La ralentización económica en septiembre empaña el despegue previsto para otoño
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
delta pone en jaque la recuperación

La ralentización económica en septiembre empaña el despegue previsto para otoño

La variante delta anula las previsiones; la contratación y el gasto del consumidor se ralentizan frente a la nueva incertidumbre

Foto: EC.
EC.

La economía de EEUU se enfrenta a una ralentización en septiembre, en lugar del despegue que se esperaba. A principios de verano, muchos economistas veían la semana del ‘Labor Day’ como el momento en que la recuperación económica se intensificaría. Su previsión era que la vacunación generalizada reduciría la falta de trabajadores. Los colegios y las oficinas reabrirían, lo que implicaría la vuelta de negocios locales que dependen de los trabajadores. Los viajes se reactivarían. Stevie Nicks reanudaría su gira. En cambio, el auge de la variante delta del covid ha echado el freno de mano al país.

Empresas y consumidores están modificando sus planes para ajustarse a nuevas normas relativas a las mascarillas, a restricciones de viaje, incluso cancelaciones, y a reaperturas de oficinas aplazadas. Los consumidores están frenando las compras y las empresas han ralentizado las contrataciones. Los economistas están reduciendo sus previsiones. Stevie Nicks ha cancelado su gira.

Foto: Foto: Reuters.

Los economistas no creen que la variante vuelva a sumir EEUU en una crisis. Pero la pérdida de ímpetu podría prolongar la recuperación de millones de puestos perdidos durante la pandemia, dejar a muchos al margen del mercado laboral y seguir lastrando negocios incapaces de crecer o reacios a invertir en medio de una nueva incertidumbre. Al mismo tiempo, el efecto amortiguador podría reducir las presiones inflacionistas si minimiza la demanda del consumidor.

[Consulte aquí el panel macroeconómico de El Confidencial]

El ritmo de contratación se desplomó en agosto, a medida que los restaurantes y tiendas recortaron personal. En conjunto, las empresas añadieron 235.000 trabajadores, una reducción desde cerca de un millón tanto en junio como en julio. El indicador del sentimiento del consumidor de la Universidad de Michigan cayó a finales de agosto hasta su nivel más bajo en una década, con los estadounidenses alegando que están preocupados por la variante delta y la creciente inflación.

Swing’s Coffee Roasters reabrió una de sus dos cafeterías en el centro de Washington DC en octubre del año pasado con solo dos empleados. Está previsto que la segunda, a una manzana de la Casa Blanca, reabra el martes que viene. El actual propietario, Mark Warmuth, dice que le preocupa que los viajeros diarios con los que contaba no lleguen. “Llevamos todo el tiempo esperando a septiembre”, dice. “Ahora parece que todo el mundo está frenando un poco para ver qué pasará con delta”.

Foto: EC.

Pocas agencias federales han abierto sus oficinas del centro de Washington más allá de los trabajadores esenciales, y muchas empresas privadas están siguiendo su ejemplo. Warmuth dice que reabrirá de todas formas. Ha gastado la mayoría de ayudas federales y estatales que ha recibido y tiene que decidir si las cafeterías céntricas pueden sobrevivir.

Los economistas habían pensado que la economía sería capaz de seguir adelante por sus propios medios, sin más estímulos del Gobierno que ayudaran a impulsarla hasta este punto. En agosto, empresas grandes y pequeñas empezaron a lanzar planes para reabrir oficinas. Entre ellas: Apple, Amazon.com, el gigante financiero Wells Fargo, el gigante petrolero Chevron Corp., la aseguradora Potential Financial y la empresa de servicios de viajes Lyft. Algunas han aplazado la fecha de retorno hasta 2022.

Los restaurantes y el turismo han ayudado a impulsar el crecimiento este año a medida que se recuperaron, hasta el mes pasado, cuando algunos gobiernos locales volvieron a hacer obligatorio el uso de la mascarilla en espacios públicos, y algunos estadounidenses se volvieron más prudentes a la hora de salir.

"Este verano, estábamos resurgiendo con mucho crecimiento en todos nuestros segmentos, pero empezamos a ver ralentización"

A finales del mes pasado, el gobernador de Hawái pidió a los viajeros que se quedaran en casa, advirtiendo de la tensión extrema en los hospitales que lidiaban con picos de covid en las islas. El movimiento revirtió la reapertura veraniega del destino turístico.

A mediados de julio, las llegadas de viajeros a Hawái estuvieron a punto de alcanzar los niveles prepandemia, un 10% por debajo del mismo periodo en 2019, según datos estatales. El ritmo de llegadas se relajó en agosto, y en la última semana del mes, las llegadas diarias medias habían caído un 34% respecto a 2019.

La semana pasada, la Unión Europea recomendó prohibir los viajes no esenciales desde EEUU. EEUU ha mantenido las restricciones a viajeros de Europa y otras zonas. Para Delta Air Lines, la variante está provocando ‘turbulencias’ adicionales, ya que las empresas han recortado los gastos en viajes, según el CEO, Ed Bastian.

