Combatir el cambio climático podría perjudicar a los pobres en lugar de ayudarlos
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
LOS LEGISLADORES DEBEN SER REALISTAS

Combatir el cambio climático podría perjudicar a los pobres en lugar de ayudarlos

Las políticas de crecimiento pueden evitar 1,7 millones de muertes al año. Mucho más de lo que cualquier medida ambiental podría ofrecer

Foto: Foto: EC Diseño.
Foto: EC Diseño.

La Organización Mundial de la Salud calcula que el cambio climático provocará 250.000 muertes más al año en las dos décadas posteriores a 2030, principalmente entre los pobres del mundo. La OMS compara el mundo real con uno imaginario en el que no existe el cambio climático, calculando la diferencia en el número de muertes por desnutrición, malaria, diarrea, el dengue, inundaciones y altas temperaturas. La más letal es, con creces, la desnutrición, con 85.000 muertes más en 2050. Lógicamente, la respuesta inmediata de muchos a este pronóstico es que deberíamos trabajar para terminar con el calentamiento global, aunque sea costoso. Pero una parte del análisis de la OMS al que se ha dado menos publicidad muestra por qué esto podría afectar a los pobres en vez de ayudarlos: el impacto del desarrollo económico.

Como se puede observar en el gráfico, las muertes por desnutrición se han reducido drásticamente en las últimas tres décadas y seguirán disminuyendo rápidamente durante las próximas tres. Esto se debe en parte a un creciente rendimiento de los cultivos, que podrían seguir aumentando bajo el efecto del cambio climático, aunque a un ritmo ligeramente menor —lo que resultaría en que 85.000 muertes en 2050 que se podrían haber evitado habrían mantenido su temperatura—. El crecimiento económico —que permite a las familias comprar más alimentos sin importar los rendimientos— es el principal causante de la reducción de las muertes por desnutrición. Esto contextualiza el impacto del cambio climático: para la nutrición, el cambio climático no es una tragedia, sino algo que ralentiza ligeramente el progreso.

Puede que el futuro sea incluso más prometedor que lo que se muestra en este gráfico, que es solamente el escenario de crecimiento económico medio de la OMS. También previó lo que un crecimiento bajo y elevado significaría para las muertes por desnutrición. En el anterior, había dos millones de muertes por desnutrición en 2050. En el último, hay 300.000. Las políticas de crecimiento pueden evitar 1,7 millones de muertes al año. Eso es mucho más de lo que cualquier medida ambiental podría ofrecer.

Foto: Manifestantes en la India exigen la lucha contra el cambio climático. (Reuters) Opinión

Ni siquiera regulaciones estrictas eliminarán el cambio climático, lo que implica que podrían, como mucho, evitar parte de las 85.000 muertes previstas. Y, en el proceso, dichas medidas ralentizarían el crecimiento económico, lo que mantendría a más personas en la pobreza. Se prevé que el Acuerdo de París habrá inducido a 11 millones de personas más a la pobreza en 2030 que si no hubiese existido dicho acuerdo. Si la Conferencia sobre el Cambio Climático en Glasgow en noviembre conduce a la adopción de medidas ambientales mucho más firmes, los legisladores elevarán dicha cifra a un total de 80 millones de personas más en situación de pobreza en 2030, lo que provocará inevitablemente más muertes por desnutrición.

El cambio climático merece nuestra atención, pero los legisladores deben ser realistas. Lo que realmente protege a las personas pobres del mundo de la desnutrición es salir de la pobreza, no normativas ambientales caras.

*Lomborg es presidente del Consenso de Copenhague y profesor visitante de la Institución Hoover. Su último libro es: ‘False Alarm: How Climate Change Panic Costs Us Trillions, Hurts the Poor, and Fails to Fix the Planet’.

*Contenido con licencia de ‘The Wall Street Journal’.

La Organización Mundial de la Salud calcula que el cambio climático provocará 250.000 muertes más al año en las dos décadas posteriores a 2030, principalmente entre los pobres del mundo. La OMS compara el mundo real con uno imaginario en el que no existe el cambio climático, calculando la diferencia en el número de muertes por desnutrición, malaria, diarrea, el dengue, inundaciones y altas temperaturas. La más letal es, con creces, la desnutrición, con 85.000 muertes más en 2050. Lógicamente, la respuesta inmediata de muchos a este pronóstico es que deberíamos trabajar para terminar con el calentamiento global, aunque sea costoso. Pero una parte del análisis de la OMS al que se ha dado menos publicidad muestra por qué esto podría afectar a los pobres en vez de ayudarlos: el impacto del desarrollo económico.

Cambio climático Desarrollo económico OMS
El redactor recomienda