ESTE VERANO LANZARÁ LA RENOVACIÓN DEL 508 Y EL 108

Peugeot, de nuevo en la lucha

La marca francesa ha vuelto con mucha fuerza al mercado tras unos años complicados. Y la mejor prueba es que tras el lanzamiento del 208, el

La marca francesa ha vuelto con mucha fuerza al mercado tras unos años complicados. Y la mejor prueba es que tras el lanzamiento del 208, el 2008 y el 308, tres modelos clave para su futuro, ahora ha presentado en Londres su nuevo 508, el tope de gama, y en solo un par de semanas hará lo mismo en París con el más pequeño de la familia, el 108.

Hasta hace unos años el futuro de la compañía, y de todo el grupo PSA, estuvo un poco en el aire. Una gama demasiado grande para sus ventas y sin un criterio claro, un posicionamiento internacional poco concreto fueron las claves de su difícil situación.

Ahora todo ha cambiado, el grupo francés progresa adecuadamente y encara el futuro con nuevos retos. En Europa, las ventas de Peugeot en los cinco primeros meses del año se sitúan en 407.000 vehículos, con un aumento de más del 14%, lo que equivale al doble del crecimiento del mercado. Y a nivel mundial crecen un 6%.

Tras el nuevo 208, que está logrando muy buenas cifras de ventas, y el 308 que ya emplea la plataforma modular EMP2, que ha supuesto fuertes inversiones pero que ya están dando sus frutos, en los próximos meses llegan el 508 y también el 108. Y todo ello sin olvidar el resto de su completa gama, el todocamino pequeño denominado 2008 que se lanzó este mismo año y que acumula más de 150.000 unidades vendidas, los todocamino 3008 y 4008, el monovolumen 5008 o la gama de vehículos comerciales con la que lidera el mercado.

La presentación en Londres del nuevo 508 es una buena prueba de este relanzamiento. En ella Maxime Picat, principal responsable de la marca, ha querido dejar claro que Peugeot vuelve a estar en el mercado y con mucha fuerza. Y por eso lo ha hecho en la ciudad con la economía más fuerte de Europa, en la que las berlinas grandes como el Peugeot 508 son mayoría, y donde las ventas a flotas, el principal objetivo del nuevo modelo, son una parte importante del mercado.

Junto a esta nueva imagen de la marca Peugeot, lo que Picard ha mostrado es una evolución notable de su berlina del segmento D. Y con ello el crecimiento hacia el alto de gama de su marca. El nuevo Peugeot 508 exhibe una estética renovada en la que lo más llamativo es el frontal con la nueva parrilla. Esta incluye el anagrama de la marca, el león, con el nombre de la propia marca en la parte superior, como ya llevan los 208 y 308.

El nuevo 508 se presentará al público en el mes de agosto de manera simultánea en los salones de Moscú y de Chengdu, y, posteriormente, en el Salón de París. Su comercialización se iniciará en Europa en el mes de septiembre, tras su presentación internacional que tendrá lugar en Mallorca.

El 508 a la venta actualmente se presentó en el Salón de París de 2010, en un principio en versiones berlina y familiar y a las que posteriormente se añadió una variante todocamino, el RXH con el sistema Hybrid 4 de tracción 4x4. Fabricado en Francia y China, acumula casi 370.000 unidades vendidas desde su lanzamiento.

Para desarrollar el nuevo 508, los diseñadores se han basado en el estilo firme y robusto del anterior, y han buscado incrementar su tecnología y su carácter. La parrilla es un elemento fundamental. Más vertical e integrando el símbolo del león de Peugeot en el centro, supone un guiño a sus antepasados de la serie 5 y en concreto al 505. Pero inaugura una identidad de marca en el frontal más acentuada y estatutaria, que se desplegará en futuros modelos de la marca.

El frontal se caracteriza por unos grupos ópticos (faros principales, luces de día, intermitentes y antiniebla) 100 % de led y con una elevada tecnología. La firma visual de las luces diurnas, integradas en el paragolpes, difiere según la versión: en forma de coma en la berlina y el familiar y de garra en el RXH.

