Una nueva leyenda de Bugatti
  1. Motor
EN HOMENAJE A MEO CONSTANTINI

Una nueva leyenda de Bugatti

Bugatti ha mostrado en el Salón del Automóvil de Dubai que ayer abrió sus puertas al público la tercera entrega de la serie « Las Leyendas

Bugatti ha mostrado en el Salón del Automóvil de Dubai que ayer abrió sus puertas al público la tercera entrega de la serie « Las Leyendas de Bugatti», en la que se rinde homenaje a Meo Costantini, un colaborador muy cercano al fundador de la marca, Ettore Bugatti. Solo se harán tres unidades de este modelo y su precio será de 2,09 millones de euros, sin impuestos. Un posible comprador en España debería pagar 2,83 millones de euros por él.

En esta ocasión, el modelo incluye lujosos grabados que evocan el deporte del automóvil en los años veinte y el modelo al que hace referencia esta edición tan especial del Veyron es a uno de los más míticos y conocidos de la marca, el Type 35, que también fue uno de los coches de competición más laureados de la historia.

El coche, como en el caso de las dos anteriores versiones de “Las leyendas de Bugatti”, está basado en la variante más potente y sofisticada del Veyron, el Grand Sport Vitesse. Es decir la variante con el motor de 1.200 caballos y combinado con un techo de tipo roadster. Gracias a ello sus prestaciones son realmente espectaculares, con 2,6 segundos para hacer el 0 a 100 km/h y una velocidad punta 408 km/h, lo que le sitúa, de largo, como el descapotable más rápido del mercado.

La carrocería de este serie tan limitada está construida básicamente en fibra de carbono. Las aletas, las puertas y los ángulos del parachoques son de aluminio. En cuanto al color de la pintura base del modelo, el azul, es el más claro homenaje al Type 35, ya que es exactamente su color. En cuanto al resto de la carrocería, tiene zonas con acabado en aluminio pulido hecho a mano y con un barniz exterior.

Bartolomeo « Meo » Costantini, nació en 1889 y desde muy joven se vio interesado por el mundo de la competición automovilística, entonces en un estado muy incipiente. Tras la Primera Guerra Mundial tuvo la oportunidad de trabajar en la modificación de un Bugatti Type 13 y con este vehículo se inició en la competición en la temporada 1920. Meo logró captar la atención de Ettore Bugatti que le invitó a Molsheim, la sede de la marca, en 1923.

Y desde entonces dedicó su vida a Bugatti, primero como piloto ganando en dos ocasiones la carrera más prestigiosa en circuito de la época, la Targa Florio, y más tarde como director deportivo de la marca, siempre con una estrecha relación con Ettore.

Esta es la tercera entrega de la serie “Las leyendas de Bugatti”. La primera se presentó en agosto pasado en Pebble Beach, la denominada « Jean-Pierre Wimille » y un mes más tarde, con motivo del Salón de Fráncfort llegó la segunda, la « Jean Bugatti ». En noviembre llega la tercera « Meo Costantini » que se presenta en el Salón de Dubai.

El Bugatti Type 35 al que rinde homenaje este nuevo Veyron, es uno de los modelos más legendarios de la marca y del automóvil. El vehículo logró más de 2.000 victorias en carrera, lo que le convierte en uno de los coches más laureados en el mundo. Además, es uno de los coches que más beneficio le dio a la marca y es que cuando un coche ganaba una carrera en domingo, en la mayor parte de los casos el lunes siguiente Ettore Bugatti se lo vendía a algún piloto acaudalado, que pagaba un sobreprecio por ser un coche ganador. Además, era un coche podía utilizarse tanto en carreteras abiertas como en circuito.

Solo unos datos sobre el Type 35, el Bugatti más legendario con el permiso del Royale. Su motor era un ocho cilindros de 2 litros que proporcionaba 100 caballos. Su peso se situaba en torno a los 750 kilos, repartidos exactamente al 50% entre ambos ejes.