Es noticia
Menú
Por qué los bancos chinos no acudirán al rescate de Rusia
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
GUERRA EN UCRANIA

Por qué los bancos chinos no acudirán al rescate de Rusia

El riesgo de ser objeto de nuevas sanciones disuade a los prestamistas chinos, mientras que su nueva red de pagos se apoya en el sistema global SWIFT

Foto: EC.
EC.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

En teoría, los bancos chinos y su sistema de pagos autóctono podrían ofrecer a Rusia un respiro de las paralizantes sanciones occidentales. En la práctica, no es tan sencillo.

El estancamiento muestra lo difícil que es para Pekín y Moscú eludir el sistema financiero internacional centrado en el dólar, a pesar del interés que comparten y de que China tiene cierta experiencia a la hora de ayudar a otras naciones a eludir las sanciones.

A lo largo de la última semana, los países occidentales han impuesto una serie de sanciones a Rusia, desde la congelación de gran parte de las reservas de divisas de su banco central, hasta la expulsión de algunos bancos rusos de SWIFT, la red de pagos ampliamente utilizada en las transacciones bancarias internacionales.

Hace mucho que China muestra preocupación por lo que denomina la "hegemonía del dólar", especialmente a medida que se agrava la guerra comercial con Estados Unidos, y ha encontrado un aliado en el Kremlin, que ya fue sancionado tras anexionar Crimea en 2014.

Foto: El canciller alemán, Olaf Scholz. (Rainer Keuenhof/EFE)

El comercio sin dólares entre ambos países es cada vez mayor, lo que da a Rusia una importante salida para vender petróleo, gas y otros productos sin tener que pasar por el sistema financiero estadounidense. Según los últimos datos disponibles, hasta el pasado mes de septiembre, algo más de un tercio de las exportaciones rusas a China se liquidaron en dólares, frente al 96% de 2013. Algo más de la mitad de las exportaciones en sentido contrario se liquidaron en dólares, frente al 90% de 2013.

Pero este comercio es nimio en comparación con los otros mercados, cuyas puertas están ahora mayormente cerradas para Rusia; y, aunque Pekín también ha manifestado su oposición a las sanciones, es poco probable que los grandes bancos chinos acudan al rescate de Rusia.

El primer problema es que a las instituciones financieras chinas no les gusta tanto la idea de hacer negocios con clientes rusos como a sus líderes políticos.

El profesor Zhiwu Chen, catedrático de finanzas en la escuela de negocios de la Universidad de Hong Kong, participó en la organización de las primeras reuniones entre bancos chinos y empresas rusas en 2014 y 2015. En ese momento, "los ejecutivos de la banca china realmente no tenían ningún interés. No querían tener nada que ver con Rusia", explicó.

Foto: Visita de Macron al Kremlin el pasado 7 de febrero. (EFE/Kremlin/Pool/Sputnik)

Ocho años después de la anexión de Crimea, "el interés es mayor", afirma el profesor Chen. "Una vez que se impusieron estos 'matrimonios forzados' y pasaron a vivir juntos, empezaron a aflorar los sentimientos". No obstante, añade que "el empujón de la cúpula directiva ha tenido algún efecto, pero no tanto como les gustaría".

Otra problemática importante proviene de una ley de 2017 que permite a Estados Unidos penalizar a las entidades extranjeras que comercien con empresas, países e individuos sancionados. Para cualquier banco que quiera poder realizar transacciones en dólares, las consecuencias podrían ser drásticas.

"Las instituciones financieras chinas se están tomando en serio estas sanciones y están siendo muy cuidadosas a la hora de entender cuáles son los riesgos", asegura Chen Zhu, un socio de Morrison & Foerster LLP afincado en Hong Kong. Debido a las amplias acciones occidentales, "ahora hay menos espacio para que las empresas e instituciones financieras chinas hagan negocios con sus homólogos rusos".

Los bancos chinos ya se han tenido que enfrentar a las sanciones secundarias en el pasado. Después de que Estados Unidos sancionara en 2020 a la jefa del Ejecutivo de Hong Kong, Carrie Lam, esta declaró que había perdido el acceso a los servicios bancarios y que tenía que cobrar su sueldo en efectivo. Ni los bancos de China continental ni los de Hong Kong pudieron intervenir.

"No creo que sea una alternativa viable ni en cuanto a la evasión de sanciones ni como medio para sustituir al sistema SWIFT en las finanzas"

El Sistema de Pagos Interbancario Internacional de China (CIPS, por sus siglas en inglés), se ha publicitado como una posible solución a la exclusión de los bancos rusos del sistema SWIFT. Pero tanto analistas como abogados opinan que, al menos por ahora, no es apto para este propósito.

