Es noticia
Menú
Así presionan los fondos para forzar a las empresas a ser más responsables
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
INVERSIÓN SOSTENIBLE

Así presionan los fondos para forzar a las empresas a ser más responsables

Las votaciones contenciosas por delegación acaparan todos los titulares, pero la mayor parte de la defensa de intereses de los accionistas se realiza discretamente

Foto: Fuentes de energía renovables. (EC Diseño)
Fuentes de energía renovables. (EC Diseño)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Cuando Engine No. 1 cantó victoria al ganar una votación por delegación y conseguir que tres miembros con mentalidad ecológica fueran elegidos para el consejo de administración de Exxon Mobil en 2021, se produjo una conmoción en el sector de la inversión sobre el poder de accionistas activistas.

Su caso se ha interpretado como una historia de David contra Goliat, en la que el fondo de cobertura relativamente pequeño venció al gigante petrolero. En realidad, la mayor parte de la defensa de intereses de los accionistas no es conflictiva, y es por eso que esas historias no se cuentan.

En la mayoría de los casos, la defensa de los accionistas se produce cuando un gestor de cartera se pone en contacto con el departamento de relaciones con los inversores de una empresa y habla con un ejecutivo o un especialista en el área que el gestor de cartera quiere abordar, explica Julie Gorte, vicepresidenta sénior de inversión sostenible en Impax Asset Management.

Foto: Exxon fue protagonista de una campaña importante de activistas. (Reuters/Jackson)

Según Gorte, ese es un primer paso habitual para los gestores de fondos activos, tanto si trabajan para un gestor de activos tradicional como para una empresa centrada en la sostenibilidad. Esas conversaciones son el modo en que los gestores se familiarizan con la empresa y acceden a la posibilidad de formular recomendaciones para el cambio.

"Si ves algo que crees que puede hacer que una empresa sea una mejor inversión... te interesa, como inversor, transmitírselo al menos", explica.

Construir una relación

Según Amy Augustine, directora de inversión ASG (ESG) en Boston Trust Walden, este tipo de interacciones construye relaciones. Una conversación sincera ayuda a los gestores de carteras a entender el punto de vista de la empresa, y permite a los gestores de activos explicar por qué ciertos temas son importantes para ellos. Añade que a veces los cambios se producen después de una o dos conversaciones, y otras veces se requiere una serie de interacciones más larga.

Foto: 'Barron's'.

Para relacionarse con una empresa, los gestores de carteras deben poseer acciones; de lo contrario, pueden asociarse con otro gestor de activos que posea acciones de una empresa objetivo.

Hace dos años, Impax se unió al Fondo de Jubilación Común del estado de Nueva York, que posee fondos del índice S&P 500, para pedir a todas las empresas del S&P 500 que revelaran el riesgo material al que se enfrentan sus activos estratégicos en caso de catástrofe natural, como inundaciones, incendios o sequías causadas por el cambio climático, así como la ubicación de esos activos. Es una cuestión que, según Gorte, muchas empresas no tienen en cuenta. Unas 80 empresas respondieron a su consulta. Finalmente, se presentaron dos resoluciones de accionistas.

Explica además que algunas actividades de divulgación caen en saco roto, por lo que si Impax considera que el problema que ha planteado es lo suficientemente grave para esa empresa, el gestor del fondo puede presentar una resolución de los accionistas.

Foto: EC.

Antes de que se conociera la noticia de la victoria de Engine No. 1, el fondo de cobertura publicó en su momento que ya estaba trabajando con Exxon desde hace un año, estudiando cómo fijar el precio del carbono de forma que incluya el daño que el gigante petrolero causará al liberar más dióxido de carbono.

Llegar a un acuerdo

El mejor resultado es cuando un gestor de fondos presenta una resolución de los accionistas antes de la junta general anual de una empresa y el gestor retira la resolución porque las dos partes llegan a un acuerdo, explican Augustine y Gorte.

En su 'Informe de impacto ASG' del segundo trimestre, Boston Trust Walden lideró o participó en 15 resoluciones de accionistas durante la temporada de representación de 2022, y retiró más del 70% de esas resoluciones, basándose en compromisos corporativos negociados. En contraste con los datos de resolución de los accionistas, Augustine explica que los equipos de defensa de su grupo hablan con cientos de empresas, a menudo llegando a acuerdos a través del diálogo.

Foto: EC.

Augustin pone como ejemplo de un compromiso corporativo negociado impulsado por una resolución de los accionistas el caso de Williams-Sonoma WSM.

