Es noticia
Menú
La teoría de la cuarta 'superburbuja' de las bolsas augura una década perdida hasta 2031
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
RECUPERACIÓN A CORTO PLAZO

La teoría de la cuarta 'superburbuja' de las bolsas augura una década perdida hasta 2031

Según indican las valoraciones a largo plazo, las acciones estadounidenses podrían quedarse estancadas durante un tiempo o podrían acabar con la espera y caer en picado

Foto: EC.
EC.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Las acciones estadounidenses aún podrían recuperarse del comienzo de año horrible que han tenido. Su futuro a largo plazo es otra historia.

De cara a 2022, las expectativas eran elevadas. Natixis realizó en 2021 una encuesta a inversores individuales de 24 países que mostró que los inversores estadounidenses tenían las proyecciones más altas del grupo, con un 17,5% de rentabilidad anual futura. La diferencia entre esas expectativas y la experiencia histórica es muy marcada: en comparación con los rendimientos anuales a largo plazo de las acciones estadounidenses, que rondan el 9,8%, en 10 años, una inversión de 10.000 dólares crecería hasta unos 50.000 dólares en lugar de 25.000. Pero ahora, incluso los rendimientos más limitados de las acciones a largo plazo parecen ambiciosos.

El optimismo de los inversores es más fácil de entender si se observan los 10 años hasta finales de 2021, durante los cuales la rentabilidad anual compuesta del índice de referencia S&P 500 fue de un nada desdeñable 16,6%, no muy lejos de lo que extrapolaron los encuestados. Sin embargo, las empresas que forman parte del índice necesitan un análisis más detallado.

Foto: Foto: Reuters

A los expertos les encanta hablar del crecimiento de los beneficios, pero este apenas explica la excelente década que terminó el pasado mes de diciembre. Los beneficios por acción del S&P 500 crecieron una media del 7,7% anual, según cifras de Semper Augustus Investments Group. Este rápido ritmo se alcanzó cuando los márgenes de beneficio de las empresas pasaron de un ya respetable 9,2% a un trepidante 13,4%. Los beneficios habrían sido unos cuatro puntos porcentuales más bajos si los márgenes no se hubieran ampliado.

Habiendo superado ya el aumento de los costes laborales y de los materiales, así como los recortes del impuesto de sociedades de la Administración Trump, no es descabellado esperar que ese impulso de los márgenes se estanque o invierta. Incluso durante los auges tecnológico e inmobiliario era poco común que los márgenes de beneficios operativos del S&P 500 superasen el 9%.

El precio que los inversores estaban dispuestos a pagar por un dólar de beneficios era de mayor importancia: pasó de un múltiplo de 13 veces a 23,6 veces durante la década que terminó el 31 de diciembre de 2021. La media histórica está entre 15 y 16 veces.

Adivinar qué precios pagarán los inversores en el futuro, y cuándo, o si volverán a acercarse a la media, es especialmente difícil. Sin embargo, según Christopher Bloomstran, un veterano de la inversión en valor que es presidente de Semper Augustus, la reciente liquidación podría ser la primera etapa de ese ajuste. En una entrevista por correo electrónico, escribió que el endurecimiento de la política monetaria podría ser el catalizador.

Foto: Ilustración de Netflix con sus caídas en bolsa. (Reuters/Dado Ruvic)

"La Fed tiene un historial perfecto de reventar burbujas. No es probable que falle esta vez", escribió Bloomstran.

Otro destacado inversor en valor, Jeremy Grantham, cofundador de la gestora de activos GMO, escribió en enero que las acciones estadounidenses habían entrado en su cuarta 'superburbuja' de los últimos 100 años y que esperaba que cayeran a la mitad. Además de los motivos cuantitativos, como la desviación estadística de las tendencias a largo plazo, citó un indicador histórico más subjetivo, similar a una campana que suena cerca de la cima: la especulación "desenfrenada", esta vez en relación con acciones 'meme', fabricantes de vehículos eléctricos, criptodivisas y NFT.

Por mucho que parezca haberse enfriado el ambiente últimamente, el S&P 500 caería en torno a otro 45% si tanto los márgenes como los múltiplos de precio/beneficio volvieran a sus medias a largo plazo, una cantidad similar al descenso que sugiere el análisis de Grantham, lo que llevaría al índice de referencia a un nivel que alcanzó por primera vez hace cinco años.

Puede parecer alarmista, pero el nivel de las acciones en 2031 podría ser el mismo, tanto si Grantham tiene razón en su predicción de un mercado bajista agudo como si no. La alternativa podría ser que se produjeran ventas y posteriores recuperaciones más suaves, en línea con las que hemos vivido recientemente, que no llevarían las acciones a ninguna parte. Pero aquí lo importante no es el viaje, sino el destino.

*Contenido con licencia de 'The Wall Street Journal'.

Las acciones estadounidenses aún podrían recuperarse del comienzo de año horrible que han tenido. Su futuro a largo plazo es otra historia.

Inversores Historia Rentabilidad