¿Tienes acciones de Tesla? Haz como Elon Musk y véndelas
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
detrás del valor de Tesla

¿Tienes acciones de Tesla? Haz como Elon Musk y véndelas

Venderlas ahora te asegura las ganancias, aunque garantice que estas son tributables

Foto: EC.
EC.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

¿Delegó Elon Musk la decisión de vender su participación en Tesla en sus seguidores de Twitter porque es un multimillonario excéntrico enfadado por el proyecto fiscal de los demócratas? ¿O porque sabe más sobre el valor real de Tesla que cualquier otra persona y cree que ahora es el momento de salirse?

Sea como sea, es un buen momento para vender, ya que las tres tendencias que ayudaron a que las acciones de Tesla repuntaran son variables y pueden revertirse en cualquier momento.

Normalmente, cuando los directivos anuncian que venden acciones tras un aumento brusco en el precio, todo el mundo coincide en que piensan que el precio de la acción es demasiado elevado. Musk parece haber ideado un ingenioso plan para intentar sortear dicho problema. En vez de anunciar que vendía su participación, señaló el plan del senador Ron Wyden para tasar las plusvalías latentes y creó una encuesta en Twitter sobre si debía vender el 10% de su participación en Tesla. Cuando los tuiteros votaron que se deshiciera de las acciones del fabricante de coches eléctricos, eso empañó la duda de si se trataba de una señal desde dentro sobre el precio de la acción.

Foto: Foto de archivo: Reuters/Aly Song.

Puede que Musk piense que es descabellado que Tesla aumentara su valor en 440.000 millones de dólares solo en el último mes, un incremento —solo el aumento, no el total— equivalente a la capitalización de mercado conjunta de Ford, General Motors y Toyota.

Las acciones de Tesla empezaron a reflejar los riesgos esta semana, desplomándose un 12% este martes tras una caída del 5% este lunes. Puede que la gente se haya dado cuenta de que, a 155 veces los beneficios previstos en los próximos 12 meses, las acciones son extremadamente caras. Al fin y al cabo, habían subido un 75% sin apenas justificación en los últimos tres meses antes de la caída de esta semana.

No sé lo que Musk estará pensando realmente. Es un multimillonario que solo quiere divertirse y a quien no le gusta nada que las autoridades le intenten someter a las normas terrenales ordinarias (o impuestos). Por otro lado, debería rotundamente vender algunas acciones, porque se encuentran fuera de sí actualmente.

Tesla se sitúa en la intersección de tres sólidas tendencias, y un cambio en cualquiera de ellas podría conducir a un rápido retroceso en el valor.

Foto: Elon Musk, en una imagen de archivo. (EFE/Alexander Becher)

La primera son las ‘meme stocks’. Tesla es la acción ‘meme’ original, respaldada por individuos a los que les ha ido muy bien siguiendo a Musk y que no responden bien a todo aquel que les contradice. Sin importar la realidad de las ventas, la competencia, los márgenes, las subvenciones o cualquier otro elemento, Musk ha atraído a seguidores que no solo compran, sino que promueven de forma activa las acciones de Tesla.

La segunda es la disposición de los inversores por apostar en el futuro lejano. Tesla no genera muchos beneficios, ni muchos coches, en este momento. Su valor es de 1,3 millones de dólares por cada uno de los cerca de 900.000 coches que espera entregar este año debido a su potencial de crecimiento. El valor de la empresa no radica en las ventas de este año o el siguiente, sino en las ventas y beneficios esperados a muy largo plazo.

La naturaleza difícil de predecir del futuro lejano es lo que permite la especulación que los inversores de acciones ‘meme’ adoran. También convierte a Tesla en un gran beneficiario de los bajos tipos de interés a largo plazo. Cualquier estimación personal de beneficios futuros vale más hoy si los tipos son más bajos.

Los gobiernos están impulsando el coche eléctrico y el resto del sector está atrapado en el tipo equivocado de fábricas

Cuando las rentabilidades de los bonos a largo plazo caen, como lo han hecho en gran medida en los últimos dos años, los valores de crecimiento suelen sobreponerse a los valores ‘cheap value’. Eso no resulta sorprendente, dado que los valores de crecimiento fijan sus beneficios en el futuro lejano y los valores ‘cheap’ generarán sus ingresos, tal y como dicen, pronto. Tesla es el valor con mayor crecimiento de entre los principales valores de crecimiento.

La tercera tendencia favorable es el deseo de una tecnología verde. Es estupendo ser un fabricante de vehículos eléctricos hoy en día. Los gobiernos están impulsando el coche eléctrico y el resto del sector está atrapado en el tipo equivocado de fábricas, cuenta con la experiencia de investigación equivocada y todavía no ha construido redes de carga de vehículos. Tesla se encuentra en el lado correcto de las acciones prometidas por gobiernos e inversores para reducir las emisiones de carbono.

No obstante, si el cambio en el precio de la acción se tratara de Tesla venciendo a la competencia alimentada por gasolina, las acciones de los rivales tradicionales deberían estar resentidas.

Foto: Foto: EC.

En cambio, el valor de otros fabricantes de automóviles también ha estado aumentando. Sería fantástico que los valores estuvieran obteniendo buenos resultados porque los inversores calcularan de forma racional que los coches eléctricos absorberían cuota de mercado. Sin embargo, se ha producido una avalancha irreflexiva para comprar acciones de fabricantes de vehículos eléctricos, lo que ha provocado que muchos de los valores especulativos de vehículos puramente eléctricos que cayeron drásticamente desde un máximo a principios de este año subieran de nuevo el mes pasado (y Ford, con un nuevo modelo eléctrico en camino, el F-150, repuntando).

Ninguna de estas tendencias es fiable, aunque cualquiera de ellas podría prolongarse. Las acciones ‘meme’ son propensas a grandes fluctuaciones. Puede que las rentabilidades de los bonos a largo plazo aumenten de nuevo fácilmente si los inversores confían en la recuperación económica. Y los inversores que confían en los vehículos eléctricos empezarán a requerir ventas e ingresos reales a medida que el negocio madura.

Vender ahora tus acciones de Tesla congela las ganancias, aunque garantice que son tributables.

*Contenido con licencia de ‘The Wall Street Journal’.

¿Delegó Elon Musk la decisión de vender su participación en Tesla en sus seguidores de Twitter porque es un multimillonario excéntrico enfadado por el proyecto fiscal de los demócratas? ¿O porque sabe más sobre el valor real de Tesla que cualquier otra persona y cree que ahora es el momento de salirse?

Acciones Elon Musk
El redactor recomienda