Conoco-Shell: empieza el baile para vender activos fósiles... y habrá compradores
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
presiones ambientales

Conoco-Shell: empieza el baile para vender activos fósiles... y habrá compradores

La compra de los yacimientos petrolíferos de Shell augura una transferencia de activos sanos de productores con presión para cumplir con las normas medioambientales a aquellos con vía libre

Foto: Tanques de almacenamiento.
Tanques de almacenamiento.

El grano de arena de Royal Dutch Shell se presenta como otra perla para los productores de petróleo.

Este lunes, Shell anunció que vendería su negocio en la Cuenca Pérmica a ConocoPhillips por 9.500 millones de dólares en efectivo. Seguramente había un escaso número de posibles compradores: las grandes petroleras se encuentran bajo una enorme presión de los accionistas para mantener una disciplina de capital y medioambiental, mientras que pocos productores de gas y petróleo independientes manejan un balance para un acuerdo de dicha magnitud.

Teniendo en cuenta dicha dinámica competitiva, no se trata de una venta a precio de derribo. Scott Hanold, analista en RBC Capital Markets, declaró en un informe para sus clientes que los inversores energéticos habían previsto un precio de 9.000 millones de dólares o menor.

Foto: EC.

No obstante, la adquisición tiene mucho sentido en términos económicos para ConocoPhillips, que tiene una posición importante en la Cuenca Pérmica tras haber comprado Concho Resources el año pasado. Aumenta la producción de la compañía en la cuenca en casi un 40% y las propiedades son terrenos no federales con un menor riesgo regulatorio.

ConocoPhillips calcula que puede ser más eficiente mejorando los pozos existentes y perforando laterales más largos. Lo que resulta importante para los accionistas es que la empresa calcula que la adquisición le permitirá aumentar su distribución en casi 10.000 millones de dólares en 10 años, incluso asumiendo un precio moderado del West Texas Intermediate de 50 dólares el barril.

El acuerdo muestra que los grandes productores de gas y petróleo independientes pueden salirse con la suya con ostentosas adquisiciones de yacimientos si se dan el precio y la lógica económica adecuados. Las acciones de ConocoPhillips, que en mayo fue objeto de una campaña activista de inversores para objetivos de emisiones concretos, subieron un 2,6% la mañana del martes. Las acciones de Shell subieron un 3,4%.

Foto: La extracción de carbón debe parar completamente.  (Reuters)

Si bien el acuerdo está envuelto en un embalaje respetuoso con el medio ambiente —Shell y ConocoPhillips han reiterado su compromiso con los objetivos climáticos—, no señala exactamente la creencia de los productores en una transición rápida de los combustibles fósiles. Para Shell, vender un activo de ciclo largo habría sido una señal de alarma más potente sobre la máxima demanda pendiente que vender uno de ciclo corto como los yacimientos de esquisto en la cuenca, según escribió Dan Pickering, director de Inversión en Pickering Energy Partners, en una nota a los inversores en julio. Por su parte, ConocoPhillips seguramente disponga del alcance y los conocimientos para explotar la Cuenca Pérmica de forma más eficiente a largo plazo.

La transacción anuncia lo que podría ser una ceremonia de entrega del testigo para la industria de los combustibles fósiles, en los próximos meses y años, de los más presionados en términos ambientales a los menos presionados y de los menos eficientes a los más eficientes.

Este episodio ha transcurrido como una situación de ‘win-win’ para ambas partes en términos medioambientales y financieros. No todos los acuerdos serán capaces de marcar ambas casillas.

*Contenido con licencia de ‘The Wall Street Journal’.

El grano de arena de Royal Dutch Shell se presenta como otra perla para los productores de petróleo.

Combustibles fósiles Petróleo Royal Dutch Shell Accionistas Wall Street Journal
El redactor recomienda