Será difícil ponerse el nuevo 'look' ejecutivo de Zara
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
marta ortega será la nueva presidenta

Será difícil ponerse el nuevo 'look' ejecutivo de Zara

Una reestructuración del consejo en Inditex, principal minorista de moda, ha convertido a la hija del fundador en presidenta y a un abogado sin experiencia en moda en CEO

Foto: EC.
EC.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Tras años en segunda fila, la familia fundadora de Zara vuelve a tomar el control del imperio de moda de Inditex con firmeza.

El mayor minorista de moda del mundo por volumen de ventas anunció una inesperada reorganización del consejo este martes. El presidente ejecutivo, Pablo Isla, dejará el cargo a finales de 2022 y le sustituirá la hija del fundador multimillonario, Amancio Ortega, Marta Ortega Pérez, que asumirá el cargo de presidenta. Óscar García Maceiras, abogado que entró a Inditex desde el Banco Santander hace ocho meses, se convertirá en el nuevo CEO.

La reestructuración no sentó bien a los inversores, que hicieron que las acciones de Inditex cayeran un 6% al inicio de la jornada bursátil en Europa. Ortega Pérez lleva 15 años trabajando para la compañía, pero nunca ha sido miembro del consejo de administración que pronto dirigirá. Isla declaró en una rueda de prensa que la transición lleva gestándose un tiempo, pero no parece tener un nuevo puesto por delante. El que es CEO de la empresa desde hace años ha sido relegado, si bien su sucesor no cuenta con experiencia previa en la industria de la moda.

Foto: Marta Ortega, en una imagen de archivo. (Getty)

Aunque parezca difícil sacar adelante esta nueva mezcla directiva, existen precedentes. Cuando Isla fue elegido CEO de Inditex en 2005, también llegó directamente desde un puesto legal en un banco español y nunca antes había trabajado en moda. Pasó a convertirse en uno de los jefes más respetados de Europa y distribuyó unos rendimientos totales anuales para los accionistas del 13% durante su largo mandato, incluido como presidente desde 2011.

También deja al minorista en buena forma —uno de los motivos por los que Inditex afirma que es el momento oportuno para un relevo—. Las ventas de la compañía en el último trimestre se situaron por encima de los niveles precovid, y tener a los proveedores más cerca de casa que sus homólogos ayudó a Zara y sus marcas hermanas a controlar las existencias cuando la demanda se hundió y se disparó en distintas fases de la pandemia. La transformación digital de Inditex ha llegado antes de lo previsto, con el ‘e-commerce’ en vías de representar una cuarta parte de su total de ventas en el ejercicio fiscal actual.

Foto: Óscar García Maceiras, nuevo CEO de Inditex. (EC)

El nuevo equipo directivo puede esperar un escrutinio mucho mayor del impacto de las marcas de moda en el medio ambiente. Inditex trajo al mercado 450.000 toneladas de ropa nueva en 2020 —cifra que crecía de manera constante antes de la pandemia—. La dependencia del sector de la venta de prendas baratas en grandes cantidades cada vez resulta menos sostenible, pero no está claro cómo una cadena de comercialización masiva como Zara puede adaptarse. En algún momento, los inversores necesitarán respuestas de Ortega Pérez y García Maceiras.

Desde que el fundador de Inditex, de 85 años, pasó a un segundo plano hace una década y dejó la gestión diaria del negocio a personas ajenas, ha sido fácil olvidarse de que la familia Ortega sigue teniendo una participación superior al 60%. Los inversores acaban de recibir un recordatorio de quién manda aquí.

*Contenido con licencia de ‘The Wall Street Journal’.

Tras años en segunda fila, la familia fundadora de Zara vuelve a tomar el control del imperio de moda de Inditex con firmeza.

Pablo Isla Amancio Ortega Administración
El redactor recomienda