Es noticia
Menú
76.000 millones al día: cómo Binance se ha convertido en la mayor plataforma de 'criptos'
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
los reguladores exigen un mayor control

76.000 millones al día: cómo Binance se ha convertido en la mayor plataforma de 'criptos'

La plataforma de intercambio creció operando desde ningún lugar en concreto —sin oficinas, permisos o sede—. Ahora, los gobiernos insisten en controlarla de alguna forma

Foto: Foto: EC.
Foto: EC.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

La gran plataforma de intercambio financiero con mayor crecimiento del mundo no tiene sede ni domicilio reconocido, no cuenta con permisos en los países en los que opera y tiene un director ejecutivo que, hasta hace poco, no respondía a preguntas sobre su localización.

Inaugurado hace solo cuatro años, Binance es el gigante del intercambio que se alza sobre el mundo de las monedas digitales, un equivalente en criptomoneda a las bolsas de Londres, Nueva York y Hong Kong combinadas. Tras una aceleración en su crecimiento, Binance procesa más transacciones de criptomonedas como el bitcoin y el ether al día, por valor de 76.000 millones de dólares, que sus cuatro principales rivales juntos, según el proveedor de datos CryptoCompare.

No obstante, los años de crecimiento en gran medida ilimitado y desregulado para Binance, en particular, y para el sector 'cripto', en general, están llegando a su fin.

A los reguladores financieros cada vez les preocupa más que los activos digitales, hasta hace poco desestimados por algunos como una moda pasajera, han crecido tan rápidamente que ahora cuentan con una relevancia sistémica. En un discurso de octubre, el vicegobernador del Banco de Inglaterra, Jon Cunliffe, mencionó la crisis alimentada por las hipotecas ‘subprime’ y dijo lo siguiente sobre las criptomonedas: “Cuando algo se expande muy rápido en el sistema financiero, y lo hace en un espacio ampliamente desregulado, las autoridades responsables de la estabilidad financiera tienen que prestar atención”.

Foto: Cartel de bitcoin en un resort de Indonesia. (Reuters/Nyimas Laula)

Binance está atrayendo la máxima atención regulatoria. Las autoridades de una docena de países han advertido a los usuarios en los últimos meses de que la plataforma no está registrada o autorizada para ofrecer varios de sus servicios.

La Comisión de Bolsa y Valores (SEC, por sus siglas en inglés) está examinando cómo opera Binance en EEUU, donde cuenta con muchos permisos estatales, según exejecutivos. La SEC ha solicitado una lista de información a la filial estadounidense de Binance, incluido cómo se relaciona con la organización global, según uno de los ejecutivos. Mientras tanto, el Departamento de Justicia (DOJ, por sus siglas en inglés) está analizando si Binance ha inducido al blanqueo de dinero, según un antiguo ejecutivo. Bloomberg News publicó previamente la investigación del DOJ. Ni la SEC ni el DOJ han querido hacer declaraciones.

El mercado norteamericano presenta una prueba importante para la plataforma de criptomoneda, que ha indicado que espera sacar a bolsa su rama estadounidense en unos años. Un exregulador financiero contratado para desarrollar el negocio norteamericano de Binance, llamado Binance.US, dimitió en agosto cuando llevaba solo tres meses en el puesto.

Algunos antiguos ejecutivos dicen que les preocupaba que el control de los datos de la plataforma de EEUU pasara por programadores en China, donde se fundó la empresa. Declaran que esto planteó la posibilidad de un problema como el de TikTok, refiriéndose a los esfuerzos de la Administración Trump para prohibir la plataforma social por miedo a que el Gobierno chino tuviera acceso a los datos de usuarios, lo que TikTok desmintió.

Foto: Foto: Reuters.

El fundador y CEO de Binance, Changpeng Zhao, declara en una entrevista que la plataforma necesita alinearse con los reguladores. Eso incluye conseguir los permisos adecuados, indica.

“Dirigimos un negocio muy legítimo”, afirma, que ha crecido muy rápido porque los usuarios confían en él. Pero, “si observas la adopción de la criptomoneda en todo el mundo a día de hoy, es probablemente de menos del 2%” de la población, declara Zhao. “Para atraer a ese 98% restante, necesitamos estar regulados”.

