Es noticia
Menú
Si piensa invertir en bolsa para aprovechar las caídas de este año, cuidado... lea esto antes
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
ESTRATEGIA DE INVERSIÓN

Si piensa invertir en bolsa para aprovechar las caídas de este año, cuidado... lea esto antes

La Fed ha asustado a los mercados mientras lucha contra la inflación. La volatilidad puede durar más de lo que ha durado en las últimas décadas, pero con disciplina, paciencia y coraje, no está todo perdido

Foto: Reserva Federal de la Fed en Washington D.C.
Reserva Federal de la Fed en Washington D.C.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Los inversores han vivido durante mucho tiempo en un sueño: que la Reserva Federal siempre inundará los mercados con dinero barato cuando los precios de los activos caigan demasiado. En 2022, ese sueño se ha convertido en una pesadilla.

Con la Reserva Federal decidida a sofocar la inflación, la amenaza de la subida de los tipos de interés ha eliminado 10 billones de dólares del valor de mercado de las acciones estadounidenses y ha golpeado a los bonos con sus peores caídas desde 1842.

No confíe en sobrevivir a este tipo de mercado como lo hizo en los últimos años. Comprar en las caídas, o acumular acciones mientras caen con la fe de que se recuperarán rápidamente, solía ser casi una delicia; ahora va a doler. Y olvídese de hacerse rico con un par de golpes de dedo en la pantalla del móvil o clics de ratón. Esos días han desaparecido, aunque los inversores que tengan disciplina, paciencia y valor seguirán prevaleciendo al final.

Foto: Bill Gates, fundador de Microsoft. (EFE/Ronald Wittek)

Durante años, los inversores han creído que la Fed escucharía sus gritos de dolor. Piense en 2018-19, cuando la Reserva Federal subió los tipos, pero luego corrigió curso después de que las acciones cayeran casi un 20%. O a principios de 2020, cuando la Fed recortó los tipos de interés de nuevo e inundó los mercados con dinero en efectivo. Entonces lo inversores lo celebraron.

Los inversores profesionales llaman a esto 'el put de la Fed', una noción derivada de la negociación de contratos de opciones de venta. Poseer una opción de venta le permite vender el activo subyacente a un precio determinado en una fecha determinada. Eso le protege de cualquier caída por debajo de ese precio hasta que la opción expire.

Del mismo modo, cuando el público cree que la Reserva Federal está dispuesta a inyectar dinero barato en los mercados, eso evita que las acciones y otros activos se desplomen, creando en la práctica una opción de venta gratuita para los inversores.

Foto: EC.

Por supuesto, el banco central no tiene una política explícita de apoyo a las acciones, los bonos, los bienes inmuebles y similares. El expresidente de la Fed, Ben Bernanke, ha advertido que "los efectos de estas premisas en la psicología del mercado son peligrosamente imprevisibles".

Sin embargo, como escribió en una ocasión William Poole, ex presidente del Banco de la Reserva Federal de San Luis, "hay un sentimiento de que el put de la Fed existe en realidad". A saber, que las grandes pérdidas en los mercados financieros pueden socavar los objetivos del banco central de bajo desempleo y precios estables. El crecimiento económico estable es el fin, pero el apoyo a los mercados puede ser un medio indirecto para conseguirlo.

Desde 1994 hasta 2008, una caída del 10% en los precios de las acciones, por término medio, se asoció con recortes de los tipos por parte de la Fed de casi 1,3 puntos porcentuales en los 12 meses siguientes, según Anna Cieslak, profesora de finanzas de la Universidad de Duke. El banco central ha tendido a recortar los tipos en esas bajadas más de lo que los inversores esperaban, asegura Cieslak.

Foto:

Pero con una inflación superior al 8%, recortar los tipos de interés en estos momentos, sería como probar un lanzallamas en una fábrica de dinamita. "El put de la Fed está kaput", dice Ed Yardeni, presidente de Yardeni Research Inc, una firma que asesora sobre estrategia de inversión. "Es imposible que la Fed responda a los gritos de la bolsa cuando la inflación es un problema tan grande".

Es más, ni siquiera esta nueva y agresiva Fed podrá enfriar la inflación tan rápidamente como desea. "La idea de que podemos diseñar una reversión indolora de la inflación sin que se produzcan daños en la economía real... -dice Carmen Reinhart, economista jefe del Banco Mundial- Esa idea no se basa en la experiencia histórica anterior, y no creo que esté entre las opciones".

No hay ningún precedente moderno que sugiera que la Reserva Federal pueda reducir la inflación en al menos 4 puntos porcentuales sin que la economía entre en recesión.

Por supuesto, nada es imposible. Si el dólar sigue aumentando su valor, el coste de las importaciones podría caer. Rusia podría retirarse de Ucrania; el Covid-19 podría desaparecer de China. Los precios del petróleo podrían bajar.

Pero los inversores siempre deben esperar lo mejor mientras se preparan para lo peor. Es probable que la inflación sea más intensa y duradera de lo que nos hemos acostumbrado las últimas décadas. Esto significa que la Reserva Federal, que durante mucho tiempo ha sido un tigre de papel, tendrá que seguir subiendo los tipos de interés hasta que el coste de la vida acabe por retroceder.

Foto: Imagen del bitcoin y el dólar. (EFE/Steinbach)

Es hora de actualizar el viejo adagio: "No luches contra la Reserva Federal", dice Yardeni. "Ahora es 'No luches contra la Fed, especialmente cuando la Fed está luchando contra la inflación'".

¿Qué hacer?

Con la desaparición del put de la Fed, ¿qué hay que hacer? En primer lugar, evitar los bonos a largo plazo y los fondos de bonos a largo plazo, que son muy sensibles a la subida de los tipos de interés y han perdido un 20% o más en lo que va de año.

Prepárese para que, si compra estas caídas, las acciones caigan todavía más y permanezcan en esos niveles más tiempo. Las caídas pueden convertirse en inmersiones, y las recuperaciones no siempre serán tan rápidas como lo han sido en la última década.

Ponga sus compras en piloto automático -por ejemplo, compre una cantidad fija automáticamente una vez al mes- para no tener la tentación de abandonar justo cuando el mercado esté a punto de tocar fondo. Al final, las compras puntuales deberían dar sus frutos, aunque podrían tardar años.

Foto: EC Diseño.

Inclínese por los activos que puedan beneficiarse de la inflación. Los rendimientos de los bonos vinculados a la tasa de inflación, por ejemplo (aunque no la superarán). Varias emisiones de valores del Tesoro protegidos contra la inflación, aunque no son baratas, proporcionan actualmente un pequeño colchón si el coste de la vida se dispara todavía más. Aunque la bolsa se ha visto perjudicada este año, a largo plazo ofrece una cobertura decente contra una inflación moderada. Una pequeña inversión en materias primas también podría ayudar.

Sobre todo, no corra grandes riesgos para intentar recuperar lo perdido. La Fed ya no está aquí para sanar los errores de los inversores

Los inversores han vivido durante mucho tiempo en un sueño: que la Reserva Federal siempre inundará los mercados con dinero barato cuando los precios de los activos caigan demasiado. En 2022, ese sueño se ha convertido en una pesadilla.

Reserva Federal Estrategias de inversión Tipos de interés Acciones Inversores