En 2020, Boston Trust Walden presentó una resolución en la que se pedía al minorista que publicase un desglose exhaustivo de su plantilla por raza y género, según las categorías laborales definidas por la Comisión para la Igualdad de Oportunidades de Empleo de EEUU, y que informara sobre sus políticas y programas para mejorar la diversidad. Augustine explica que, aunque Williams-Sonoma tiene una fuerte diversidad de género y cuenta con una mujer como directora general, Laura Alber, el gestor de fondos quería comprender mejor cómo el minorista gestionaba la diversidad, la equidad y la inclusión en general.

Según Augustine, Boston Trust Walden había recibido las respuestas esperadas a través de canales habituales como cartas, correos electrónicos y llamadas telefónicas, por lo que presentaron la resolución.

Foto: Interior del Palacio de la Bolsa de Madrid. (EFE/Altea Ejido)

"Consiguió que nuestra comunicación llegara a las manos adecuadas. Inmediatamente, la empresa respondió y mantuvimos una serie de diálogos con la dirección".

Las conversaciones dieron lugar a que Williams-Sonoma accediera a revelar los datos de composición de la plantilla por género y raza, y a informar sobre su iniciativa más amplia de diversidad, equidad e inclusión, especialmente en los casos en que las mujeres y las personas de color estaban infrarrepresentadas. Según Augustine, Boston Trust Walden está satisfecho con la respuesta del minorista, señalando que no solo publicó los datos de composición de la plantilla, sino que también incluyó datos del sector para contextualizarlos y detalló sus estrategias para aumentar la representación de los empleados negros e hispanos en los niveles de gestor y superiores, más allá de la petición del fondo. Este año, la empresa también ha presentado datos sobre los ascensos.

Augustine sostiene que la forma en que Williams-Sonoma divulgó los datos permite a los inversores acceder a la información con precisión y valorarla, y al divulgar esta información se espera que ayude a la empresa con la futura contratación de talento al poder presentarse como un lugar que valora la diversidad.

El control de los altos cargos limita los cambios

El control de los ejecutivos puede limitar el número de votos favorables que recibe una resolución de los accionistas. Las grandes empresas tecnológicas, en particular, son conocidas por concentrar el poder en unos pocos individuos. Mark Zuckerberg, consejero delegado y cofundador de la matriz de Facebook, Meta Platforms, posee el 55% de las acciones con derecho a voto de la empresa.

Foto: (iStock) Opinión

En Alphabet, el cofundador y director ejecutivo de la empresa, Larry Page, el cofundador Sergey Brin y el ex consejero delegado Eric Schmidt poseen más del 50% de la empresa por medio de las acciones de clase A y de clase B que tienen bajo su control. Una resolución de los accionistas presentada por Boston Trust Walden, entre otros, en la que se preguntaba a Alphabet acerca del objetivo del Acuerdo de París de limitar el calentamiento medio del planeta a 1,5 °C, recibió el 19% de todos los votos emitidos, lo que Augustine considera significativo a la luz del control de la empresa por parte de sus miembros privilegiados.

Las resoluciones que reciben un elevado número de votos favorables pueden incitar a las empresas a actuar, ya que muchas de ellas quieren complacer a los accionistas. Sin embargo, la mayoría de las resoluciones no son vinculantes, por lo que las empresas no están obligadas a poner en práctica los cambios solicitados, advierte Gorte. Si las empresas no actúan, son los accionistas los que deciden si quieren seguir invirtiendo.

Foto: La contaminación por plásticos de un solo uso en el mar aumenta día a día. Unsplash

Gorte afirma que la defensa de temas medioambientales por parte de accionistas ha recorrido un largo camino desde que las Hermanas de Santo Domingo de Caldwell (Nueva Jersey) y otras accionistas activistas empezaron a preguntar a Exxon hace más de 20 años sobre lo que pensaba hacer con respecto al cambio climático. Ahora, incluso algunos fondos de inversión tradicionales preguntan a las grandes petroleras cómo limitan las emisiones directas de carbono que provocan.

"Durante las dos décadas desde que las monjas empezaron a interactuar con Exxon Mobil, el mundo de la inversión pasó de pensar que el cambio climático es asunto de los amantes de los animales a verlo como un conjunto de riesgos materiales tanto físicos como tradicionales. Así que ha habido una evolución en el mercado", concluye Gorte.

*Contenido con licencia de 'MarketWatch'.

Cuando Engine No. 1 cantó victoria al ganar una votación por delegación y conseguir que tres miembros con mentalidad ecológica fueran elegidos para el consejo de administración de Exxon Mobil en 2021, se produjo una conmoción en el sector de la inversión sobre el poder de accionistas activistas.

Accionistas Hedge funds Fondos de Inversión Inversores
El redactor recomienda