Foto: Señal de Wall Street frente al edificio de la Bolsa de Nueva York. (EFE)

“Este verano, estábamos resurgiendo con mucho crecimiento en todos nuestros segmentos”, declara Bastian. “Pero hace unas cuatro semanas, las cosas empezaron a mostrar ciertos signos de interrupción, no del lado del consumidor o del entretenimiento del negocio, sino en el lado empresarial, ya que las empresas habían atrasado sus reaperturas”. Añadió: “Probablemente haya establecido un retraso de 90 días en parte del crecimiento que habíamos anticipado para el negocio doméstico y las aperturas internacionales”.

La breve caída del año pasado estuvo provocada por órdenes de quedarse en casa y restricciones a los negocios, medidas que pocos esperan, ahora que más de la mitad de los adultos estadounidenses están vacunados.

Se espera que el producto interior bruto de EEUU crezca un 6,1% este año, según prevé IHS Markit. Oxford Economics redujo su previsión de crecimiento anual al 6% a finales de agosto, desde el 7,5% que había previsto a finales de junio.

"Pensabas: 'Mis hijos han vuelto al colegio, puedo volver al trabajo'. Pero ahora eso está en duda"

Un crecimiento anual del PIB del 6% sigue siendo extremadamente rápido para EEUU. Si bien muestra una comparación con un año inusual por los confinamientos en 2020, establecería un máximo en 37 años, muy por delante del crecimiento anual medio del 2,3% registrado desde 2010 hasta 2019. Pero a los economistas y directivos les preocupa que golpes adicionales puedan ralentizar aún más la expansión.

“No hay nada peor que la esperanza frustrada”, declara la directora económica en la firma de auditoría y consultoría KPMG. “Pensabas: ‘Mis hijos han vuelto al colegio, puedo volver al trabajo’. Pero ahora eso está muy en duda”.

El gasto en estímulos federales ayudó a la economía estadounidense a expandirse a un ritmo mayor que una tasa anualizada del 6% en el primer semestre del año, según el Departamento de Comercio. A principios de año, algunos analistas esperaban que la economía se acelerase a medida que aumentaba el gasto en servicios.

Foto: EC

En cambio, la asistencia al cine cayó más del doble a finales de agosto respecto a un máximo pandémico a finales de julio, según datos de la firma de análisis TOP. Paramount Pictures ha retrasado el estreno de ‘Top Gun: Maverick’ y ‘Misión imposible 7’. Garth Brooks, Nine Inch Nails y Stevie Nicks están entre los intérpretes que han cancelado sus giras.

La escasez de suministros está limitando aún más la producción y las ventas, declara Joel Prakken, director económico en EEUU de IHS Markit. Los déficits de chips han reducido las existencias de vehículos e inutilizado fábricas. Ford Motor y General Motors declararon la semana pasada que frenarían parte de la producción. Una mayor tasa de contagios por covid-19 en Asia y unos puertos saturados han ralentizado los envíos entrantes antes de la temporada de compras navideñas. “La recuperación sigue su curso, solo que a un ritmo menor de lo que esperábamos”, declara Prakken.

El distribuidor Gap ha comunicado a los inversores que está navegando entre cierres en algunos lugares donde extraen materiales y fabrican ropa, así como presiones salariales, congestiones portuarias y otros desafíos de transporte. “Esperamos que estos desafíos se mantengan lo que queda de año”, declaró la CEO, Sonia Syngal, en una videoconferencia con inversores el 26 de agosto.

La propagación de la variante delta del está provocando demoras en la construcción

La cadena de piezas de repuesto de automóviles Advance Auto Parts declara que la propagación de la variante delta está provocando demoras en la construcción en parte de sus planes para convertir tiendas de Pep Boys que ha adquirido en sus propias tiendas, y podría aumentar los costes de limpieza.

Directivos del fabricante de dispositivos médicos Medtronic dicen que la compañía ha observado una mejora constante en su negocio hasta julio, pero vieron ciertos signos de ralentización a finales del mes y en agosto, vinculados a la propagación de la variante delta.

Karen Parkhill, directora financiera de Medtronic, comunicó a los inversores el 24 de agosto que la empresa espera que la variante afecte principalmente a la demanda de procedimientos que pueden ser aplazados, como diagnósticos cardiovasculares, y a aquellos en que los pacientes suelen ocupar camas UCI que ahora se necesitan para atención por covid-19.

Foto: EC Diseño.

Una portavoz de Medtronic declara que la compañía espera escuchar que los contagios en EEUU alcanzaron su máximo a finales de agosto y cree que los hospitales están mejor equipados que en olas anteriores. Medtronic prevé que el segundo semestre de su ejercicio fiscal, que termina en abril, será más sólido que el primero.

La pandemia ha generado muchas complicaciones para Collectic Home, tienda de muebles en Austin, Texas, según el propietario, Greg Greeson. Agentes de aplicación de normativa aparecieron para cerrar su tienda en marzo de 2020 después de que el alcalde de Austin ordenara el cierre de las actividades no esenciales, después los costes laborales se dispararon antes de la reapertura y los precios de envío de muebles desde Asia aumentaron más del triple.

