FABRICA EN EXCLUSIVA SEIS MODELOS DE GRAN ÉXITO

La apuesta de Citroën por España

Desde 1958, cuando se instaló en Vigo, la marca francesa ha fabricado 11 millones de coches en España. Los coches que se fabrican en España lideran de una u otra forma sus respectivos segmentos

Foto: La apuesta de Citroën por España

España tiene un gran valor estratégico para la marca Citroën y para el grupo francés PSA. En las plantas de Vigo y Villaverde se producen en exclusiva para todo el mundo algunos de los modelos más representativos y emblemáticos del grupo francés. El mejor ejemplo son los C4 Picasso y Gran C4 Picasso, los Citroën Berlingo y Peugeot Partner, el más reciente C4 Cactus o el Citroëb C-Elysée.

Fue en el año 1958 cuando la marca Citroën se instaló en Vigo y desde entonces la producción no ha hecho más que crecer salvo cuando las crisis de ventas a nivel europeo han obligado a reducir el número de unidades fabricadas. El mercado español es también un buen receptor de los vehículos fabricados en España. De hecho, el 57% de los vehículos vendidos por la marca Citroën en España en lo que va de año corresponde a coches hechos en la planta de Vigo o en la de Villaverde.

Y hay otro dato importante. Los coches que se fabrican en España lideran de una u otra forma sus respectivos segmentos de mercado. Los Citroën C4 Picasso y Gran C4 Picasso, fabricados en la planta de Vigo son líderes del segmento monovolumen en España y Europa. Y aportan la máxima tecnología dentro del segmento de los monvolúmenes compactos con cinco o siete plazas. En cuanto al Berlingo, y su hermano el Peugeot Partner, fueron los que reinventaron el concepto del vehículo pequeño de reparto de uso comercial.

Si hasta la llegada del Citroën Berlingo, en el año 1996, se empleaban los llamados derivados comerciales, vehículos con el frontal y el asiento delantero de un vehículo compacto o del segmento B pero con su parte trasera transformada en una caja de transporte, el Berlingo revolucionó esta manera de hacer coches. Y después, todos los fabricantes siguieron este camino abierto por el modelo de Citroën. Berlingo y Partner lideran este mercado desde hace 14 años. Y desde el año 1996 se han fabricado más de 2,3 millones de unidades en España. Además, se fabrica en Vigo una variante 100% eléctrica de este modelo de enfoque más profesional en la gama.

Otro de los vehículos revolucionarios de Citroën, el C4 Cactus, también se hace en exclusiva en España para todo el mundo. Pero mientras que los Picasso y Berlingo, dos líderes claros en sus segmentos respectivos, se hacen en Vigo, el Cactus se fabrica en la planta madrileña del grupo, en Villaverde. Es un coche que ha sido galardonado con numerosos premios por su estilo, por su innovación, y por ello muy en la línea revolucionaria que siempre ha caracterizado a la marca del doble chevron.

Este modelo destaca por su diseño, sus soluciones técnicas o por sus eficientes motorizaciones PureTech y BlueHDi. Es un modelo altamente tecnológico e innovador, como demuestran sus elementos de carrocería Airbump, que se producen en Barcelona y que permiten proteger y personalizar este modelo, o el ‘Airbag in roof’, que protege a los pasajeros delanteros y permite aumentar la habitabilidad interior. Un modelo que representa el espíritu innovador de Citroën, producido en España, del que se han hecho hasta el momento más de 100.000 unidades.

Las plantas españolas fabrican otro modelo que está teniendo una buena progresión en cuanto a sus ventas, el C-Elyssé. Se trata de un modelo cuyo objetivo es lograr la mejor relación calidad/precio, con un estilo agradable y con un interior muy generoso, pero sin ser un “low cost”. Un coche ideal para nuevos mercados emergentes pero que está teniendo una buen aceptación en los mercados europeos, en los que la situación de crisis de los últimos años aún no se ha olvidado.

Citroën es una marca fuertemente relacionada con España desde el año 1958. En la actualidad, cinco modelos de la gama pueden presumir de ser ‘Made in Spain’ ya que salen de los centros de producción de Madrid o Vigo: Citroën C4 Cactus, C4 Picasso, Grand C4 Picasso, Berlingo, su versión Berlingo Electric y el C-Elysée.

Hasta el momento, han salido de estas dos plantas españolas del grupo PSA cerca de 11 millones de vehículos con la marca Citroën a lo largo de su historia. Nombres míticos y de amplio éxito como el 2CV, el Citroën H, el Mehari, o los GS, BX, AX, C15, ZX, C3 o el Xsara Picasso se han vendido en todo el mundo y siempre con ese sello de “made in spain” que tan buena aceptación tiene fuera de nuestras fronteras.

Esta tradición se mantiene hasta el día de hoy. En 2014, se produjeron 297.000 con la marca Citroën en nuestro país y las previsiones apuntan un fuerte crecimiento de esta cifra al cierre de 2015. Estos vehículos se comercializan en más de 60 países. Tanto el Centro de Madrid como el de Vigo han demostrado a lo largo de su historia un buen hacer industrial que ha contribuido a poner a España como un país de referencia en el ámbito de la producción automovilística.

Con un pasado brillante, lo mejor es que el futuro para las plantas españolas del Grupo PSA es muy bueno. En lo relativo al Centro de Vigo, en diciembre de 2014 se anunció la adjudicación de un nuevo vehículo comercial ligero para la planta, el sucesor del Berlingo/Partner. Y en 2016 se iniciará la producción en la planta de Opel en Figueruelas de un nuevo modelo que será el sucesor del C3 Picasso y que tendrá su variante firmada por Opel como el sucesor del Meriva. El futuro de Citroën como marca ‘Made in Spain’ está por ello asegurado.

Para la ciudad de Vigo, la planta de Citroën es clave. El 30% de las exportaciones de Galicia corresponden a la fábrica de Citroën. El 50% de los movimientos del Puerto de Vigo están relacionados con la fábrica automovilística y en el entorno de la ciudad de Vigo hay 20.000 puestos de trabajo directamente relacionados con el sector industrial del automóvil.
Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios