PRUEBA Mazda 3 Skyactiv 2.0 G 120 CV

Un buen compacto poco conocido

El Mazda 3 se convierte en el modelo compacto más grande del mercado con sus casi 4,5 metros de longitud, lo que hace que sea bastante

El Mazda 3 se convierte en el modelo compacto más grande del mercado con sus casi 4,5 metros de longitud, lo que hace que sea bastante amplio, sobre todo en las plazas traseras, y que tenga un buen maletero. Además, con su tecnología Skyactiv y su motor de 120 caballos se consolida como un modelo de consumo ajustado, muy útil, pensado para conductores tranquilos.

Tras su salida del entorno de  Ford, hace ya unos años, la marca japonesa ha creado toda una nueva estrategia, y una gama de modelos muy interesante basada en la tecnología Skyactiv. Esta tecnología se centra no en hacer nuevos y sofisticados desarrollos sino en optimizar al máximo lo que ya se tiene en la actualidad. Y el mejor ejemplo de esta forma de entender el automóvil se aprecia muy claramente en este Mazda 3 con el motor de gasolina de 120 caballos. No emplea un motor de baja cilindrada, como hacen algunos de sus rivales que llegan a sacar más potencia de un propulsor de un litro de cilindrada y tres cilindros.

Mazda emplea un motor de dos litros de los de siempre, pero incorpora los últimos avances técnicos disponibles para hacer que sea un propulsor eficiente y agradable de conducir. Es un motor suave, en el que se busca un comportamiento muy deportivo. Es un coche pensado para el uso diario, familiar, para utilizar con los límites legales y hacer una conducción eficiente y relajada.

Por ello, incorpora una caja de cambios con unos desarrollos bastante largos, sobre todo en sexta marcha, para conseguir que se pueda hacer una conducción muy tranquila por carretera, rodando en los límites legales en sexta y consumiendo muy poco. Eso sí, el motor es bueno, pero tranquilo y si tratamos de acelerar con un poco de rapidez deberemos quitar no una sino incluso dos marchas para conseguir acelerar con cierto brío.

Hay que tener en cuenta que su par máximo es de 210 Nm, una cifra que superan hasta los diesel más pequeños, pero que tendrían los inconvenientes de este tipo de motorización, que es más ruidosa y con más vibración. En este caso el motor del Mazda que hemos probado es muy agradable y suave de reacciones.

Si queremos rodar tranquilos a 120 km/h, podemos hacerlo en cuarta, en quinta o en sexta. En cuarta tendremos más salida, más capacidad de aceleración, mientras que en sexta lo que tendremos es el mínimo consumo.

Sin duda el consumo es la clave de este propulsor. El consumo homologado para este modelo está más en la línea de un vehículo diesel que de un gasolina, con un valor de 5,1 litros. No es la cifra que se puede conseguir circulando normalmente, pero tiene un consumo que se mantiene muy estable si hacemos una conducción normal.

Tras sentarnos al volante para hacer esta prueba,  rápidamente el consumo medio se situó en 6,0 litros y solo después de la jornada de fotos, en la que lógicamente siempre se gasta algo más por las constantes aceleraciones y frenadas, esta cifra media subió hasta los 6,1 litros. Si se hace una conducción suave, sin superar con mucho los límites establecidos y sin pisar a fondo el acelerador, estaremos en los 6,0 litros e incluso podemos estar por debajo de ese valor. Y es una buena cifra para un coche muy amplio y con un comportamiento muy agradable, como éste.

El motor tiene una elasticidad algo justa, sobre todo porque se trata de una cifra de par motor algo limitada, pero sobre todo por sus desarrollos largos en quinta y sexta. Y esto hace que se haga más necesario de lo normal el manejo del cambio, si queremos rodar un poco más ágiles.  Pero el cambio de marchas es una de las grandes virtudes que tiene este coche. Es rápido y muy preciso y no da la más mínima pereza realizar los cambios. En cualquier caso el motor empuja con bastante fuerza desde las 1.500 vueltas. Si tenemos un poco de paciencia, nos ahorraremos varios cambios.

