GESTHA ESTIMA UN INGRESO DE 69 MILLONES DE EUROS

Hacienda recuperará el 30% del PIVE en la Declaración de la Renta 2015

Los 750 euros tributan como una ganancia patrimonial y suponen entre 230 y 350 euros

Foto: Hacienda recuperará el 30% del PIVE en la Declaración de la Renta 2015

De los 225 millones de euros que el Gobierno ha dispuesto para el último Plan PIVE de la legislatura, la octava edición, Hacienda va a recuperar a través de la Declaración de la Renta del año 2015 un total de 69 millones de euros, según las estimaciones realizadas por los Técnicos del Ministerio de Hacienda integrados en Gestha.

Y es que los 750 euros de ayuda pública del nuevo Plan PIVE8 ya vigente tributan a Hacienda y se deben consignar en la Declaración de la Renta. En concreto, esta subvención se considera como una ganancia patrimonial no procedente de una transmisión patrimonial.

Con la entrada en vigor del nuevo Plan PIVE 8 los usuarios que compren un coche nuevo con menos de 160 gr/km de emisiones de CO2 que a cambio den de baja un coche con más de 10 años de antigüedad reciben 1.500 euros de los que la mitad los aporta el Gobierno (750 euros frente a los mil de las anteriores ediciones). El resto lo aporta el concesionario o la marca del vehículo y se consideran como un descuento comercial y por ello no sujeto a ningún gravamen.

Pero los 750 euros de ayuda pública deben tributar como un ingreso en el IRPF, por lo que se deben consignar en la Declaración de la Renta del año en el que se perciben. Según Gestha, el impacto fiscal para un usuario normal oscila entre los 232,50 euros para el tramo de rentas comprendido entre los  20.200 y 34.000 euros brutos anuales, y de 352,50 euros para las personas con ingresos superiores a 60.000 euros.

Según las estimaciones de este colectivo, el Gobierno recuperará por este concepto en la siguiente campaña de la declaración de la Renta, que comenzará en mayo de 2016, unos 69 millones de euros. Es decir que los 225 millones de euros de aportación pública se reducen a poco más de 155 millones de euros.

Las cuentas públicas reciben como consecuencia de este plan otros ingresos, pero el más importante de todos ellos es el IVA. En este caso se trata del 21% del precio del vehículo que tiene un tope máximo de entre 20.000 y 35.000 euros en función de los diferentes tipos de vehículos que se pueden acoger a dicho plan de ayudas. Y también el Impuesto de Matriculación, del que están exentos los vehículos de menos de 120 g/km de CO2, pero que se sitúa en el 4,5% para los vehículos de entre 120 y 160 g/km que también se pueden acoger al Plan PIVE8.

Pero lo más importante es la renovación del parque automovilístico español que conlleva dos aspectos importantes como son la mejora de la seguridad vial y la reducción de las emisiones de CO2. Hay un dato alarmante en este aspecto. En el año 2007, antes de comenzar la crisis, la edad media del parque español era de 8,6 años, cuando la media europea era de 8,2 años. En el año 2012 la media europea se situaba en torno a los 8,6 años cuando la española superaba los 11 años.

Un dato importante, el pasado fin de semana se produjeron en las carreteras españolas siete accidentes con víctimas mortales y todos los coches implicados en esos accidentes tenían entre los 9 y los 13,6 años de antigüedad. Este dato pone de relevancia la gran diferencia en materia de seguridad que hay entre los vehículos modernos y los más antiguos, sus sistemas de seguridad y su estado general, y de ahí la importancia de los planes PIVE. 

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios