Es noticia
Menú
Nissan Qashqai 2014, la nueva referencia
  1. Motor
PRECIO DE PARTIDA DE 20.650 EUROS

Nissan Qashqai 2014, la nueva referencia

Nissan inicia la comercialización en el mercado español del nuevo Qashqai, un vehículo totalmente nuevo que viene a sustituir al modelo de referencia

Nissan inicia la comercialización en el mercado español del nuevo Qashqai, un vehículo completamente nuevo que viene a sustituir al modelo de referencia del segmento todocamino compacto. Nuevo chasis, una carrocería más larga y más baja, más tecnología, más ayudas a la conducción, una mayor calidad interior percibida.

Nissan tenía una tarea muy difícil con el nuevo Qashqai, tomar el relevo del coche que le ha permitido salir de una situación complicada y conseguir un éxito casi imprevisible cuando se lanzó en el año 2007. En siete años, la marca ha vendido más de 1,5 millones de unidades del Qashqai en Europa. Desde entonces se ha convertido en la referencia del segmento todocamino y una alternativa a los modelos compactos. Y, sobre todo, un modelo que han copiado casi todos los fabricantes del mercado que tienen vehículos todocamino.

La presentación internacional ha tenido lugar en Madrid y tras realizar por toda la zona de la sierra madrileña más de 180 kilómetros les puedo decir que el nuevo Qashqai es mucho mejor que el anterior.

La primera mejora de todas es la que se refiere a la calidad de los interiores. Se emplean buenos materiales, no muy lujosos, pero si de buena calidad, con plásticos blandos de aspecto agradable en todo el cuadro de instrumentos y, sobre todo, con una muy buena calidad de terminación.

El habitáculo es más grande que el de su antecesor. Es ligeramente más amplio en las plazas traseras, con algo más de espacio para las piernas de los ocupantes de las plazas posteriores. Y delante son buenas, aunque con una sujeción del cuerpo algo justa si se quiere circular deprisa en zonas viradas.

Y donde más mejora es en el maletero, con 30 litros más de capacidad que su antecesor (430 litros). En este sentido hay que destacar que el coche es más grande que el anterior Qashqai. Son 5 centímetros más de longitud mientras que la anchura también crece en otros 3 cm. Por contra su altura se reduce en 1,5 cm. Y todo ello contribuye a proporcionar al vehículo un aspecto mucho más dinámico, y también más cercano a un turismo del segmento compacto.

En este sentido hay que destacar un cambio importante en la filosofía del nuevo Qashqai. Si la anterior generación ofrecía dos variantes, el propio Qashqai y una versión +2 con hasta siete plazas, en el nuevo solo habrá una versión normal de 5 plazas. A lo largo de estos años, la versión +2 no se ha utilizado casi nunca como una variante de siete asientos, sino que lo que los clientes buscaban era una versión de cinco plazas pero con un maletero más amplio.

Y por ello, el nuevo solo tendrá versión de 5 plazas y con 30 litros más de maletero que el antecesor, lo que le hace posicionarse mejor dentro el segmento todocamino en este aspecto. Dentro de unos meses se presentará un nuevo Nissan X-Trail y este si tendrá una versión de siete plazas para los que necesitan un todocamino un poco más grande.

La gama del nuevo Qashqai se basa en tres motorizaciones diferentes. En gasolina de momento solo se ofrece una versión de 1.2 litros de última generación con inyección directa y turbocompresor que proporciona una potencia de 116 caballos. Y en diesel, que debería ser la gran mayoría de las ventas en España, una versión con el conocido motor 1.5 dCi en su variante de 110 caballos y como tope de gama un 1.6 de 130 caballos.

En cuanto a transmisión, en principio todos los Qashqai son de tracción delantera, pero en la versión diesel de 130 caballos se puede pedir la tracción All Mode 4x4. Y por lo que se refiere a cajas de cambios, de serie lleva un manual de seis marchas y como opción, solo disponible para el 1.6 de 130 caballos, un cambio automático de tipo CVT.

A todas estas versiones se añadirá en verano una nueva variante tope de gama con un motor de gasolina más potente. Se trata del 1.6 DIG-T, un sofisticado motor que ofrece 150 caballos y 240 Nm que ofrecerá la máxima elasticidad desde pocas vueltas y para el que Nissan ha homologado un consumo de solo 5,6 litros.

El nuevo Qashqai destaca sobre todo por su tecnología. El coche lleva de serie en todas las versiones el sistema Stop/start que contribuye a reducir los consumos. Tiene dirección asistida eléctrica y permite seleccionar dos modos de conducción el normal y una opción sport. Este ajuste se refiere únicamente a la dureza en el manejo del volante. Pero sobre todo incluye el que en Nissan se denomina «escudo de protección inteligente», un conjunto de sistemas para hacer la conducción más fácil y sobre todo más segura.

Este incluye la alerta de cambio involuntario de carril, el asistente de luz de carretera que cambia de cortas a largas automáticamente, el lector de señales de tráfico y un sistema que mediante un radar mide la distancia al coche de delante, alerta del riesgo de colisión y frena si el conductor no llega a hacer nada. Y opcionalmente sistemas como el avisador de ángulo muerto, detector de fatiga, faros de LED integrales o un sistema de aparcamiento automático en línea en el que el conductor solo debe gestionar el acelerador o el freno.

También destacable el Nissan Connect, que permite conectar el coche con internet y acceder a redes sociales o música en streaming. Y también dispone del libro del coche en versión digital. O dicho de otra forma, que mediante una aplicación gratuita disponible para Android o Apple, el propietario solo tiene que hacer una foto del botón o del sistema que quiere conocer, y le aparece el texto y toda la explicación en el móvil. Esto no es nuevo en Nissan, pero si es un paso hacia el futuro.

Y he dejado para el final lo mejor, el chasis control. Este sistema, que es de serie en todos los Qashqai, incluye controles activos del vehículo para conseguir un máximo dinamismo y la mayor seguridad. Mediante el control activo del habitáculo y el control activo de trazada, el coche se mueve de una forma mucho más segura.

El primero actúa de forma selectiva sobre los frenos cuando por un bache o por una curva el coche tiende a desestabilizarse. El objetivo es que el coche se mueva siempre de la forma más plana y también más segura y evitar con ello las oscilaciones de la carrocería. En cuanto al segundo sistema, lo que hace es ocuparse de frenar las ruedas interiores en una curva para que el coche se inscriba mejor en el recorrido, lo que transmite de manera inmediata una mayor sensación de dinamismo a su conductor.A estos dos sistemas se suma, solo en las versiones equipadas con el cambio automático X-Tronic, el freno motor activo que aumenta la retención del motor cuando se circula por una pendiente pronunciada.

Y toda esta tecnología incorporada en el nuevo Qashqai hace que su comportamiento sea muy superior al de su antecesor, que sea otro coche completamente distinto y que, de momento, el coche se vuelva a situar como la referencia en el segmento todocamino compacto.

El empleo de una nueva plataforma permite hacer un coche 90 kg más ligero, pese a tener una carrocería más grande y mucho más equipamiento. Y esto repercute en su consumo homologado que en la variante 1.5 dCi de 110 caballos es de 3,8 litros, un valor exageradamente bajo para un coche más alto y grande.Y en el 1.6 de 130 caballos sube hasta los 4,4 litros. Ambos modelos, incluyendo también la variante equipada con el cambio X-Tronic están por debajo de los 120 gr/km de emisiones y por ello están exentos del Impuesto de Matriculación.

En cuanto a sus precios, se ofrecen cuatro acabados diferentes y estos oscilan entre los 20.650 de la versión de acceso Visia con el motor 1.2 de gasolina y los 31.450 euros que cuesta el 1.6 de 130 caballos con tracción 4x4 y el acabado más completo, el Tekna.

Nissan inicia la comercialización en el mercado español del nuevo Qashqai, un vehículo completamente nuevo que viene a sustituir al modelo de referencia del segmento todocamino compacto. Nuevo chasis, una carrocería más larga y más baja, más tecnología, más ayudas a la conducción, una mayor calidad interior percibida.