En cuanto a la dirección, tiene un buen tacto pero transmite pocas sensaciones de la carretera a su conductor. Pero permite un buen guiado de la trayectoria del vehículo y su conductor es difícil que sea vea en problemas con este coche. Por lo que se refiere a las suspensiones, aunque son algo duras, permiten un comportamiento muy bueno del coche, sin balanceos de la carrocería, que se sujeta muy bien por estas suspensiones más firmes.

Eso sí, estas suspensiones muy buenas para conducir, son algo peores para ofrecer el máximo confort a sus ocupantes. En este aspecto, resultan especialmente duras y hasta algo secas e incómodas cuando el coche lleva neumáticos sobre llanta de 18 pulgadas, una opción que le proporciona un mejor aspecto y una mayor precisión de conducción, pero que hace que se pierda confort. Además, con el actual estado del asfalto de nuestras carreteras y calles, llenas de agujeros y baches, es mejor emplear una llanta 16 o como mucho una de 17”. Se pierde algo de precisión pero se evitan unos botes muy incómodos y alguna que otra rotura del neumático.  

En su interior encontramos un coche emocional, con personalidad, un vehículo que no pasa desapercibido para quien entra por primera vez en su interior. Eso sí, basado en unos tonos oscuros que no ayudan precisamente a que tenga la apariencia de un habitáculo muy amplio. Aunque en realidad sus dimensiones son bastante buenas.

La posición de conducción es muy buena, el conductor puede encontrar la posición ideal gracias a la regulación del volante en altura y longitud y a la posibilidad de subir o bajar el asiento. Y tiene una muy  buena visibilidad gracias a su montante delantero poco intrusivo.

Las plazas delanteras son buenas, con asientos bastante amplios y de aspecto muy bueno, pero que sujetan poco el cuerpo cuando circulamos por zonas muy viradas. En cuanto a las plazas traseras son razonablemente buenas porque pese a tener un tamaño muy grande el coche, en realidad ese mayor tamaño no se transmite al espacio en estas plazas posteriores. Y en cuanto a su maletero es también similar al de sus rivales, con una cifra de 364 litros en el caso de la versión de cinco puertas, que es la que hemos probado.

Eso sí, el Mazda 3 se ofrece con dos versiones de carrocería, muy similares, el de cinco puertas que ven en estas fotos, y una variante de tipo sedán. Esta última es muy interesante porque no se trata del clásico tres volúmenes con un maletero añadido casi como un pegote, como ocurre en algunos modelos equivalentes de la competencia, sino que es solo un pequeño añadido. Su estética es muy agradable y se ganan 55 litros de maletero, mientras que su longitud total solo aumenta en doce centímetros hasta los 4,59 metros.

Por lo que se refiere a su cuadro de instrumentos, es diferente al del resto de sus competidores. Mientras que todos recurren a dos grandes relojes y en la mayor parte de los casos una pantalla central con información adicional, en este caso solo hay un gran reloj central que marca la velocidad a la que circulamos. Una buena idea porque en estos tiempos que corren es quizá el dato más importante para el conductor, la velocidad a la que se circula.

Y a ambos lados del reloj hay dos pantallas más pequeñas. La de la izquierda es el cuentavueltas, de un tamaño algo pequeño, al menos para mi gusto. Y en el lado derecho una pantalla en al que podemos tener información del nivel de combustible, o del consumo, o de otros detalles de nuestro viaje.

El Mazda 3 es una interesante alternativa al modelo compacto convencional, al Golf, al León, al Peugeot 308 o al Citroën C4, al Astra, al Focus o al Megane, entre otros. Es un modelo mucho menos visto por las calles, lo que le da una cierta exclusividad. Un coche que con este motor es un vehículo ideal para personas que buscan un coche para viajar tranquilos, con consumos ajustados.

Un modelo que cuenta con un equipamiento que puede ser muy completo, con elementos como el head up display que muestra los datos principales de la conducción sobre el parabrisas, con  programador activo de velocidad, con avisador de cambio de carril, con frenado automático de seguridad y con un  largo etcétera.
Motor
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios