Es noticia
Menú
DB5, el preferido de 007
  1. Motor
SE CUMPLEN 50 AÑOS DE LAS PELICULAS DE BOND

DB5, el preferido de 007

El agente 007, el conocido James Bond, cumple en 2012 50 años de vida en las pantallas de cine y unos cuantos más en los libros

El agente 007, el conocido James Bond, cumple en 2012 50 años de vida en las pantallas de cine y unos cuantos más en los libros de su creador Ian Fleming. Fue en 1962 cuando se comenzó a filmar “007 contra Doctor No”, y desde entonces todas sus películas han estado basadas en su personalidad tan particular, su estilo mujeriego y su gusto por el Martini seco y por los coches de lujo.

Ahora, después de 50 años de vida, el agente secreto James Bond prepara una nueva cita cinematográfica con los espectadores. Ya no se trata de Sean Connery, el primero que le interpretó, sino que el actor que da vida al famoso agente es Daniel Craig. Pero por lo demás se mantiene el mismo argumento, el de agente con licencia para matar, el de su líos amorosos y el de sus vehículos, desde un pequeño Renault 11 hasta un impresionante camión Kenworth.

Pero hablemos de sus coches. En la primera película de la saga, “007 Contra el Doctor No”, el protagonista de cuatro ruedas era un Sumbean Alpine con un motor de solo 90 caballos. Para la siguiente cita, “Desde Rusia con amor”, el coche pasó a ser un lujoso Bentley que incorporaba como gadget tecnológico un teléfono (hablamos del año 1963).

La tercera cita es una de las más conocidas del agente 007, Goldfinger, y en ella James Bond se enfrenta a un hombre que quiere hacer explotar una bomba atómica. En esta película tiene un gran protagonismo el coche, ya que se estrena el DB5.

Es el coche más carismático de toda la saga 007 por la cantidad de sistemas especiales que montaba, que le hacían un coche adelantado a su tiempo y casi inexpugnable.

Las ametralladoras delanteras que estaban ocultas bajo los intermitentes, los tubos de escape traseros que soltaban aceite cuando Bond se veía acosado por sus perseguidores, las tres placas de matrícula diferentes que podía cambiar con un sistema giratorio. Y también la plancha de acero trasera protectora del habitáculo.

No menos llamativos eran los tridentes que salían de las ruedas para destrozar los neumáticos de alguno de sus rivales cuando se ponían a la altura del DB5 de Bond.

Y también su interior era espectacular. Levantando el pomo de la palanca de cambios aparecía un pulsador para hacer saltar por los aires a un compañero poco amigable. El teléfono era un auténtico invento para la época, como lo era el sistema de radar con el que Bond podía seguir la señal de sus rivales y localizarles.

Sin duda este DB5 tan particular es el coche más importante y más conocido de los que ha empleado Bond en sus cincuenta años de vida cinematográfica. De hecho Sean Connery repitió vehículo en la siguiente cita de la saga, “Operación Trueno”.

En la siguiente película, “Solo se vive una vez”, el agente no conduce y solo en una ocasión es rescatado por la “chica Bond” que conduce un Toyota 2000 GT.

Para la película de “Al servicio secreto de su majestad” dispone de un Aston Martin DBS, pero que en esta ocasión no tiene casi nada de especial. En “Vive y deja morir” su vehículo es un autobús de dos pisos.

Los siguientes protagonistas de cuatro ruedas serán un AMC Hornet, un Lotus Espirit que se zambulle en el agua, un Citroën 2 caballos del que el famoso agente se quejaba por su falta de potencia, un Alfa Romeo GTV6, un Mercedes SL, un Citroën AX.

Una de las más famosas películas de 007 por lo relacionado con el automóvil es la de “En la mira de los asesinos”, en la que conduce hasta partir por la mitad un Renault 11.

En 1987 el nuevo protagonista de la saga es Timothy Dalton que retorna a los Aston Martin (uno coupé y otro descapotable). Espectacular es el camión Kenworth que debe conducir 007 en “Con licencia para matar”.

En 1995 se produce un nuevo cambio de protagonista siendo Pierce Brosnan el que da vida al agente secreto en “El mañana nunca muere”. Sus coches, esta vez serán un Aston Martin DB5 y un BMW Z3. La marca alemana repite protagonismo en la siguiente cita de 007 pero con una berlina de lujo, el 750.

Y en la tercera cita de Brosnan el 750 deja su lugar a otro BMW, el espectacular Z8 de 400 caballos. En 2002, la película “Muere otro día” tiene como protagonista al Aston Martin Vanquish, un vehículo muy bien equipado a nivel tecnológico pero que se ve perseguido en todo momento por un no menos espectacular Jaguar XKR igualmente equipado para destruir al enemigo.

El último protagonista del agente 007 es Daniel Craig, que se estrenó con Casino Royal en el año 2006. Su coche era un Aston Martin DBS, coche que repitió en la siguiente cita de la saga, Quantum of Solace. En esta última película también conduce en algún momento un Range Rover Sport.

Para la nueva película de James Bond que se está preparando, Skyfall, que se estrenará en octubre, el protagonista será nuevamente el Aston Martin DB5, en esta ocasión con placa de matrícula  FMP 7B y también tendrá protagonismo una moto, en concreto una Honda CRF250R de la que se han utilizado para el rodaje 20 unidades.

El agente 007, el conocido James Bond, cumple en 2012 50 años de vida en las pantallas de cine y unos cuantos más en los libros de su creador Ian Fleming. Fue en 1962 cuando se comenzó a filmar “007 contra Doctor No”, y desde entonces todas sus películas han estado basadas en su personalidad tan particular, su estilo mujeriego y su gusto por el Martini seco y por los coches de lujo.