Es noticia
Menú
La fuerza del dólar aumenta el gasto de los turistas estadounidenses en Europa
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
'The Wall Street Journal'

La fuerza del dólar aumenta el gasto de los turistas estadounidenses en Europa

Muchos viajeros están derrochando en artículos, vinos y alojamiento de lujo, mientras que otros ya están planeando volver a finales de este año

Foto: Foto: EC Diseño.
Foto: EC Diseño.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

La debilidad del euro está dando rienda suelta para derrochar a los estadounidenses que viajan a Europa. El pasado jueves, el euro alcanzó brevemente la paridad con el dólar estadounidense, y llegó por un momento a valer menos que un dólar. La paridad se produce cuando dos monedas tienen el mismo valor. El movimiento marcó el nivel más bajo del euro desde 2002, tras una caída del 15% frente al dólar en el último año.

Para los inversores, este hito pone fin a varios meses de descensos del euro, a medida que la guerra de Ucrania y otros problemas afectan al suministro energético y a la economía de Europa. Pero, para los estadounidenses que viajan por el continente, la debilidad del euro y la subida del dólar están provocando una oleada de compras.

Foto: Foto: Reuters/Maxim Shemetov

Muchos turistas estadounidenses están pagando por artículos de lujo y vinos y alojamientos de alta gama. Otros dicen que están planeando más viajes al extranjero para aprovechar el potencial de ahorro. Viajar a Europa también ofrece a los estadounidenses un breve respiro del impacto de la creciente inflación, ya que la fortaleza del dólar ha ayudado a compensar algunos de los costes más altos en Europa.

Shannon Mains y su marido realizaron recientemente una estancia de un mes en Europa, que incluyó un viaje en tren en el famoso Orient Express de Francia a Italia en un camarote doble que cuesta como mínimo 3.600 dólares por persona. La pareja, que vive en Winter Garden, Florida, pagó alrededor de 1.000 dólares en total por el viaje, ya que Mains recibió un bono para la experiencia a través de su trabajo.

Visitaron Disneyland París y se alojaron en un hotel de Disney. Pagaron por realizar un 'tour' de vinos en bicicleta por la región francesa de Borgoña. Mains compró joyas y accesorios en una tienda Gucci de Italia.

Foto: Billetes de euro y dólar. (EFE/Luis Millán) Opinión

También se dieron pequeños caprichos: muchas noches, la pareja compraba una botella de vino para degustar en su habitación de hotel mientras disfrutaban de las vistas. En viajes anteriores, optaron por botellas más baratas —de unos tres o cuatro euros—, pero esta vez se decantaron por opciones más caras debido a la fortaleza del dólar.

"En el pasado, habríamos ido a ese viaje con un presupuesto y habríamos dicho: 'Podemos comprar tres bebidas", cuenta Mains. "Pero básicamente decidimos hacer lo que quisiéramos".

Alyssa Brown, una investigadora de diseño de 26 años, voló de Chicago a París en 24 horas con un objetivo: conseguir un bolso de Saint Laurent al que tenía echado el ojo como pieza de inversión desde hace un tiempo. Cuando cambió de trabajo en abril, elaboró un plan. "Estaba pasando por una etapa de cambio y quería algo para conmemorar la ocasión", explica.

Como el dólar estaba subiendo frente al euro, Brown voló a París utilizando los beneficios de su pareja como empleado de una aerolínea

Como el dólar estaba subiendo frente al euro, Brown voló a París en abril utilizando los beneficios de su pareja como empleado de la aerolínea. En París, pagó un total de 1.833 dólares por un bolso de cadena mediano de Saint Laurent Sunset, unos 700 dólares menos que su precio de lista de 2.550 dólares en Estados Unidos.

En general, los viajeros de Estados Unidos gastaron un 56% más de dinero en Europa en junio que en el mismo periodo de 2019, según los datos de Planet, un proveedor de devolución de IVA. Richemont, empresa propietaria de Cartier y del fabricante de relojes Vacheron Constantin, informó que habían visto una subida de ventas del 42% en Europa en el trimestre que terminó el 30 de junio. Según la empresa, el aumento se debió a la demanda interna y el regreso del gasto de los turistas de América y Oriente Medio.

