¿Es Tesla el origen de las 'acciones meme'?
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
huida de inversores hacia otros valores

¿Es Tesla el origen de las 'acciones meme'?

Justo cuando la empresa de Elon Musk empieza a parecer más sólida, los inversores se marchan a otras opciones especulativas

placeholder Foto: EC.
EC.

Durante años, las acciones de Tesla no dejaban de subir a pesar de unos resultados operativos débiles. En lo que llevamos de año, ese patrón se ha invertido.

Los resultados del segundo trimestre del fabricante de coches de Elon Musk fueron los más sólidos que se han registrado. Tesla registró 11.900 millones de dólares en ventas y obtuvo unos beneficios trimestrales de 1.100 millones de dólares, según los principios de contabilidad generalmente aceptados (PCGA). Ambas cifras superaron las expectativas de los analistas. Y, si bien Tesla vendió 354 millones de dólares en créditos regulatorios a rivales, el fabricante de automóviles habría terminado el trimestre fácilmente en beneficios sin ellos. Los resultados se vieron favorecidos por ciertos bienes y servicios que Tesla había recibido de proveedores y por los que todavía no había pagado, pero Musk sigue mereciendo reconocimiento por unos resultados sólidos.

Tesla consiguió entregar más de 200.000 vehículos en el trimestre a pesar de la escasez de semiconductores global. Y la caída del precio del bitcoin, que el fabricante incluye en su balance por alguna razón, solo resultó en un golpe de 23 millones de dólares en el resultado final.

Foto: EC.

Pero si el negocio real de Tesla acaba de cumplir su mayoría de edad, sus acciones no van a la par. Su valor fue ligeramente al alza la mañana del martes, habiendo caído un 9% en lo que va de año, y ha descendido más de una quinta parte en los últimos seis meses, quedando por detrás de rivales más grandes como Ford y General Motors. Los aficionados a los ‘meme stocks’, que nunca tenían bastante con Tesla hasta hace poco, parecen haberse movido a las criptomonedas, los distribuidores de videojuegos tradicionales y las cadenas de cine.

Un motivo: los excelentes resultados de Tesla hacen hincapié en lo desconectada que está su valoración de la realidad empresarial. Tesla ha ganado 1,41 dólares la acción en lo que va de año. Si el fabricante de coches sigue brillando en 2021, puede ganar cuatro dólares la acción, según los PCGA. Al precio actual en bolsa, el valor de la compañía se sitúa en más de 150 veces dicha cifra de beneficios todavía hipotética —muchísimo mayor que cualquier rival equiparable—.

Y las noticias no fueron del todo positivas este lunes: Tesla anunció que su camión semirremolque, que Musk enseñó al público por primera vez en 2017, no empezaría a producirse hasta el año que viene. Dado el historial de Tesla de una década de promesas de plazos que no se cumplen, los inversores no deberían esperar ni que estas nuevas directrices se mantengan.

Foto: EC Diseño.

Mientras tanto, rivales como Ford, General Motors y Volkswagen están desarrollando sus propias propuestas eléctricas. Y las ‘startups’, incluida Lucid Motors, ofrecen a los inversores más opciones para especular sobre un futuro electrificado.

Tesla parece haber dejado atrás su época más agitada. Eso no impide un trayecto agitado para sus accionistas en el futuro.

*Contenido con licencia de ‘The Wall Street Journal’.

Durante años, las acciones de Tesla no dejaban de subir a pesar de unos resultados operativos débiles. En lo que llevamos de año, ese patrón se ha invertido.

Inversores Tesla Motors Accionistas