Zhao declara que Binance está en proceso de establecer oficinas locales y una sede, pasos que previamente descartó por ser obsoletos, pero que los reguladores exigen. No dice dónde. En agosto, Binance declaró en su página web que había hecho obligatorias las verificaciones de identidad de usuario para evitar el uso de la plataforma para flujos de dinero ilícitos.

Representantes de Binance y Binance.US, que las compañías dicen son entidades independientes, no han querido hacer declaraciones sobre las investigaciones de la SEC y del DOJ. “Adoptamos una estrategia colaborativa a la hora de trabajar con reguladores en todo el mundo y nos tomamos en serio nuestras obligaciones de cumplimiento”, dice una portavoz de Binance, Jessica Jung. Declara que, “a medida que Binance se ha desarrollado, la negociación de criptomonedas y la regulación se han desarrollado y viceversa”.

Binance cuenta con 3.000 empleados repartidos por todo el planeta

Un portavoz de Binance.US, Matthew Miller, dice: “Tenemos sólidas protecciones para asegurar que los datos solo pueden ser accesibles para la adecuada administración de clientes, la mejora de resultados o con fines de requisitos normativos”. Declara que todos los datos de clientes estadounidenses se almacenan en servidores en EEUU.

La falta de una localización fija de Binance ha desconcertado a los reguladores, porque no saben quién sería responsable de supervisarla. Su matriz Binance Holdings está constituida en las Islas Caimán. Según el regulador financiero de las Caimán, Binance no está registrada ni tiene permiso para operar una plataforma de intercambio de criptomoneda desde el país. Y Binance no opera una plataforma desde allí, declara la portavoz Jung.

Sin embargo, hasta septiembre, la página web de Binance en Australia decía que Binance Holdings era la entidad que ofrecía servicios de intercambio de criptomoneda para los usuarios australianos. Jung lo denomina “un mero error administrativo”.

Binance cuenta con 3.000 empleados repartidos por todo el planeta, indica Zhao. Con base en su volumen de negociación y las comisiones por transacción que cobra, ‘insiders’ de la compañía creen que, si Binance saliera a bolsa, podría tener un valor de hasta 300.000 millones de dólares, según exejecutivos. Eso volvería a Zhao muy rico. Dice que es el mayor accionista de Binance.

placeholder Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Estrella de 'rock' en el mundo 'cripto', tiene 3,9 millones de seguidores en Twitter, donde se le conoce simplemente por sus iniciales, CZ. En el pasado, el personal de seguridad de la empresa le indicó a él y a otros directivos que se negaran a responder preguntas sobre sus paraderos, según la portavoz de Binance, Jung. Indica que Zhao ha sido transparente sobre su ubicación últimamente, pasando los últimos dos años de pandemia en Singapur. Según un conocido, va a las reuniones en una ‘scooter’ eléctrica.

Zhao, de 44 años, nació en China y se mudó a Canadá con sus padres cuando tenía 12 años, dice. Tras estudiar Informática, trabajó en firmas financieras en Tokio y Nueva York, incluida Bloomberg, donde desarrolló ‘software’ para la negociación de futuros.

La primera vez que oyó hablar del bitcoin fue en una partida de póker en Shanghái en 2013, explica. Las monedas digitales, acuñadas por programas informáticos, llevaban existiendo varios años. No tenían el sello de las divisas emitidas por el Gobierno, pero atraían a fanáticos entre los expertos informáticos, incluidos los que estaban desencantados con el sistema financiero tras la crisis de 2008.

Operar con ellas era complicado. Había pocas plataformas y los precios eran notablemente volátiles. Los hackeos de plataformas como Mt. Gox socavaban la confianza.

En julio de 2017, Binance recaudó 15 millones de dólares en una oferta inicial de su propia moneda digital

Zhao quedó cautivado por la idea de una moneda descentralizada que podía ser utilizada en cualquier parte sin bancos ni burocracia. “Podemos utilizar esa tecnología para aumentar la libertad económica de las personas de todo el mundo”, declara en la entrevista. Vendió su apartamento en Shanghái —por bitcoins— y trabajó para varias ‘startups’ de criptomonedas. Lanzó Binance en 2017 junto a un grupo de programadores.

