Nunca es tarde para empezar tu carrera de 'youtuber'
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
"tenemos mucho que ofrecer"

Nunca es tarde para empezar tu carrera de 'youtuber'

Desde una profesora de fitness de 68 años a un aficionado a la música de 57, una nueva generación de 'influencers' emerge con el número de usuarios de más edad

Foto: EC.
EC.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

A finales de julio del año pasado, el canal de Beato en YouTube 'Everything Music' sumó en total 194.179.360 visualizaciones de vídeos. Desde 2016, ha presentado y publicado más de 700 vídeos hechos en su estudio casero, incluido el reciente 'Top 20 Acoustic Guitar Intros of All Time' (que tiene 7,9 millones de visualizaciones) y 93 capítulos de 'What Makes This Song Great?', una serie en la que desgrana clásicos del rock como el 'More than a Feeling' de Boston. Tiene 1,69 millones de suscriptores, fans que le siguen para ver sus últimos vídeos en sus perfiles. "Esto ha sido totalmente inesperado", asegura Beato, de 57 años, sobre su tercera carrera como estrella de YouTube.

La fama de YouTube ha sido un juego de jóvenes. El que más ingresos genera en YouTube, según la revista 'Forbes', es Ryan Kaji, un niño de ocho años que analiza juguetes. No es algo de 'Ripley, ¡aunque usted no lo crea!' que la gente de más de 50 años es popular, pero el surgimiento de estrellas más mayores en medios relacionados con gente joven nativa digital es un fenómeno relativamente nuevo, en parte motivado por un aumento en la audiencia de más edad.

La audiencia en YouTube de gente de más de 45 años aumentó en un 55 % desde la segunda mitad de 2019 hasta la primera de 2020, de un 11 % de todas las visualizaciones en la plataforma a un 17 %, según Pixability, firma de observaciones y publicidad de YouTube. El aumento de profesionales adultos trabajando desde casa en sus ordenadores ha ayudado, y la aplicación de YouTube para dispositivos de 'smart TV' hace que ver vídeos en la tele sea tan fácil como sintonizar por cable.

Foto: Foto: YouTube.

"Hace unos años, las marcas y agencias no solían acudir a nosotros para campañas de YouTube dirigidas a un público de más edad porque existía la asunción de que YouTube no llegaba a las personas más mayores", dice Matt Duffy, director de marketing en Pixability. Eso ha cambiado, afirma. Los espectadores más mayores a menudo descubren a almas gemelas creando contenido.

"Tenemos sabiduría. Tenemos mucho que ofrecer", declara Wendy Ida, mujer de 68 años y abuela de cinco cuyo canal de fitness de alta energía en YouTube tiene 2,4 millones de visualizaciones. Ida trabajó en contabilidad corporativa durante 20 años antes de abandonar un matrimonio abusivo, mudarse a la costa oeste y perder 36 kg, explica. Empezó a ganar títulos de culturismo a los 57 años, y a los 60 apareció dos veces en el Libro Guiness de los récords, por hacer el mayor número de 'burpees' (sentadillas con elevación de cadera) en un minuto y como "instructor activo de fitness más mayor (de múltiples disciplinas)".

"Mi plataforma intenta cambiar la vieja actitud de que cuando te haces mayor te perciben como menos valioso"

"Mi plataforma intenta cambiar la vieja actitud de que cuando te haces mayor te perciben como menos valioso, menos activo, yendo cuesta abajo. Yo lo estoy poniendo en entredicho", afirma. Los realizadores de vídeos que saben lo que hay que hacer sienten que aportan experiencia. "Hay mucha historia en mi canal. Historia de la producción, historia de composición", dice Beato, que llamó a sus hijos Dylan, Lennon y Layla.

Margaret Manning, de 71 años, aporta sabiduría en su canal de YouTube 'Sixty and Me'. Ha acumulado 17 millones de visualizaciones en más de 1.700 vídeos, incluido 'How To Let Go of Your Adult Children'. Había trabajado en Microsoft durante 17 años. Tras un accidente en sus vacaciones, se sintió débil y empezó a reflexionar sobre su propia imagen.

