Es noticia
Menú
Goldman Sachs solo ve una alternativa clara de inversión... y no es la bolsa ni los bonos
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
TRAS LA GUERRA Y LAS SANCIONES

Goldman Sachs solo ve una alternativa clara de inversión... y no es la bolsa ni los bonos

Información crítica para la jornada bursátil en EEUU

Foto: Tanques de almacenaje de petróleo en Los Ángeles. (Reuters)
Tanques de almacenaje de petróleo en Los Ángeles. (Reuters)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

La última jornada bursátil del mes de mayo ha estado marcada por la debilidad de las acciones y el aumento de los precios del petróleo, que se mueven al alza desde que la UE estableció una prohibición parcial de las importaciones de petróleo ruso tras la invasión de Ucrania por parte de ese país hace tres meses.

Esto nos lleva a la aportación del día de Goldman Sachs, que opina que hay un comercio incipiente de materias primas para el que "no hay alternativa".

Como explica el equipo dirigido por el jefe de investigación de materias primas de Goldman, Jeffrey Currie, hay pocas alternativas para cubrir los riesgos macroeconómicos que puedan surgir a medida que los bancos centrales pisan el freno para intentar controlar la inflación. La renta variable está ahora negativamente correlacionada con las expectativas de inflación, lo que sugiere que los inversores están aún más preocupados por el riesgo al que se enfrentan acciones y valoraciones.

Foto: EC

"Como los bancos centrales pueden reducir la liquidez más rápido de lo que la economía puede generar capacidad de producción nueva, los activos financieros seguirán teniendo un rendimiento inferior al de los activos físicos como las materias primas", explica Currie. Tan convencido está Goldman de ello que el equipo de estrategia de carteras del banco solo mantiene sobreponderación en materias primas y efectivo para el próximo trimestre.

"En efecto, entre los principales activos de riesgo, las materias primas son la única fuente de valor, a pesar de los claros vientos en contra derivados de los confinamientos chinos, la ralentización del sector manufacturero y la subida de los tipos", afirma Currie, y añade que tampoco se trata de una "operación concurrida". Se estima que los flujos netos de entrada de los fondos de índices se han estancado desde noviembre de 2021, mientras que los inversores optaron por retirar beneficios tras la invasión rusa.

Goldman considera que el próximo tramo al alza de los precios vendrá de la acumulación en todo el espacio. Por ejemplo, señala que, desde principios de abril hasta mediados de mayo, las restricciones de confinamiento de China llevaron las materias primas fundamentales a la recesión, pero los precios se mantuvieron.

"Como vimos en los mercados de gasolina en 2006, cuando los inversores aparecen tras un periodo de escasez y precios volátiles, los participantes en el mercado, desde las refinerías hasta los fabricantes, comienzan a acaparar las existencias sobrantes como cobertura contra la escasez futura", indican Currie y su equipo.

Foto: Sacos de trigo. (EFE)

"Esto crea mercados invertidos, a pesar de la acumulación de existencias, y es indicador de una fuerte preparación para el siguiente tramo al alza, a medida que las presiones de estímulo chinas siguen aumentando y los consumidores continúan su rotación hacia un mayor gasto en viajes y ocio", añadió.

Esto se está viendo en todas las materias primas en este momento, la invasión rusa de Ucrania ha desencadenado un 'shock' de comportamiento que ha impulsado a los responsables políticos y a los fabricantes de materias primas a tratar de construir cadenas de suministro más gruesas y resistentes, así como a establecer reservas de contingencia de todo, desde soja hasta petróleo. Y eso mientras China trata de volver a poner en marcha su economía tras los cierres.

Goldman achaca la falta de grandes flujos de entrada de las materias primas a la incertidumbre intensificada de los inversores en toda la economía, pero sostiene que, incluso si un panorama macroeconómico más suave está confundiendo a los inversores, las condiciones de escasez para muchas materias primas no van a desaparecer.

Foto: Una bomba petrolífera. (EFE/Larry Smith)

"Aunque las dos caras de los riesgos macroeconómicos más confusos son ahora más evidentes que en el periodo inmediatamente posterior a la invasión, no es el momento de cambiar las expectativas de rendimiento de las materias primas, en nuestra opinión", afirma el equipo de Goldman.

Prevén una rentabilidad a 12 meses del 21% para el iShares S&P GSCI Commodity-Indexed Trust GSG.

"Dado que las existencias y la capacidad sobrante aún son bajas en los mercados de la energía y la agricultura, cualquier pequeña perturbación de la oferta seguirá teniendo un gran impacto en los precios", explica Goldman. "Como hemos demostrado a menudo, las materias primas son la única forma consistente de cubrirse ante la inflación inesperada, normalmente como fuente de esta en la economía".

"Por consiguiente, incluso la asignación de una cantidad pequeña a las materias primas puede tener un impacto material en el rendimiento de una cartera durante episodios inflacionistas inesperados", advierte el equipo de Currie.

*Contenido con licencia de 'MarketWatch'.

La última jornada bursátil del mes de mayo ha estado marcada por la debilidad de las acciones y el aumento de los precios del petróleo, que se mueven al alza desde que la UE estableció una prohibición parcial de las importaciones de petróleo ruso tras la invasión de Ucrania por parte de ese país hace tres meses.

Inversores Inflación Petróleo Bancos centrales Ucrania Renta variable Importaciones Materias primas Rentabilidad Unión Europea