Al principio, se centró en negociar con bitcoins y el sinfín de derivados, pero no permitía que los usuarios intercambiaran divisas digitales por monedas tradicionales. Cuando comenzó, no necesitaba cuenta bancaria ni sede, indica Zhao.

Binance añadió nueve idiomas a su página web, para destacar frente a rivales que solo utilizaban el inglés. Desarrolló una plataforma que muchos inversores dicen es fácil de usar. En julio de 2017, Binance recaudó 15 millones de dólares en una oferta inicial de su propia moneda digital, llamada BNB. Los inversores fueron principalmente individuos asentados en China, según un folleto que exponía su negocio.

Los usuarios surgían en todas partes, incluidos países con sistemas financieros menos desarrollados como Sudáfrica, Rusia e India. Binance se convirtió en la mayor plataforma de intercambio de criptomoneda en seis meses, y con la misma rapidez empezó a tener problemas con las autoridades. En el verano de 2017, dos meses después de que comenzara a operar fuera de Shanghái, el Gobierno chino decretó una prohibición de las plataformas de intercambio de criptomonedas, temiendo que se utilizaran para sacar dinero del país de forma ilegal.

Foto: Foto: EFE/Cristobal Herrera Opinión

Un equipo de Binance de más de 30 personas hizo las maletas y se mudó a Japón, declaró Zhao en una videoconferencia de tecnología. En 2018, el regulador financiero de Japón advirtió a la compañía sobre realizar transacciones para residentes sin tener permiso para hacerlo. Después de eso, Binance dejó de revelar una ubicación concreta. Zhao dice que el personal está repartido por todo el mundo y trabaja desde casa.

“Parece que Binance está en todas partes y en ninguna”, declara Aija Lejniece, abogada asentada en París que representa a un grupo de inversores que intentan recuperar dinero que afirman perdieron cuando la página web de negociación de Binance se congeló durante más de una hora en mayo. Binance no ha querido hacer declaraciones, pero en otras ocasiones ha dicho que adoptó medidas inmediatas para interactuar con los usuarios afectados por el corte del servicio y ofreció compensaciones a “aquellos que sufrieron pérdidas reales”.

A medida que aficionados desarrollaban nuevas monedas digitales, Binance tenía más ofertas de negociación que muchas otras plataformas. Incluían ‘tokens’ de fans de clubs de fútbol europeos, así como dogecoin, una moneda satírica que se disparó a comienzos de este año.

A diferencia de los mercados bursátiles, que tienen que conseguir la aprobación reglamentaria de cada jurisdicción, Binance se expandió a través de una única plataforma de negociación, Binance.com, que alegaba no tener sede central en ningún país. En 2019, un año después de que el regulador de Japón hiciera una advertencia a Binance, la plataforma seguía contando con tráfico de usuarios de Japón, según datos recopilados por la firma de análisis The Block. La portavoz de Binance, Jung, no ha querido hacer comentarios al respecto.

Foto: EC.
¿Tienes acciones de Tesla? Haz como Elon Musk y véndelas
The Wall Street Journal James Mackintosh

Binance empezó a ofrecer productos derivados vinculados a las criptomonedas. Con un depósito de solo 80 céntimos, un cliente podía negociar el equivalente de 100 dólares en bitcoins u otra moneda digital. Desde entonces, Binance ha limitado dichas ofertas.

En 2019, Binance empezó a permitir que los clientes intercambiaran criptomonedas por divisas tradicionales como dólares, enlazando la plataforma con el sistema bancario.

Binance pagó a ‘influencers’ con canales de YouTube para que hicieran vídeos enseñando a la gente cómo iniciarse, según antiguos mánager. Un equipo de divulgación también contactó con ‘day traders’ en mercados en Oriente Medio y África que gestionaban grupos pequeños en Facebook y otras redes sociales.

De forma interna, la firma enfrentó a unos equipos con otros, dejando que ganara la mejor estrategia de crecimiento. “Fomentamos la competencia interna”, declara Zhao.

Binance.com ganó popularidad también en EEUU, pero mantener su dominio allí ha demostrado ser más difícil. La SEC publicó un documento en abril de 2019 exponiendo pruebas para determinar qué activos digitales podían ser considerados valores según su reglamento. Zhao dirigió a los usuarios estadounidenses a Binance.US, que ofrecía el intercambio de un menor número de criptomonedas y no ofrecía derivados.

