor de homologación.

En cuanto a cambios importantes en el nuevo Clubman que no estaban hasta ahora en sus hermanos, el nuevo freno de mano eléctrico, que permite eliminar la palanca del freno de mano, lo que deja una consola más diáfana. Y también nuevo es el Head Up Display, que es una opción, y que ofrece mucha información y de una manera muy visible con toda la información del navegador, incluyendo completos gráficos en los cruces y otras situaciones complicadas. Y también informa de las señales de tráfico.

Otro detalle importante es que el nuevo Clubman ofrece los últimos avances en tecnología y seguridad, como el control de crucero adaptativo o el sistema de detección de peatones con frenado automático incluido si su conductor no hace caso de las indicaciones del vehículo.

La toma de contacto con el nuevo Clubman la hicimos por los alrededores de Madrid, incluyendo una amplia zona urbana y la impresión que nos causó fue muy buena. Pudimos analizar bien su parte trasera, que es realmente muy amplia, y que de verdad si está pensada para tres adultos sin problema. Eso sí, su cota de altura, aunque ha mejorado frente al cinco puertas es todavía ligeramente justa para personas un poco altas.

Nuestra unidad de pruebas para este recorrido fue la del Cooper S, con el motor de 192 caballos y el cambio manual. El coche funciona realmente bien tanto en ciudad, donde sus dimensiones son justas para moverse con agilidad en el tráfico urbano, como en carretera. En un trazado fuera de la ciudad se nota mucho la mayor suavidad de marcha y su comportamiento menos nervioso, consecuencia de ese incremento en la batalla que le hace rodar bastante más asentado sobre el asfalto. Su conductor puede así viajar más tranquilo y se puede afrontar sin problema largos viajes. Pero siempre sin renunciar al concepto que siempre ha tenido Mini de hacer coches con un comportamiento similar al de un kart.

Lo que por supuesto mantiene Mini con el nuevo Clubman son sus posibilidades de personalización, casi inagotables. Por ejemplo, con sus llantas, ya que se ofrecen desde 16 a 19 pulgadas y con diferentes diseños, o los 12 colores de carrocería, o los tres colores de techo disponibles, negro, blanco o gris plata. Y por supuesto los acabados especiales, los números, la rayas, las banderas, etcétera...

Estos son los precios recomendados para el nuevo Mini Clubman que ya está disponible en el mercado y que representa un nuevo e importante modelo para la marca Mini.

Mini Clubman One 102 CV, 23.800 euros

Mini Clubman OneD 116 CV, 24.800 euros

Mini Clubman Cooper 136 CV, 26.200 euros

Mini Clubman CooperD 150 CV, 28.400 euros

Mini Clubman Cooper S 192 CV, 29.900 euros

Mini Clubman Cooper SD 190 CV, 31.900 euros.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
MINI BMW