Es noticia
Menú
¿Dónde está el suelo de las bolsas? Aquí no, dicen los gestores
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
WALL STREET

¿Dónde está el suelo de las bolsas? Aquí no, dicen los gestores

Los gestores de fondos no son optimistas y afirman que "las cosas van a seguir empeorando antes de mejorar"

Foto: EC.
EC.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Las bolsas estadounidenses están atravesando la liquidación de posiciones de mayor duración de las últimas décadas. Nadie sabe si están cerca de tocar fondo o no.

Las liquidaciones del mercado han dejado perplejos a los estrategas que tratan de predecir cuándo están a punto de terminar. Algunas han concluido con ráfagas de ventas alentadas por el pánico. Otras, como la que se produjo entre 1973 y 1974, llegaron a su fin tras días de escaso volumen de operaciones.

Muchos inversores y analistas, que han analizado los retrocesos históricos, creen que el desplome actual, que ha colocado al S&P 500 al borde de un mercado bajista, aún tiene recorrido.

El índice ha bajado un 19% desde su récord del 3 de enero, rozando el descenso del 20% que pondría fin al mercado alcista que comenzó en marzo de 2020. La liquidación de acciones de este año, que se encuentra en su quinto mes, ya ha durado mucho más que el típico retroceso que se produce sin una recesión, según Deutsche Bank.

Foto: Joe Biden durante su visita a Japón (Reuters)

Sin embargo, la Reserva Federal todavía está en las primeras fases de su campaña de subida de los tipos de interés, lo que significa que las condiciones financieras se endurecerán aún más y ejercerán más presión sobre las acciones durante los próximos meses. Muchos se muestran escépticos de que el banco central pueda seguir subiendo los tipos sin llevar la economía a una recesión, un periodo en el que las acciones suelen caer alrededor de un 30%, medido desde 1929, según Dow Jones Market Data.

Los datos sugieren que la liquidación de este año, aunque dolorosa, aún no ha provocado el tipo de cambios en el comportamiento inversor que se observó en crisis previas.

Los inversores siguen teniendo una parte importante de sus carteras en el mercado de valores. Bank of America Corp. declaró este mes que sus clientes privados tienen una media del 63% de sus carteras dedicad a las acciones, mucho más que después de la crisis financiera de 2008, cuando solo tenían el 39% de sus carteras en acciones.

Un índice de volatilidad esperada en el mercado se ha mantenido firmemente por debajo de los niveles que alcanzó durante las liquidaciones anteriores. El índice de volatilidad Cboe, o VIX, fue ampliamente superior a 40 durante las ventas de marzo de 2020, noviembre de 2008 y agosto de 2011. Este año, aún no ha cerrado por encima de ese nivel.

Foto: Edificio de la Bolsa de Nueva York. (Reuters/Andrew Kelly)

Los inversores no se han apresurado a salir de algunas de las partes del mercado que más han sufrido. El fondo cotizado ARK Innovation ha recibido entradas netas por valor de 1.400 millones de dólares este año, a pesar de estar en camino de ofrecer los peores rendimientos de su historia, según FactSet. Los ETF apalancados que ofrecen a los inversores una forma de amplificar las apuestas alcistas en el Nasdaq-100, así como los valores de semiconductores, han atraído miles de millones de dólares en entradas este año.

"Todavía tenemos que librar a los mercados de esa grasa que se acumula antes de que estalle una burbuja", afirma Cole Smead, presidente y gestor de carteras de Smead Capital Management.

Al igual que muchos otros inversores, Smead ha estado tratando de identificar empresas con valoraciones atractivas que cree que podrían resistir el aumento de la inflación y la desaceleración del crecimiento. Una de las empresas que ha estado observando es Starbucks Corp., de la que la empresa ya tuvo acciones previamente. Sin embargo, como casi todo en el mercado de valores, las acciones de la cadena de cafeterías han caído este año.

Las acciones de Starbucks han bajado un 37%, lo que convierte 2022 en su peor año desde 2008. El S&P 500 ha bajado un 18% en lo que va de año y el viernes registró su séptima pérdida semanal consecutiva, su mayor racha desde 2001.

"Las cosas van a seguir empeorando antes de mejorar", asevera Smead.

Foto: Foto: EFE/Juanjo Martín.

Una de las razones por las que muchos inversores se muestran cautelosos en este momento es el aumento de la inflación. La Reserva Federal está subiendo los tipos de interés para tratar de frenar la inflación, que a principios de este año aumentó al ritmo más rápido desde la década de 1980. Su objetivo es lograr un "aterrizaje suave", es decir, ralentizar la economía lo suficiente como para frenar la inflación, pero sin que Estados Unidos entre en recesión.

Muchos inversores temen que el banco central no logre su objetivo, dado el resultado de ciclos de endurecimiento de la política monetaria previos.

Si nos remontamos a la década de 1980, Estados Unidos entró en recesión cuatro de las seis veces que la Fed inició campañas de aumento de los tipos de interés, según un estudio del Banco de la Reserva Federal de Saint Louis. En esta ocasión, el banco central se enfrenta al reto añadido de intentar controlar el aumento de los precios mientras la invasión de Ucrania por parte de Rusia y la política cero covid de China se suman a las interrupciones de la cadena de suministro y a las presiones inflacionistas en todo el mundo.

Si nos remontamos a 1929, el S&P 500 ha descendido una media del 36% durante mercados bajistas

"La Fed no tiene ni la más remota posibilidad de conseguir aplastar la inflación sin perjudicar significativamente la demanda interna", advirtió David Rosenberg, presidente y economista jefe de Rosenberg Research.

Rosenberg añadió que cree que será difícil que los mercados toquen realmente fondo antes de que la Fed termine de endurecer su política monetaria, o de que convenza a los inversores de que está consiguiendo reducir las presiones inflacionistas sin arriesgarse a una recesión.

Otros señalan que las caídas de las acciones, aunque dolorosas, no han alcanzado aún la gravedad de mercados bajistas anteriores.

Si nos remontamos a 1929, el S&P 500 ha descendido una media del 36% durante mercados bajistas, según datos de Ned Davis Research.

El final de las ventas será "una gran oportunidad de compra, pero no creo que ese momento llegue necesariamente mañana", estableció Smead.

*Contenido con licencia de 'The Wall Street Journal'.

Las bolsas estadounidenses están atravesando la liquidación de posiciones de mayor duración de las últimas décadas. Nadie sabe si están cerca de tocar fondo o no.

Inversores Reserva Federal Recesión Tipos de interés Inflación Estados Unidos (EEUU)