BUGATTI NO HA MOSTRADO EL SUCESOR DEL VEYRON

Pebble Beach, la fiesta del automóvil

Los mejores aficionados de los coches de colección se reúnen cada año en agosto en California (EEUU)

Como todos los años en el mes de agosto, aficionados a los coches llegados de todo el mundo se reúnen en el Concours d’Elegance de Pebble Beach, en California (Estados Unidos). Es la más famosa de todas estas reuniones que durante todo el verano se celebran en distintas partes del mundo.

Una de las marcas de automóviles que siempre es protagonista en Pebble Beach es Bugatti. En las últimas semanas se había especulado con que la legendaria marca iba a mostrar por primera vez en la costa californiana su nuevo modelo, el Chiron, que debe sustituir al Veyron cuya producción ya finalizó al completarse las 450 unidades previstas.

Pero no ha sido así. Bugatti se ha centrado en destacar el pasado y el presente de la marca. Y por ello ha mostrado dos modelos espectaculares, el Veyron 16-4 que, pese a llevar diez años en el mercado, fue el primer vehículo de producción en serie con más de mil caballos y capaz de superar los 400 km/h. La unidad que se muestra es la que logró batir el record de velocidad en un coche de producción con 431 km/h.

Otra de las joyas de Bugatti en el “quail” de Pebble Beach es el Type 35 el vehículo de competición más galardonado de la historia y con más cantidad de triunfos en su palmarés. Logró más de 2.000 victorias y podios a lo largo de su historia. Era el coche imbatible por la combinación entre potencia y ligereza que ofrecía. Y para completar una exposición espectacular de Bugatti, dos vehículos roadster de enfoque deportivo, el Type 57 SC y el Type 55.

Por su parte la marca BMW también ha participado en la muestra de Pebble Beach con un concept de un vehículo moderno pero que lleva en sus genes uno de los modelos más emblemáticos de la marca bávara, el 3.0 CSL de los años setenta.

El concept se denomina BMW 3.0 CSL Hommage R y es un vehículo que celebra el 40 aniversario de BMW en Norteamérica y también el gran éxito logrado en competición por el BMW 3.0 CSL. 1975 fue el año en que el fabricante bávaro fundó BMW en Norteamérica, su primera empresa de ventas fuera de Europa. También fue el año en que BMW Motorsport hizo su debut en la competición– en el campeonato norteamericano IMSA – con un BMW 3.0 CSL creado específicamente para ello.

Apenas unas semanas después, BMW conseguía su primera e histórica victoria en las 12 Horas de Sebring. A esta le siguieron una serie de victorias, incluida una en Laguna Seca, a apenas 25 kilómetros de Pebble Beach. El primer año de BMW terminó con el BMW 3.0 CSL blanco decorado con los colores de BMW Motorsport ganando el campeonato de constructores en su primer intento. Este éxito, junto con la espectacularidad del vehículo, convirtieron al 3.0 CSL en una leyenda del automovilismo deportivo. Fue la mejor manera de anunciar la llegada de BMW al mercado norteamericano.

Como un homenaje a este modelo la marca alemana ha creado el BMW 3.0 CSL Hommage R, un espectacular concept en el que lo que se ha buscado es que el piloto sea el centro de atención en el interior del vehículo. En un interior hecho casi completamente de fibra de carbono, la madera solamente se encuentra en el panel de instrumentos que, de hecho, es un elemento puramente estructural. Esta es una referencia a un elemento central del antiguo BMW 3.0 CSL, en el que incluso la versión de competición tenía una franja de madera que rodeaba el interior.

Un detalle a destacar es la información adicional iluminada en la madera. Recordando la victoria del BMW 3.0 CSL en Laguna Seca en mayo de 1975, el BMW 3.0 CSL Hommage R muestra el trazado del circuito y los puntos de frenada a través de la franja de madera del panel de instrumentos. Las franjas de BMW Motorsport en el panel de instrumentos le dan un toque extra de color.

El diseño exterior del BMW 3.0 CSL Hommage R es la expresión pura de la competición. Cada detalle del Hommage tiene sus orígenes en el coche de competición de 1975, pero todos se han actualizado e integrado técnicamente en un diseño moderno. Los colores y gráficos usados, por no mencionar el número 25, hacen referencia al extraordinario record conseguido por el BMW 3.0 CSL de fábrica en 1975.

La trasera del BMW 3.0 CSL Hommage R es una declaración de intenciones para la competición. El gran spoiler trasero y el doble difusor de fibra de carbono o el faldón trasero, con un potente contorno, atrae las miradas a las ruedas del coche y así muestra la potencia del BMW 3.0 CSL Hommage R.

Agosto, como ocurre todos los años, ha hecho que Pebble Beach se convierta en el centro de la actualidad del automóvil. Los mejores coches del mundo, las mejores colecciones, los coches históricos más espectaculares y exclusivos se dan cita allí estos días.

Motor
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios