Peugeot 308 GTI, un deportivo de uso diario
  1. Motor
DISPONIBLE EN VERSIONES DE 250 O 270 CABALLOS

Peugeot 308 GTI, un deportivo de uso diario

La marca francesa ha desarrollado una versión con las míticas siglas GTi a partir de parte de 29.900 €. Cuenta con carrocería de altura rebajada, frenos reforzados, llantas de 19 pulgadas y autoblocante

Partiendo de una buena base como es la del Peugeot 308, la marca francesa ha desarrollado una versión con las míticas siglas GTi que ofrece diversión y placer de conducir por un precio asequible que parte de los 29.900 euros. El nuevo modelo ya está disponible en versiones de 250 o 270 caballos en el mercado español.

La marca Peugeot siempre ha tenido una fuerte connotación deportiva y su departamento de competición, Peugeot Sport, ha estado luchando en todos los frentes, en el Mundial de Rallyes con el espectacular 205 Turbo 16 o en el mundial de Sport Prototipos, e incluso en el Rally Dakar. Pero también tiene una importante faceta de desarrollo de nuevos vehículos para su producción en serie. Vehículos con un toque deportivo como es el caso que ahora nos ocupa, el 308 GTi, o su hermano más pequeño, el 208 GTi

Los técnicos de Peugeot Sport han partido de la plataforma del 308, muy buena por cierto, y a partir de ella han realizado todos los ajustes necesarios para lograr que se adapte al incremento de potencia y de prestaciones. Y el resultado, el nuevo Peugeot 308 GTi by Peugeot Sport, equipa todo lo necesario para ofrecer un comportamiento muy deportivo, pensado incluso para su utilización en un circuito.

El motor empleado en esta variante tope de gama es el 1.6 de gasolina con turbocompresor, cuya potencia se sitúa en los 250 caballos en la versión de acceso a las siglas GTi o de 270 caballos en el caso de la más potente. Un motor que se adapta a la perfección a las necesidades de un modelo de altas prestaciones como este.

Quizá lo más destacable es su gran elasticidad, y es que ofrece el par máximo, 330 Nm desde las 1.900 vueltas y hasta las 5.000 rpm. Y esto hace que sea un vehículo muy fácil de conducir, en el que las marchas se pueden aguantar bastante tiempo, sin necesidad de ir cambiando con frecuencia. Eso incluso cuando se trata de rodar buscando los límites.

Pero un vehículo de altas prestaciones como este no es solo un motor potente. Por ello, este 308 GTi incorpora diversos ajustas en su chasis, en la caída de sus ruedas y, lo que es más importante, en la altura de su carrocería. Esta es 11 milímetros más baja que en el resto de la gama del 308. Igualmente, sus vías son más anchas que en el resto de la gama 308. Y sus neumáticos también son diferentes a los empleados en otras versiones, unos Michelin SuperSport montados sobre una llanta de 19 pulgadas.

El otro aspecto diferenciador, y que en este caso solo lleva el tope de la gama GTI, el de 270 caballos, es el diferencial de deslizamiento limitado, o dicho de otra forma, el autoblocante. El diferencial de un coche es un elemento intermedio entre ambas ruedas motrices que permite que al llegar a una curva, una rueda gire menos que la otra. Este efecto diferencial hace que si una rueda pierde adherencia, ésta se lleve todo el par motor.

Para evitar esta circunstancia, que puede ser muy mala cuando estamos rodando muy deprisa en un circuito o por una carretera de montaña, está el diferencial autoblocante que hace que parte de ese par se quede en la rueda que tiene buen agarre. Y en este caso del 308 GTi, este autoblocante está tarado en el 35%. Es decir que un 35% del par disponible llega a la rueda buena, aunque la otra esté, por ejemplo, levantada del suelo.

Y todavía hay un elemento diferenciador más, el equipo de frenos. Firmado por la marca Alcon, es de cuatro pistones y con unos discos de gran tamaño que permiten, como pudimos comprobar al hacer una primera toma de contacto en el circuito del Jarama, una frenada muy eficaz y contundente, pese a sus elevadas prestaciones.

Su carrocería tiene un aspecto musculoso, con su altura rebajada para poder rodar más pegado al suelo, y dispone de un frontal y una zaga específicos de esta variante GTi. La parrilla, con motivos ajedrezados, esconde una gran toma de aire necesaria para refrigerar su motor turbo. Los faros delanteros son de LED, lo mismo que los intermitentes o las luces traseras.

En la parte posterior hay dos generosas salidas de escape. Y también dispone de unos colores exclusivos para asegurar la máxima diferenciación con el resto de modelos de la gama del 308. Sobre todo en el caso de la variante de 270 caballos se ofrece un bitono con la parte delantera en rojo y la trasera en negro que resulta realmente espectacular.

El interior del nuevo 308 GTi también destaca por ese aire deportivo que siempre ha caracterizado a las variantes más deportivas de Peugeot. Los pespuntes en color rojo que realzan el salpicadero, los asientos, los paneles de las puertas o el fuelle de la palanca de cambios diferentes a los empleados en el resto de la gama del 308. El logo de Peugeot Sport y las siglas GTi ponen su sello en el interior y en el volante. Este último de tamaño pequeño y con su parte inferior achatada y con las siglas GTi en la parte baja. La versión más potente también dispone de un interior exclusivo, con asientos de tipo bacquet tapizados en cuero y Alcantara y con las siglas de Peugeot Sport en su parte superior.

La variante más potente del 308 GTi, equipada con el motor de 270 caballos, ofrece unas muy buenas prestaciones, con una relación peso/potencia de 4,46 kg por caballo y una aceleración de 0 a 100 km/h en 6 segundos. El 308 GTi tiene un consumo medio homologado de 6 litros/100 km, lo que equivale a unas emisiones de 139 g/km. Es el mismo valor tanto para el de 250 como para el de 270 caballos.

El 308 GTi incorpora el Driver Sport Pack con el que al presionar el botón Sport situado en la consola central el coche se transforma y se hace más deportivo. Así, el color de la instrumentación pasa de blanco a rojo, en la pantalla central se ofrecen informaciones complementarias (potencia, par, presión de sobrealimentación, aceleraciones lateral y longitudinal), se refuerza la sonoridad del motor y cambia la cartografía del pedal del acelerador. En este caso el modo Sport no afecta ni a la dirección ni a la suspensión, algo que si ocurre en el resto de versiones del 308. Y es que el 308 GTi siempre está configurado en el modo más deportivo.

Este segmento de vehículos compactos de tipo GTi de altas prestaciones supone en el mercado español unas 1.200 unidades anuales. De ellas, Peugeot tiene previsto lograr el próximo año 200 unidades, aunque son unas cifras bastante poco arriesgadas para las posibilidades de un vehículo como este, de aspecto espectacular y de prestaciones no menos llamativas, firmado por Peugeot Sport.

Estos son los precios recomendados para el nuevo Peugeot 308 GTi en España:

Peugeot 308GTi 250 CV, 29.900 euros

Peugeot 308GTi 270 CV, 32.400 euros.

Noticias de Peugeot PSA Peugeot-Citroen Circuito del Jarama
El redactor recomienda