Es noticia
Menú
Un gran productor de petróleo, a la cabeza de los inversores en energías renovables
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
ENERGÍAS LIMPIAS

Un gran productor de petróleo, a la cabeza de los inversores en energías renovables

En busca de influencia internacional, los Emiratos Árabes Unidos se están convirtiendo en el mayor financiador estatal de energía limpia del mundo, al tiempo que siguen siendo un inversor influyente en gas y petróleo

Foto: EC.
EC.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Los Emiratos Árabes Unidos se están convirtiendo en uno de los mayores financiadores estatales de energías limpias del mundo, tratando de ser tan influyentes en las energías renovables como lo son actualmente en el petróleo y el gas.

Desde noviembre, cuando las naciones del mundo acordaron acelerar los planes de reducción de emisiones en una cumbre de las Naciones Unidas, los Emiratos Árabes Unidos han declarado que financiarán el desarrollo de miles de megavatios en proyectos de energía solar en países de todo el mundo. Ha destinado 400 millones de dólares a facilitar la transición de los países en desarrollo a la energía limpia y se ha comprometido a ayudar a suministrar electricidad verde a 100 millones de africanos para 2035.

Foto: Ilustración: Irene de Pablo.
La decepción de la 'luz 100% verde': cómo la crisis hunde el sueño de las eléctricas cuquis
Guillermo Cid Gráficos: Marta Ley Infografía: Rocío Márquez Ilustración: Irene de Pablo

El Estado del Golfo, junto con Estados Unidos, también ha prometido recaudar 4.000 millones de dólares para invertir en tecnologías que transformen la agricultura y la producción de alimentos para limitar el cambio climático. Las autoridades emiratíes esperan que la apuesta por las energías limpias no solo ayude a diversificar la economía del país, dependiente del petróleo, sino que aumente su influencia diplomática y cambie la percepción del Estado del Golfo.

La rama de energías renovables del fondo soberano emiratí Mubadala Investment Co. ya ha invertido más de 20.000 millones de dólares en proyectos de energía limpia desde que empezó a invertir en energías renovables en 2006, superando a otros inversores estatales o fondos de pensiones públicos, según la empresa de investigación neoyorquina Global SWF, aunque la inversión de los EAU en negocios relacionados con el petróleo y el gas sigue siendo mayor.

Para finales de esta década, EAU, séptimo productor mundial de petróleo, quiere invertir y desarrollar proyectos que generen hasta 100 gigavatios de energía limpia en su país y en el extranjero, cuatro veces más que su despliegue y compromisos actuales.Para lograr ese objetivo, el gobierno está combinando su compañía petrolera nacional y su empresa de generación de energía con Mubadala, de forma que posean conjuntamente el brazo de inversión y desarrollo de energías renovables del país, Masdar. La fusión consolidará los activos renovables bajo una sola marca y ayudará al gobierno a conseguir emisiones netas cero para 2050.

placeholder Suhail Mohammed Al Mazrouei, ministro de Energía de EAU. (EFE/Christian Bruna)
Suhail Mohammed Al Mazrouei, ministro de Energía de EAU. (EFE/Christian Bruna)

Sultan Al-Jaber, enviado del país para el clima y ministro de Industria y Tecnología Avanzada, afirmó que el cambio solo puede abordarse junto a los productores de hidrocarburos, que ayudan a gestionar la transición mundial hacia la energía limpia.

"No podemos seguir viendo el petróleo y el gas como un reto", advirtió en una entrevista Jaber, que también es director general de la empresa petrolera nacional Adnoc y presidente de Masdar. "El petróleo y el gas deben verse como un puente... como parte de la solución".

Es una opinión que comparte el enviado de Estados Unidos para asuntos climáticos, John Kerry, que desde que asumió su cargo en 2020 ha visitado los EAU en dos ocasiones para recabar el apoyo de los Estados del Golfo para acelerar los recortes en los objetivos de emisiones. Estados Unidos quiere utilizar la potencia financiera y los conocimientos energéticos de los Emiratos para animar a otros a invertir en la transición de sus economías a la energía limpia, según un alto funcionario del gobierno estadounidense.

"Hay necesidad de prepararse para la transición"

"Cualquier país productor de petróleo que empiece a dar un paso adelante y a indicar su aceptación de la realidad, que es la necesidad de prepararse para una transición, es un mensaje crítico para el resto del mundo", afirmó Kerry el mes pasado en el Foro Económico Mundial de Suiza.

Los esfuerzos de EAU por situarse en el centro de la transición energética mundial, y respaldar una importante política de la administración Biden, se producen en un momento en el que el Estado del Golfo está en desacuerdo con Estados Unidos por la invasión rusa de Ucrania.

Aunque los EAU han dicho que animarán a sus socios de la alianza petrolera de la OPEP a aumentar la producción para moderar los precios mundiales, un objetivo de Estados Unidos, el país no ha dicho que vaya a aplicar sanciones a Rusia, optando en su lugar por dar la bienvenida a las empresas y la riqueza del país soviético.

placeholder Khaldoon Khalifa Al Mubarak, presidente ejecutivo de Mubadala Investment Company. (Reuters/Jason Lee File Photo)
Khaldoon Khalifa Al Mubarak, presidente ejecutivo de Mubadala Investment Company. (Reuters/Jason Lee File Photo)

Aunque se centra en las energías renovables, los Emiratos Árabes Unidos también siguen siendo un gran inversor en petróleo y gas tradicionales. En los seis años que van desde 2016 hasta el año pasado, Mubadala invirtió 9.500 millones de dólares en 16 negocios relacionados con el petróleo y el gas, o las llamadas inversiones negras, la mayor cantidad de cualquier inversor estatal, aparte de la Autoridad de Inversión de Qatar, según Global SWF.

