Locura en el mercado de opciones sobre el crudo: 100 y hasta 200 dólares por barril
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
opciones de compra a 200 dólares

Locura en el mercado de opciones sobre el crudo: 100 y hasta 200 dólares por barril

Las apuestas de los inversores sobre que el petróleo estadounidense alcanzaría un máximo en siete años son solo el comienzo, pese a una expansión económica global moderada

Foto: EC.
EC.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El ruido que está haciendo la negociación de opciones alcistas sobre barriles de crudo indica que el 'rally' energético de 2021 está lejos de terminar.

Los inversores vuelven a apostar por que el precio de referencia del petróleo estadounidense superará los 100 dólares el barril, desde los 82 dólares recientes, tan pronto como en diciembre. El crudo de EEUU, conocido como West Texas Intermediate o WTI, ha subido un 10% este mes, y un 70% este año, pero no ha alcanzado los 100 dólares desde la crisis del petróleo de 2014.

Las apuestas del otro lado del Atlántico son incluso más agresivas. Algunos inversores están apostando por que el petróleo Brent, referente mundial, alcanzará el récord de 200 dólares el barril el 22 de diciembre, según datos del proveedor QuikStrike. Las opciones otorgan a los inversores el derecho a comprar o vender a un precio establecido en una fecha límite. Los inversores suelen utilizar las opciones para realizar apuestas direccionales o asegurar sus carteras.

Foto: Foto: Reuters.

La negociación alcista equivale a una apuesta por que las interrupciones en la cadena de suministro y la escasez de materiales en algunas regiones del planeta seguirán impulsando los mercados energéticos, a pesar de una expansión económica global ralentizada y las preocupaciones de que unos precios más elevados del gas natural y el petróleo dificulten el consumo. Las apuestas también muestran que los inversores, atraídos por las pequeñas inversiones iniciales y las retribuciones posiblemente rápidas de las opciones, están acudiendo en masa a los mercados energéticos, repitiendo operaciones en la bolsa este año.

“No he visto precios de ejecución ['strike'] tan locos como este en mucho tiempo”, declara Mark Benigno, codirector de Operaciones Energéticas en StoneX Group, refiriéndose al precio del activo subyacente al que las opciones se vuelven ejercitables. “El impulso y la tendencia son mayores”.

Wall Street está vigilando si el aumento en los precios de la energía hace mella en los ingresos corporativos del tercer trimestre. El miércoles pasado, Delta Air Lines advirtió a los inversores de que espera que los precios más altos del petróleo minimicen los beneficios en el cuarto trimestre. En los próximos días, los beneficios de aerolíneas como United Airlines Holdings y American Airlines Group arrojarán más luz sobre el asunto.

"El mercado está simplemente un tanto descontrolado", declara John Gretzinger

La escasez de suministro ya ha tenido profundas repercusiones. El petróleo estadounidense alcanzó hace poco su máximo nivel en siete años. Los precios del gas natural se han más que duplicado este año y cotizan alrededor de cinco dólares el kWh. Algunos advierten de un episodio de inflación prolongado, otros de que los elevados precios de la energía golpearán a los consumidores, que ya esperan pagar más por la calefacción este invierno.

Una señal del frenesí de las opciones de crudo: la volatilidad esperada —un indicador de lo agitado que esperan los inversores que sea un activo durante un periodo de tiempo determinado— ha aumentado junto a los precios en las últimas semanas, invirtiendo la relación habitual en que los aumentos de precio conducen a una menor volatilidad y viceversa. Los operadores afirman que el hecho de que tantos inversores estén acudiendo al mercado es una señal de que se está volviendo casi inevitable que se produzcan unas mayores oscilaciones.

“El mercado está simplemente un tanto descontrolado actualmente”, declara John Gretzinger, socio en Flashpoint Energy Partners, que ha estado negociando con opciones de petróleo.

Foto: Foto: EFE. Opinión

En octubre, se han intercambiado una media de alrededor de 167.000 opciones del WTI a diario, la mayor cifra desde marzo de 2020, según datos de CME Group. La opción de 100 dólares, contrato alcista que otorga el derecho a comprar opciones de petróleo, es la más extendida en los mercados energéticos del WTI actualmente, según QuikStrike. Los operadores dicen que eso ha sido atípico por cuán ‘fuera del dinero’ (‘out of the money’), o por encima del nivel de cotización actual, se encuentra.

Los inversores acudieron a estas apuestas a comienzos de año, pero la actividad se ha vuelto a disparar últimamente. El número de contratos de opciones de compra pendientes vinculados a que el WTI alcance los 100 dólares el barril incluyendo todas las fechas de vencimiento superó los 141.500 el pasado jueves, equivalentes a más de 141 millones de barriles de crudo —más que el valor de la producción diaria en la economía global—.

Las opciones de compra vinculadas a que el WTI alcanzase los 95 dólares o los 180 dólares el barril también fueron populares la semana pasada, según datos de QuikStrike.

“Los aspectos fundamentales del petróleo podrían acabar frustrando las expectativas”

Benigno declara que los inversores especulativos han hecho apuestas alcistas agresivas sobre el petróleo durante el último año. A medida que se aceleraba el repunte de las materias primas, parece que muchos de ellos cerraron sus posiciones de opciones existentes y vincularon sus inversiones a precios incluso mayores en una apuesta por que el petróleo seguiría subiendo.

Al mismo tiempo, el volumen de actividad especulativa podría generar amplias retiradas de posiciones en un solo día en el mercado petrolero si salieran a la luz datos económicos u otra información que se opusiese a la narrativa alcista.

Analistas de JP Morgan Chase declararon este mes que esperan que el petróleo Brent cotice a 84 dólares el barril a finales de año. El sentimiento y el posicionamiento alcistas, junto con la perspectiva de un invierno más frío, han hecho subir los precios. Sin embargo, un descenso de la demanda podría influir en la cotización.

“Los fundamentales del petróleo podrían acabar frustrando las expectativas”, escribieron en un comunicado el 1 de octubre. “También creemos que los riesgos de pérdidas se han subestimado”.

*Contenido con licencia de ‘The Wall Street Journal’.

El ruido que está haciendo la negociación de opciones alcistas sobre barriles de crudo indica que el 'rally' energético de 2021 está lejos de terminar.

Petróleo Inversores
El redactor recomienda