Es noticia
Menú
Motivos para pensar que la bolsa puede haber tocado fondo
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
Pérdidas por malas noticias de Apple

Motivos para pensar que la bolsa puede haber tocado fondo

En plena temporada de resultados empresariales en Estados Unidos, continúa el debate sobre si habrá otra oleada de ventas que traerá nuevos mínimos

Foto: EC.
EC.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

A nadie le gusta la sensación que genera el mercado de valores cuando convierte las grandes ganancias en pérdidas, como sucedió el lunes, y sienta incluso peor cuando las pérdidas son el resultado de malas noticias de Apple.

Sin embargo, los inversores no deberían perder la esperanza de que el mercado haya tocado fondo. Ha sido un año difícil, en el que el S&P 500 ha caído un 20% desde su máximo histórico a principios de enero.

El viernes hubo motivos para el optimismo, ya que los tres índices principales subieron más de un 1% debido a que los inversores redujeron sus expectativas de una subida de tipos de interés de un punto porcentual por parte de la Reserva Federal para luchar contra el rápido aumento de la inflación. Los índices siguieron subiendo el lunes hasta que Apple (AAPL) anunció que ralentizaría el crecimiento de la contratación y el gasto durante el próximo año, a medida que disminuye la demanda económica.

Foto: Logo de Opdenergy.

La noticia borró del mapa todas las ganancias previas del día, y el S&P 500 bajó un 0,8%. El índice Dow Jones cayó un 0,7%, y el Nasdaq Composite, un 0,8%.

Ahora, el debate se centra en si el mercado ha tocado fondo o si habrá otra oleada de ventas que traerá nuevos mínimos. El argumento alcista —u optimista— comienza con la afirmación de que la inflación puede haber tocado techo.

El índice de precios al consumo subió un 9% interanual en junio, incluso después de haber ganado más del 8% en mayo. Pero los precios de las materias primas se han desplomado en el último mes, y el petróleo y el cobre han caído un 17% y un 33% desde sus máximos de 2022, respectivamente.

Esto no solo podría indicar que las políticas de la Fed —que empujan los tipos de interés a corto plazo al alza— están empezando a hacer mella en la demanda económica, sino que el petróleo, que representa alrededor del 12% de la cesta de bienes y servicios del IPC, podría arrastrar este último a la baja.

Foto: Terminal de tanques para el almacenamiento de petróleo. (EFE/Justin Lane)

La principal razón por la que la narrativa del 'pico de inflación' es tan importante para el mercado de valores es porque significa que la Fed sería menos agresiva de lo que se teme.

Aunque la Reserva Federal podría elevar el tipo de interés de los fondos federales un 1%, en lugar de los tres cuartos de punto que se observaban hace unas semanas, las probabilidades de que esto ocurra han caído en los últimos días.

Además, el mercado de futuros de los fondos federales refleja un tipo máximo de alrededor del 4% y la posibilidad de recortes de los tipos el próximo año. Esto podría suponer un alivio para la economía y el mercado de valores.

Foto: Foto: EFE/YM Yik.

"El hecho de que el Comité Federal de Operaciones de Mercado Abierto [FOMC, por sus siglas en inglés] suba los tipos de interés 75 o 100 puntos básicos dentro de una semana es mucho menos importante para las cotizaciones bursátiles que el punto en el que los mercados creen que la Fed detendrá el actual ciclo de endurecimiento de los tipos", escribe Nicholas Colas, fundador de DataTrek.

En consonancia con la narrativa del máximo de la inflación y del endurecimiento de la Fed, los rendimientos de los bonos a largo plazo también están por debajo de sus máximos. El rendimiento del Tesoro a 10 años está justo por debajo del 3%, después de haber alcanzado un máximo de varios años de alrededor del 3,5% a mediados de junio. Esto es clave para las valoraciones de las acciones, ya que el múltiplo precio/beneficio agregado del S&P 500 se ha estabilizado en torno a las 16 veces, frente a las más de 20 veces de principios de año.

La semana pasada aparecieron, sin grandes fanfarrias, pruebas de que las valoraciones de las acciones ya están reflejando lo peor de los riesgos. El 13 de julio, el índice de precios al consumo registró su mayor subida en décadas, pero el mercado bursátil recuperó gran parte de sus pérdidas y el Nasdaq Composite terminó el día con un descenso de sólo el 0,2%. Eso significa que el mercado ya había reflejado gran parte de la amenaza económica que supone la inflación.

Foto: Logo de Opdenergy.

"La débil respuesta de la semana pasada a las últimas sorpresas desagradables del IPC de junio (...) sugiere que muchos inversores ya han abandonado el mercado de valores", interpreta Ed Yardeni, fundador de Yardeni Research. El llamamiento bajista se basa principalmente en la idea de que las estimaciones de beneficios deben caer.

La estimación agregada de beneficios por acción para 2022 de las empresas del S&P 500 ha crecido este año. Los tipos de interés han subido y los llamamientos a la recesión se han hecho más fuertes. Los analistas ya han empezado a rebajar sus expectativas, y la previsión para 2022 ha bajado un 0,33% en el último mes, según FactSet.

Foto: EC

"Los bajistas (...) sostienen que todavía hay mucho más recorrido a la baja para las acciones, ya que los analistas del sector acaban de empezar ahora a recortar sus estimaciones de beneficios", escribe Yardeni. La buena noticia es que esto también puede reflejarse en los precios de las acciones.

Según Yardeni, "no debería haber muchas caídas en el mercado de valores derivadas de las revisiones a la baja de los beneficios".

No cabe duda de que el futuro aún puede depararnos complicaciones, pero eso no significa necesariamente nuevos mínimos.

*Contenido con licencia de 'Barron’s'.

A nadie le gusta la sensación que genera el mercado de valores cuando convierte las grandes ganancias en pérdidas, como sucedió el lunes, y sienta incluso peor cuando las pérdidas son el resultado de malas noticias de Apple.

Reserva Federal Tipos de interés Inflación Inversores Acciones IPC Recesión
El redactor recomienda