Pero, a principios de verano, el negocio se estabilizó después de que Greeson estableciera la tienda dentro de su almacén. “Pensamos que veíamos la luz al final del túnel”, declara. “Resulta que era un tren de mercancías viniendo hacia nosotros”.

“Son tiempos difíciles. Sobreviviremos, pero vamos a tener que recortar”

El mes pasado, en respuesta a la variante delta, Austin elevó sus directrices de riesgo ante el covid al máximo nivel y recomendó hasta a las personas vacunadas que llevaran mascarilla al entrar en tiendas. Greeson —y los clientes que estaban de compras un sábado— se enteró de la advertencia a través de mensajes que resonaban en su móvil.

El tráfico de clientes ha disminuido en las últimas semanas. “Son tiempos difíciles”, dice, añadiendo que la empresa está dependiendo principalmente de las ventas a través de su página web, Eurway.com. “Sobreviviremos, pero vamos a tener que recortar” los beneficios.

La reapertura de los colegios debería haber sido un momento importante para la economía, dice el economista de la Escuela de Negocios de la Universidad de Columbia Stephan Meier. Cerca de un cuarto de los hogares tiene hijos en edad escolar y unos cuidados infantiles seguros podrían permitir a muchos estadounidenses, sobre todo mujeres, volver a trabajar.

Foto: El presidente de la Fed de San Luis, James Bullard. (Reuters)

Pero la variante delta y la falta de una vacuna para niños menores de 12 años pueden dejar a algunos padres sin ganas de trabajar fuera de casa, dice. Muchos colegios ya han cerrado o han vuelto a las clases ‘online’. “La incertidumbre y la ansiedad que experimentamos el año pasado están volviendo a atacar”, afirma Meier. “Y la incertidumbre es suficiente para reprimir la oferta laboral”.

El mes pasado, 1,5 millones de estadounidenses reconocieron que no habían buscado trabajo por la pandemia, según el Departamento de Trabajo. En agosto, seguía habiendo 5,3 millones de puestos en nómina menos que en febrero de 2020, según el Departamento de Trabajo.

Las inscripciones en la Kiddie Academy, operadora de centros de cuidados infantiles con sede en Maryland, siguen estando un 10% por debajo de las de 2019. La empresa pretende volver a los niveles operativos prepandemia este curso escolar, pero la falta de personal y las políticas de distanciamiento social están limitando las inscripciones, según el presidente de la Kiddie Academy, Joshua Frick.

"Delta es una preocupación, pero para nada se acerca al centro de mis prioridades. Nada parecido al impacto inicial"

Muchas empresas siguen siendo optimistas. Bowman Consulting Group, firma de servicios de ingeniería de Virginia, espera un crecimiento de ventas de alrededor del 12% para este año, y tiene movimiento en casi todos sus segmentos, según el CEO, Gary Bowman. La única excepción: proyectos de construcción de oficinas.

Bowman ha contratado a cerca de 150 empleados en los últimos 18 meses, incluidos a través de adquisiciones, y salió a bolsa en mayo. Cerca del 80% del personal de oficina de la compañía ha vuelto a sus escritorios, añade.

Delta es una preocupación, pero para nada se acerca al centro de mis prioridades”, afirma. “No creo que sea nada parecido al impacto inicial… y salimos adelante en el primer golpe perfectamente”.

Foto: Foto: EFE.

Los directivos de la empresa de licores Brown-Forman Corp., que vende whisky Jack Daniel’s y vodka Finlandia, dicen que la variante delta no parece haber perjudicado la demanda. Las ventas a bares y restaurantes crecieron rápidamente durante el verano y no han decaído, comunicó el CEO, Lawson Whiting, a los inversores en una conferencia el miércoles pasado.

“Ahí es donde se habría esperado ver peores resultados si la gente realmente se estuviera quedando más en casa”, declara Whiting, indicando que todavía tiene que revisar los datos de agosto. “Y no estamos viendo eso”.

Las expectativas se reducen para otras empresas. Natasha Miller contrató a un nuevo ejecutivo de cuentas para su empresa de eventos y entretenimiento con sede en San Francisco, Entire Productions, a finales de junio, anticipando una temporada vacacional concurrida.

Era su primera contratación desde que despidió a seis de sus 12 empleados durante la pandemia, pero ahora se arrepiente a medida que los clientes posponen nuevos contratos o aplazan los eventos a 2022. “Esta variante delta realmente ha puesto problemas a todo”, dice Miller.

*Contenido con licencia de ‘The Wall Street Journal’.

La economía de EEUU se enfrenta a una ralentización en septiembre, en lugar del despegue que se esperaba. A principios de verano, muchos economistas veían la semana del ‘Labor Day’ como el momento en que la recuperación económica se intensificaría. Su previsión era que la vacunación generalizada reduciría la falta de trabajadores. Los colegios y las oficinas reabrirían, lo que implicaría la vuelta de negocios locales que dependen de los trabajadores. Los viajes se reactivarían. Stevie Nicks reanudaría su gira. En cambio, el auge de la variante delta del covid ha echado el freno de mano al país.

Previsión de crecimiento Recuperación económica Coronavirus
El redactor recomienda