Foto: EC.

A finales de 2020, la SEC solicitó a Binance.US información detallada sobre su negocio, incluido quién controla las carteras digitales de los usuarios, dónde se almacenan las criptomonedas y detalles de los acuerdos de Binance.US con Binance Holdings, según un antiguo ejecutivo de la compañía.

En mayo de 2021, Binance.US contrató a Brian Brooks como director ejecutivo, que había sido jefe interino de la agencia gubernamental Office of the Comptroller of the Currency en la Administración Trump y había sido directivo en la plataforma rival Coinbase Global.

Brooks pretende obtener fondos de inversores en EEUU. Eso traería miembros independientes al consejo y diluiría la participación de Zhao. Zhao posee la mayor parte de las acciones de Binance.US, según antiguos ejecutivos.

Brooks también quería que el ‘software’ que se gestionaba fuera de China estuviera controlado en suelo estadounidense, declaran. El mes anterior a su entrada, los empleados de Binance.US tuvieron que pedir a empleados de Shanghái que arreglaran problemas de ‘software’ que afectaban a algunas cuentas estadounidenses, según mensajes electrónicos revisados por ‘The Wall Street Journal’. Este verano, según exejecutivos, los desarrolladores asentados en Shanghái preservaban el código de ‘software’ que mantenía las carteras digitales de usuarios en EEUU y trabajaban en el motor que coordina las negociaciones.

placeholder CEO de Binance. (Reuters)
CEO de Binance. (Reuters)

A principios de agosto, cuando Brooks estaba a punto de cerrar una recaudación de fondos de 150 millones de dólares con 12 inversores asentados en EEUU, él y Zhao se enfrentaron por la selección de los nuevos miembros del consejo, según personas cercanas al asunto.

Algunas de dichas fuentes dicen que Brooks pensaba que el inversor principal obtendría un asiento automático, y el consejo lo elegiría como director independiente, pero Zhao quería el poder para autorizar las designaciones. Zhao también se opuso a trasladar la gestión del código de Shanghái, según fuentes cercanas a su postura.

Brooks dimitió el 6 de agosto. Desde entonces, muchos empleados del equipo legal y de cumplimiento se han marchado de la empresa, según personas cercanas a las salidas. La portavoz de Binance declara que no hay tecnología ni datos de Binance almacenados en China. El portavoz de Binance.US, Miller, declara: “Toda la información de carácter personal de los clientes está almacenada en la plataforma Amazon Web Services, situada a las afueras de Richmond, Virginia”.

Miller añade que “son los directivos de Binance.US los que controlan la dirección de la empresa, sus activos y la supervisión de las cuentas y los datos de los clientes”. Dice que Binance.US tiene empleados por todo el mundo.

“Queremos que el resto de plataformas sean un poco más grandes para poder dividir la carga entre los usuarios”

Binance.US está obteniendo financiación adicional y planea elegir a dos nuevos miembros para el consejo de inversores, que proporcionarán una supervisión adicional a medida que avanza hacia una oferta pública inicial en EEUU, según el portavoz. Zhao dice que quiere que la OPI se lleve a cabo en 2024.

A pesar de los problemas regulatorios de Binance, sigue creciendo. En septiembre, el ‘spot trading’ (negociación al contado) en Binance.com creció un 10% respecto al mes anterior, según CryptoCompare, otorgándole el mayor volumen de negociación de ‘spot trading’ por el decimoquinto mes consecutivo.

Zhao declara que tiene como objetivo un ritmo de crecimiento más moderado. “Queremos que el resto de plataformas sean un poco más grandes para poder dividir la carga entre los usuarios”, dice.

*Contenido con licencia de ‘The Wall Street Journal’.

La gran plataforma de intercambio financiero con mayor crecimiento del mundo no tiene sede ni domicilio reconocido, no cuenta con permisos en los países en los que opera y tiene un director ejecutivo que, hasta hace poco, no respondía a preguntas sobre su localización.

Australia Hong Kong Reino Unido Securities and Exchange Commission (SEC) TikTok