En la berlina la parte trasera también se ha modificado, con un parachoques rediseñado que se separa visualmente del maletero. Y los pilotos traseros se han rediseñado para darles más horizontalidad. El tratamiento rojo opalino de la firma visual de las tres garras asegura un resultado que identifica el modelo con la marca Peugeot.

En el interior también hay interesantes cambios. El salpicadero integra una pantalla táctil de 7 pulgadas que reagrupa la mayor parte de las funciones del vehículo. Gracias a ello la consola central tiene ahora menos botones. La instrumentación que tiene el conductor a su disposición es ahora más completa y además dispone también de head up display, que ofrece informaciones sobre la conducción y la navegación en colores muy legibles sobre una lámina ahumada retráctil.

Si ya el actual 508 transmite una buena sensación de calidad percibida, por lo que pudimos ver en estas primeras unidades mostradas en Londres el coche aún gana en este sentido, con materiales no ostentosos pero si de muy buena calidad. 

A nivel tecnológico, el coche supone un notable avance frente al 508 actual. Ofrece, entre otras cosas, acceso y arranque sin llave, freno de estacionamiento eléctrico automático, cambio automático de luces cortas a largas, el climatizador automático de cuatro zonas o el equipo de audio de la marca JBL. A ellos se añaden dos sistemas importantes para la seguridad, el control del ángulo muerto y la cámara de visión trasera, cuyas imágenes se proyectan en la pantalla táctil.

La puesta al día del 508 incluye también una mayor conectividad. Basada en la tecnología de internet móvil, cuenta con una nueva generación de servicios conectados: las Peugeot Connect Apps. Estas aplicaciones tienen un fácil acceso y su uso es muy intuitivo gracias a la pantalla táctil. El conductor dispone de informaciones prácticas como plazas de aparcamiento disponibles en los alrededores, precios del combustible en gasolineras próximas, info-trafic, información meteorológica, recomendaciones turísticas de la Guía Michelin o de TripAdvisor, calendario o la aplicación Coyote.

Según señaló el propio Picard, el nuevo Peugeot 508 ofrece un compromiso perfecto entre confort y comportamiento dinámico. Todo ello gracias a su nuevo esquema de suspensiones que ofrece dos tipos de suspensión en el eje delantero según la motorización y un eficaz multibrazo trasero.

También hay importantes cambios en lo que se refiere a su gama de motores disponibles. En gasolina, el nuevo Peugeot 508 estrena el 1.6 THP 165 CV con sistema Stop&Start, que puede ir asociado con una caja de cambios manual de seis velocidades o con la nueva caja automática de seis relaciones EAT6. Este propulsor sustituye al 1.6 THP 156 CV y reduce las emisiones de CO desde los 144 gr/km de su antecesor a los 129 gr/km del nuevo.

En diésel, llega al 508 la tecnología BlueHDi con dos motorizaciones. El punto de acceso es el 2.0 BlueHDi 150 CV, que con la caja manual de 6 marchas tiene unas emisiones de sólo 105 gr/km de COtanto en la berlina como en el SW. En cuanto a la versión más potente, el 2.0 BlueHDi 180 CV con el nuevo cambio automático de 6 marchas ha homologado unas emisiones de 111 gr/km de CO.

Lo que se mantiene en la gama del 508 es la variante con tecnología Hybrid 4, única en el segmento que permite tracción 4x4. El motor térmico diésel 2.0 HDi de 163 CV mueve las delanteras y el eléctrico de 37 CV va acoplado a las ruedas traseras. El consumo homologado es de 3,3 litros cada 100 kilómetros, lo que supone unas emisiones de sólo 85 gr/km de CO. Esta es la mejor cifra del segmento.

El nuevo 508 se fabrica en la planta francesa de Rennes para el mercado europeo y en Wuhan para China. El lanzamiento comercial del nuevo 508 en Europa será en septiembre.
Motor
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios