Es noticia
Menú
La Fed lo ha dejado claro: el aterrizaje de la economía será forzoso y nada suave
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
El futuro de la economía estadounidense

La Fed lo ha dejado claro: el aterrizaje de la economía será forzoso y nada suave

Wall Street prevé que los esfuerzos por controlar la inflación darán pié a una recesión

Foto: Foto: EC Diseño.
Foto: EC Diseño.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Esta vez, los mercados entendieron claramente lo que quería decir la Reserva Federal: la inflación es demasiado alta y probablemente sea necesaria una recesión para bajarla.

No hay otra manera de interpretar las proyecciones económicas y de tipos de interés que los funcionarios de la Reserva Federal publicaron el miércoles, así como los comentarios del presidente Jerome Powell.

Los mercados esperaban que la Fed elevara un 0,75% su objetivo de tipos de interés, hasta un rango del 3% al 3,25%, pero no que los funcionarios proyectaran también que los tipos alcanzarían el 4,6% en el plazo de un año, lo que supone un fuerte aumento con respecto a la tasa máxima del 3,8% proyectada en junio.

Foto: Fachada del Banco de Inglaterra.

Las revisiones de las perspectivas económicas de los funcionarios fueron menos sorprendentes, pero igualmente solemnes. Hasta esta semana, los funcionarios esperaban que se produjese lo que se ha denominado "desinflación inmaculada": se esperaba la inflación, que ahora se sitúa por encima del 8%, caería bruscamente hasta alrededor del 2%, sin consecuencias notables para el desempleo.

Esta combinación no ha tenido lugar desde antes de la Segunda Guerra Mundial. Ahora, sin embargo, los responsables políticos esperan que el desempleo alcance el 4,4% en un año, frente al 3,7% actual y el reciente mínimo del 3,5%. Desde 1948 solo se han visto aumentos de ese tamaño durante, o en torno a, una recesión.

Foto: Parqué de la Bolsa de Madrid. (EFE/Altea Tejido)

Nunca antes había pronosticado la Fed un aumento tan pronunciado del desempleo "antes de que la recesión haya comenzado", según publicó en Twitter Derek Tang, de LH Meyer/Monetary Policy Analytics, una empresa de investigación financiera. "Están tratando de decirnos que habrá un aterrizaje forzoso; no hay otra solución".

En julio, los mercados subieron por las declaraciones de Powell, que se interpretaron como un presagio de un cambio de estrategia hacia la reducción de los tipos. Esa interpretación resultó ser errónea, y el miércoles los inversores no repitieron el error. Los principales índices bursátiles terminaron el día con una fuerte caída, y los rendimientos de los bonos del Tesoro a dos años se adelantaron aún más a los rendimientos a 10 años. Todas las recesiones desde 1980 han ido precedidas de estas inversiones de la curva de rendimiento.

Powell no se anduvo con rodeos. La inflación tiene que bajar, explicó, y eso requiere un mercado laboral más suave. "Ojalá hubiera una forma indolora de hacerlo. No la hay", sentenció ante la prensa.

Foto: El presidente de la Fed, Jerome Powell. (EC)

Añadió también que "nadie sabe si este proceso desembocará en una recesión ni, en caso afirmativo, cuáles serán las dimensiones de esa recesión". Depende, señaló, de la rapidez con la que disminuyan las presiones sobre los salarios y los precios, lo que a su vez depende de si el público sigue esperando el regreso a una inflación del 2%, y de si mejora la oferta de mano de obra.

Al contrario que en ruedas de prensa previas, no volvió a enfatizar las esperanzas de un aterrizaje suave, es decir, una ralentización del crecimiento suficiente para reducir la inflación sin llegar a una recesión. "Las posibilidades de un aterrizaje suave probablemente disminuyan hasta el punto de que la política tenga que ser o bien más restrictiva o bien restrictiva durante más tiempo", expuso, haciendo referencia precisamente a lo que la Fed acaba de advertir que se avecina.

Sin embargo, hubo suficientes señales contradictorias para plantear dudas sobre si la Reserva Federal tiene previsto hacer lo suficiente para reducir la inflación. Por un lado, los funcionarios siguen esperando un crecimiento económico del 1,2% para el año que viene, lo que se parece más a un aterrizaje suave que a una recesión, y es más fuerte de lo que supondría normalmente el aumento esperado del desempleo.

Foto: Imagen: EC Diseño.

Además, el 4,6% no es, en el esquema de las cosas, un tipo de interés muy alto, comparado con la tarea que tenemos entre manos. Para frenar el crecimiento y reducir la inflación, la Reserva Federal debe llevar los tipos de interés reales (el tipo nominal menos la inflación) a un terreno muy positivo. Excluyendo la volatilidad de la energía y otros factores, Powell sugirió que la inflación subyacente se sitúa hoy en torno al 4,5%. Si es así, el 4,6% equivale aproximadamente cero en términos reales.

Entonces, ¿cómo es posible que la inflación caiga hasta un 3,1% (excluyendo alimentos y energía) en un año, como proyectan los funcionarios de la Fed? Suponen implícitamente que gran parte de la caída se producirá de forma indolora, a medida que disminuyen las interrupciones de la cadena de suministro y el aumento de la participación de la mano de obra reduce las demandas salariales. Esto es plausible; sin embargo, como admitió Powell, esto es lo que se esperaba desde principios de año y no ha sucedido. En los últimos meses se ha producido un cierto alivio en forma de caída de los costes energéticos y mejora de las cadenas de suministro, pero esto se ha visto anulado por la presión al alza de los precios de casi todo lo demás, resultado de un mercado de trabajo fuerte que sigue proporcionando un crecimiento anual del 10% en los ingresos salariales.

Así que Powell ha transmitido, y los mercados han recibido, un mensaje pesimista. Pero no está claro que sea lo suficientemente pesimista.

*Contenido con licencia de “The Wall Street Journal”

Esta vez, los mercados entendieron claramente lo que quería decir la Reserva Federal: la inflación es demasiado alta y probablemente sea necesaria una recesión para bajarla.

Reserva Federal Inflación Jerome Powell
El redactor recomienda