Es noticia
Menú
Las bolsas no caerán para siempre, apueste por ello y prepárese
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
Buen momento para comprar

Las bolsas no caerán para siempre, apueste por ello y prepárese

Los Golden State Warriors vuelven a ser el mejor equipo de baloncesto del mundo, tras tres años de penurias. De ello se puede extraer una lección sobre los mercados bajistas

Foto: EC.
EC.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Después de un paréntesis de tres años, los Golden State Warriors vuelven a ser el mejor equipo de baloncesto. Para ello, han tenido que sufrir un descalabro desde lo más alto, debido a una serie de lesiones, hasta el fondo absoluto. De ello se puede extraer una lección sobre los mercados bajistas, las recesiones y todos los temores que se apoderan de los inversores en este momento.

Después de la caída del mercado bursátil de la semana pasada, los inversores probablemente se sientan como la estrella de los Warriors Stephen Curry en 2020, preguntándose qué más podría salir mal. El S&P 500 cayó un 5,8%, su peor descenso semanal desde marzo de 2020, mientras que tanto el promedio industrial Dow Jones como el compuesto Nasdaq cayeron un 4,8%.

Fue "el peor tramo de ventas en la historia del S&P 500", según Jason Goepfert, de Sundial Capital Research, que señaló que hubo cinco días desde el 8 de junio en los que más del 90% de las acciones del índice terminaron a la baja. La pregunta ahora es cuánto más puede salir mal.

Foto: EC.

¿La respuesta? Una larga lista. La caída de la semana, que envió al S&P 500 a un mercado bajista, se debe el aumento de los rendimientos de los bonos, algunos datos económicos débiles y, por supuesto, la Reserva Federal, que subió los tipos de interés un 0,75% por primera vez desde 1994.

Esta subida no es la única. La Reserva Federal, que está luchando contra la mayor inflación de los últimos 40 años, podría subir los tipos de interés más de lo que se espera actualmente: hay un 89% de probabilidades de que se produzca otra subida de tres cuartos de punto en julio, aunque las probabilidades de que ocurra en septiembre son mucho menores. Mientras tanto, la semana pasada aparecieron signos de desaceleración económica, ya que el inicio de construcción de viviendas cayó un 14% mes a mes en mayo y las ventas minoristas descendieron un 0,3%.

"La Fed necesita reducir la inflación, y la tasa de crecimiento de la economía pagará por ello", afirmaba Dave Donabedian, director de Inversiones de CIBC Private Wealth US.

Eso ya da miedo de por sí, pero la mayor preocupación a corto plazo para el mercado de valores podrían ser los beneficios. Ahora mismo, se espera que sean bastante buenos, ya que los analistas prevén un crecimiento del 11% en 2022, hasta los 228 dólares por acción, y del 9,6% en 2023, hasta casi 250 dólares.

"La Fed necesita reducir la inflación, el crecimiento de la economía pagará por ello"

Pero el estratega de Wells Fargo, Chris Harvey, espera que las empresas suenen mucho más preocupadas en sus próximas conferencias telefónicas, fruto de un giro brusco del tipo que no se ha producido desde 2007.

"En general, creemos que el mercado ha pasado rápidamente de los temores a la falta de oferta a la sobreoferta, y las perspectivas corporativas cambiarán drásticamente a medida que se revelen las ganancias", explicaba Harvey, que recomienda evitar las acciones 'broken stories' (historias rotas), que incluyen a empresas como Walt Disney (DIS), Etsy (ETSY), Netflix (NFLX) y Boeing (BA).

Si tiene razón, las previsiones de beneficios tendrán que bajar, y el S&P 500, que cotiza a 15,4 veces los beneficios futuros a 12 meses, no es tan barato como parece. David Kostin, de Goldman Sachs, señala que, si las empresas del S&P 500 ganan 239 dólares y cotizan a 17 veces, el índice cotizaría a 4165, un 13% más que al cierre del viernes. Este es el caso optimista.

Pero si los beneficios de 2023 son inferiores —por ejemplo, 225 dólares— y la relación precio/beneficio baja a 14, el índice podría cotizar a 3150, un 14% menos que al cierre del viernes. "Los inversores que busquen oportunidades de valor deberían tener en cuenta tanto las valoraciones como el riesgo potencial de caída de las estimaciones de beneficios", escribe.

Esta situación dará lugar a una de las mejores oportunidades de compra en décadas

Sin embargo, no es el fin del mundo. Jim Stack, presidente de InvesTech Research, redujo su exposición a la renta variable al 44% esta semana, su cartera más defensiva desde la burbuja tecnológica del año 2000. No parece estar deprimido por ello. Por el contrario, mira hacia el futuro. La "buena noticia" es que esta situación acabará dando lugar a "una de las mejores oportunidades de compra en décadas", escribe. "Pero, por ahora, la paciencia es fundamental".

Podría llevar un tiempo, pero el mercado volverá a tener esa sensación de victoria. Pueden apostar por ello.

*Contenido con licencia de 'Barron’s'.

Después de un paréntesis de tres años, los Golden State Warriors vuelven a ser el mejor equipo de baloncesto. Para ello, han tenido que sufrir un descalabro desde lo más alto, debido a una serie de lesiones, hasta el fondo absoluto. De ello se puede extraer una lección sobre los mercados bajistas, las recesiones y todos los temores que se apoderan de los inversores en este momento.

Inversores Reserva Federal Dow Jones Nasdaq Tipos de interés Inflación Recesión
El redactor recomienda