Lanzado en 2015, el CIPS fue desarrollado por el banco central de China para promover el uso internacional del yuan, y maneja en su mayoría operaciones denominadas en yuanes entre China y el extranjero. Sin embargo, en el tercer trimestre del año pasado solo gestionaba una media de 13.000 transacciones al día, lo que plantea dudas sobre la rapidez con la que podría ampliarse. Aunque la comparación no es exacta, SWIFT procesó más de 40 millones de mensajes al día durante el mismo periodo.

"No creo que sea una alternativa viable ni en cuanto a la evasión de sanciones ni como medio para sustituir al sistema SWIFT en las finanzas internacionales en este momento", sentenció Josh Lipsky, director del GeoEconomics Center del Consejo Atlántico. "El CIPS no está preparado".

Según Nicholas Turner, abogado de Steptoe & Johnson LLP., todo banco que utilice CIPS para evitar el sistema SWIFT también se enfrentaría al riesgo de sanciones secundarias. "Las sanciones secundarias se aplican a actividades comerciales bastante normales", explicó.

Foto: Imagen: L. M.
Los últimos amigos españoles de Rusia: "Putin no es un maricomplejines"
Alfredo Pascual Carlos Prieto Ilustración: Laura Martín

Las dos redes son tanto complementarias como competidoras, ya que SWIFT es principalmente un sistema de mensajería. Según las estimaciones del economista de ANZ Raymond Yeung y su equipo, más del 80% de las transacciones de CIPS dependen de mensajes por SWIFT.

En un comunicado, SWIFT declaró que "desde 2016, SWIFT y CIPS han estado trabajando juntos para ofrecer SWIFT como un canal seguro, eficiente y de confianza para conectar a CIPS con la comunidad global de usuarios de SWIFT". CIPS no respondió a las solicitudes de comentarios.

Según una investigación del profesor Wang Xiaoquan, de la Academia China de Ciencias Sociales, el sistema de mensajería de SWIFT sustenta las transacciones entre la sucursal moscovita del Industrial and Commercial Bank of China Ltd., el único banco que liquida yuanes en Rusia, y la sede del ICBC en Pekín.

Si las sanciones occidentales se mantienen y causan daños a largo plazo a la economía rusa y a los intereses estratégicos de China, Pekín también tendría la posibilidad de recurrir a prestamistas más pequeños para tratar con Rusia.

Foto: Ignazio Cassis, presidente de Suiza. (EFE/Fabrice Coffrini)

"Es muy sencillo crear un montón de bancos con el único propósito de participar en actividades de evasión de sanciones para ayudar a los amigos de China", explicó el profesor Chen. "Si el conflicto en Ucrania se prolonga durante unos años, podrían crearse varios de estos pequeños bancos de propósito único como vehículos".

Algunos bancos chinos pequeños ya han facilitado anteriormente el comercio con países sancionados, como Corea del Norte e Irán.

En 2009, la empresa petrolera China National Petroleum Corp. compró un banco comercial con sede en Xinjiang, que posteriormente pasó a llamarse Banco de Kunlun. A partir de entonces, el banco dependió de los depósitos y otros negocios de la familia de empresas CNPC, según indican sus informes anuales.

En 2012, el Departamento del Tesoro de EEUU sancionó al Banco de Kunlun, junto con un banco iraquí, por ayudar a los bancos iraníes a mover millones de dólares, y le prohibió el acceso al sistema financiero estadounidense. En los últimos años, el Banco de Kunlun ha reducido sus actividades en Irán, a medida que China diversifica sus fuentes de energía.

"Aunque Estados Unidos y otros países impongan sanciones al Banco de Kunlun, ¿qué impacto tiene? Ninguno. Para empezar, no tiene negocios en ninguno de los países desarrollados", puntualizó el profesor Chen, que fue director independiente de PetroChina, el brazo cotizado de CNPC, entre 2011 y 2017.

*Contenido con licencia de 'The Wall Street Journal'

En teoría, los bancos chinos y su sistema de pagos autóctono podrían ofrecer a Rusia un respiro de las paralizantes sanciones occidentales. En la práctica, no es tan sencillo.

Internacional Estados Unidos (EEUU) Hong Kong Sistema financiero Exportaciones Crimea Rescate Petróleo Bank of China Conflicto de Ucrania Ucrania Noticias de Rusia