"Pensé que debía haber otras mujeres pasando por lo mismo, intentando familiarizarse con tener límites alrededor de tu cuerpo y tu salud", dice. Empezó un grupo de Facebook, y "simplemente creció muy rápido", luego una página web y el canal de YouTube. "En la parte corporativa de EEUU creo que las mujeres son realmente golpeadas entre los 50 y los 60. Ahí es cuando entras en esa percepción invisible por la que no importa lo que tengas que ofrecer, no te toman en serio", dice. "Pero el manto de invisibilidad tiene botón de apagado. Puedes levantarlo y decir 'aquí estoy yo, soy estupenda'".

Foto: Beret, en 'La Voz Kids'. (Atresmedia)

Angie Schmitt, diseñadora gráfica de carrera, dice que estaba teniendo una crisis en su 50 cumpleaños. "Estaba buscando información sobre qué hacer con mi cara, porque si creciste en los años 70 como yo, yo era una amante del sol. Ahora tengo arrugas y manchas solares". Empezó su canal de YouTube 'Hot and Flashy' centrada en verse bien como medio de seguir en la partida. "Creo que las mujeres de hoy no quieren aceptar el destino de desaparecer del mapa. Porque en tu cabeza sigues teniendo 30, ¿verdad?"

Llegar a cerca de 750.000 suscriptores y 97 millones de visualizaciones ha sido un "trabajo de siete años", dice Schmitt. Su video 'How To Look Good on Video Calls for Zoom FaceTime Skype' publicado en marzo fue su primer éxito viral, con más de 3 millones de visualizaciones.

La popularidad puede tener recompensas. YouTube pone anuncios cortos en algunos vídeos y compensa a los creadores de contenido. Los ingresos varían. Es común alrededor de 10 dólares por 1.000 visualizaciones o un céntimo por visualización. Puede ascender al equivalente de un trabajo a tiempo completo o a un buen golpe para la jubilación. "Estoy consiguiendo mi salario de ahí, pero también ocupa toda mi vida ahora", afirma Manning.

Los creadores pueden añadir patrocinadores. Schmitt, como 'influencer', hace vídeos patrocinados puntuales para productos en los que cree, y publica un enlace de referencia, lo que le da una comisión si a un usuario le gusta su collar y pincha para comprarlo a un minorista.

Ida dice que los vídeos, al margen de generar beneficio, ayudan a llevar su negocio de entrenamiento personal. Beato no consigue muchos ingresos de YouTube por sus millones de visualizaciones, porque utiliza música que es propiedad de discográficas y artistas, que avisan a YouTube y reclaman la indemnización. Eso es justo, dice. Su canal de YouTube contribuye a un sueldo cómodo estimulando las ventas de su libro de música de 49 dólares, su curso de educación del oído de 199 dólares y otros productos. Sí, los fans compran camisetas de Rick Beato. "En realidad me reconocen todo el rato", declara. "Estaba recogiendo una receta para mi hijo, y el hombre de la ventana de la farmacia dice: 'Dios mío, eres Rick Beato'".

La fama es un territorio nuevo para las estrellas de YouTube que empezaron su carrera en un momento previo a que todo el mundo fuese un animador de vídeo potencial. Schmitt se pregunta: "Voy a tener 60 en dos años. ¿Cuál es la fecha límite en la que ya no eres relevante, pero sigues teniendo una audiencia que te ve? Con suerte, la audiencia que tengo ahora me acompañará".

A finales de julio del año pasado, el canal de Beato en YouTube 'Everything Music' sumó en total 194.179.360 visualizaciones de vídeos. Desde 2016, ha presentado y publicado más de 700 vídeos hechos en su estudio casero, incluido el reciente 'Top 20 Acoustic Guitar Intros of All Time' (que tiene 7,9 millones de visualizaciones) y 93 capítulos de 'What Makes This Song Great?', una serie en la que desgrana clásicos del rock como el 'More than a Feeling' de Boston. Tiene 1,69 millones de suscriptores, fans que le siguen para ver sus últimos vídeos en sus perfiles. "Esto ha sido totalmente inesperado", asegura Beato, de 57 años, sobre su tercera carrera como estrella de YouTube.

Influencers Youtubers YouTube