Un tipo de cambio más favorable para los estadounidenses también ayuda a aliviar algunos de los costes inevitables de los viajes, como el aumento del precio de las habitaciones de hotel. El precio medio diario de una habitación de hotel en Europa fue de 154,41 euros en el periodo de 28 días que finalizó el 9 de julio, según la empresa de datos y análisis de la industria hotelera STR, lo que supone un aumento del 44% respecto al año pasado.

Foto: La presidenta del BCE, Christine Lagarde. (Reuters/Daniel Roland)

Jennifer Baum, una ejecutiva de 'marketing' de Nueva York, viajó recientemente a Ámsterdam y Copenhague para visitar a su hijo, que está estudiando en Europa. Al reservar el alojamiento para el viaje, Baum encontró que los precios de los hoteles eran más altos de lo que esperaba. Sin embargo, cuenta que, como el dólar era fuerte en comparación con el euro y la corona danesa, sintió que su estancia tenía valor. "Cuando recibí la factura al final, no me sorprendió", afirma.

Kristen Taylor dice que ya está tratando de volver a Europa nada más acabar su última visita. Esta profesora de secundaria jubilada y entrenadora de debates de Stuart, Florida, realizó recientemente un viaje de 11 días por Europa con EF Tours, una empresa especializada en viajes educativos. El viaje pasó por cinco países, comenzando en París y terminando en Viena.

La comida, la cena y las actividades estaban incluidas en el coste del viaje, pero la Taylor dice que se dio el gusto de hacer compras más caras de lo que suele hacer cuando visita Europa. En París, probó el escargot. Cuando el 'tour' la llevó a Fragonard, una famosa perfumería, se compró un frasco de una fragancia que le encantó. En el Palacio de Nymphenburg, en Múnich, compró un collar de flores de porcelana.

Foto: EC.

Taylor ya tiene preparadas otras vacaciones de 10 días en Roma para septiembre. Y, con un tipo de cambio tan ventajoso como el actual, está pensando en añadir otro viaje a finales de año. "Una de las cosas que más me gustó hacer es pasar una semana en París, y es hacer más que visitar museos", recuerda, imaginándose otro viaje a Europa.

Madeline Sadlowski, de 26 años, voló a Italia en junio para pasar su luna de miel en Roma, Toscana y Capri. Sadlowski y su marido no comprobaron el tipo de cambio antes del viaje y solo se dieron cuenta de lo cerca que estaba el dólar estadounidense del euro cuando llegaron. Durante el viaje, Sadlowski buscó un bolso de lujo que su marido le prometió como regalo de bodas. Acabó comprando un bolso Bulgari de piel exótica por unos 2.750 dólares, cuyo precio en Estados Unidos supera los 4.000 dólares en la página web de Bulgari.

placeholder Cambio de dólares en una casa de divisas, Bogotá (Colombia). (EFE/Mauricio Dueñas)
Cambio de dólares en una casa de divisas, Bogotá (Colombia). (EFE/Mauricio Dueñas)

"Al principio no habíamos acordado un presupuesto tan elevado para comprar un bolso", explica. También ahorró por medio del reembolso del impuesto sobre el valor añadido, una forma que tienen los residentes de fuera de la Unión Europea de reclamar la devolución de impuestos sobre determinados artículos.

Teniendo en cuenta el tipo de cambio y los precios más baratos de los artículos de lujo, Sadlowski acabó haciendo algunas compras más durante el viaje, como vino más caro y sandalias de marca Hermès que en principio no pensaba comprar. "Fue difícil resistirse después de un montón de Aperol Spritz y ante esa diferencia de precio", cuenta.

*Contenido con licencia de 'The Wall Street Journal'

La debilidad del euro está dando rienda suelta para derrochar a los estadounidenses que viajan a Europa. El pasado jueves, el euro alcanzó brevemente la paridad con el dólar estadounidense, y llegó por un momento a valer menos que un dólar. La paridad se produce cuando dos monedas tienen el mismo valor. El movimiento marcó el nivel más bajo del euro desde 2002, tras una caída del 15% frente al dólar en el último año.

Lujo Inflación Dólar Estados Unidos (EEUU) Unión Europea
El redactor recomienda