Las inversiones de los fondos soberanos emiratíes en inversiones negras han superado a las operaciones verdes en cada uno de los últimos seis años, según la empresa de investigación. A nivel mundial, los inversores estatales, entre los que se encuentran los fondos soberanos y los fondos de pensiones públicos, invirtieron el año pasado tres veces más en operaciones verdes que negras, añadió.

Con todo, la inversión de los EAU en energías renovables refleja tanto un intento de ganar amigos diplomáticamente ayudándoles con sus objetivos climáticos, como el reconocimiento de que existe una oportunidad de ganar dinero con un sector en crecimiento, según Robin Mills, director ejecutivo de la consultora Qamar Energy, con sede en Dubái, y antiguo directivo de la industria petrolera emiratí.

Muchos de los países en los que Masdar está desarrollando o financiando proyectos de energías renovables no son considerados por los promotores occidentales, que son relativamente novatos en la construcción de proyectos de energías renovables a gran escala, explica.

"Es algo tan nuevo a esta escala que todo el mundo está aprendiendo sobre la marcha"

"Es algo tan nuevo a esta escala que todo el mundo está aprendiendo sobre la marcha, por lo que es más fácil entrar en él que intentar introducirse en un negocio ya existente", añadió. A principios de este mes, Masdar firmó un acuerdo con Azerbaiyán para desarrollar 4.000 megavatios de capacidad eólica, solar y de hidrógeno verde en varios proyectos, con derecho a desarrollar otros 6.000 megavatios. En mayo, Jaber visitó la India, donde los emiratíes acordaron apoyar la ambición de ese país de alcanzar 450 gigavatios de capacidad instalada en energías renovables para 2030. En abril, Masdar declaró que exploraría las oportunidades que presentan las energías renovables con el gobierno de Kirguistán, tras los acuerdos alcanzados en los últimos años con Irak, Marruecos, Armenia y Kazajistán.

En Indonesia, Masdar ha iniciado la construcción de una planta solar de 145 megavatios que flotará en un embalse para suministrar electricidad a 50.000 hogares, en conjunto con una empresa local. Masdar suele coinvertir con otros, gestionar la financiación bancaria y construir proyectos con socios sobre la base de un acuerdo a largo plazo para suministrar energía a un gobierno o una empresa de distribución.

En noviembre, Estados Unidos y la Unión Europea ayudaron a negociar un acuerdo inicial para que Jordania suministrara a Israel electricidad producida a partir de energía solar en un emplazamiento jordano ya seleccionado, todo ello financiado y desarrollado por Masdar. A cambio, Israel examinará la viabilidad de suministrar agua a Jordania a través de una planta desalinizadora.

Foto: Una bombilla. (EFE/Raquel Manzanares)

Aunque todavía se está negociando comercialmente, Estados Unidos presentó públicamente el intercambio de energía como un ejemplo del tipo de cooperación regional que solo será posible después de que los EAU normalicen sus relaciones diplomáticas con Israel en 2020. El impulso de la energía limpia en los Emiratos Árabes Unidos no siempre ha estado libre de baches. En 2008, el gobierno inició la construcción de una urbanización neutra en carbono en las afueras de la capital, Abu Dabi, llamada Masdar City, con el objetivo de atraer a decenas de miles de personas a vivir allí. La crisis financiera no tardó en llegar y el proyecto no consiguió muchos inquilinos corporativos, por lo que se acabó reduciendo su escala.

Mills explica que se produjo un paréntesis en los proyectos de energías renovables durante unos años. No obstante, los Emiratos Árabes Unidos volvieron a centrarse en ello y consiguieron albergar la sede permanente de la Agencia Internacional de Energías Renovables, una organización con 167 países miembros que promueve la acción climática.

Además, el país gestiona ahora una de las mayores plantas solares del mundo, con 3,2 millones de paneles solares, y tiene planes de construir instalaciones aún mayores, aunque las energías renovables son actualmente una fracción del suministro total de energía.

"Paradójicamente, Abu Dabi se ha convertido en uno de los actores más predominantes de la energía limpia en el mundo"

Ólafur Ragnar Grímsson, expresidente de Islandia y presidente del Círculo Polar Ártico, una organización sin ánimo de lucro centrada en el diálogo en torno al Ártico, cuenta que recordaba haber conocido a Sultan en 2007, cuando el emiratí le pidió consejo para convertirse en un centro internacional de energías renovables.

"En aquel momento se podría haber dicho que era pura palabrería", explica Grímsson. "Paradójicamente, Abu Dabi, un estado rico en petróleo, se ha convertido en uno de los actores más predominantes de la energía limpia en el mundo".

*Contenido con licencia de 'The Wall Street Journal'.

Los Emiratos Árabes Unidos se están convirtiendo en uno de los mayores financiadores estatales de energías limpias del mundo, tratando de ser tan influyentes en las energías renovables como lo son actualmente en el petróleo y el gas.

Petróleo Emiratos Árabes Unidos Wall Street Journal
El redactor recomienda