Es noticia
Menú
Jerome Powell | "La recuperación está lejos de completarse"
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
LECCIONES DE LA PANDEMIA EN PRIMERA PERSONA

Jerome Powell | "La recuperación está lejos de completarse"

Sin forma de evitar una crisis en EEUU, la Fed tenía que actuar con firmeza para reducir la magnitud del daño

Foto: EC.
EC.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

A finales de febrero de 2020, asistí a una reunión internacional de los ministros de Finanzas y los gobernadores de los bancos centrales de los países del G-20. En aquel momento, EEUU disfrutaba de su expansión económica más extensa de la historia, y aunque mis compañeros de la Reserva Federal y yo habíamos estado monitoreando el covid-19, todavía no veíamos que pudiera tener un efecto importante en casa. Pero ese fin de semana, quedó claro que el virus se expandía rápidamente —y ampliamente—. Me fui con la convicción de que su impacto no se limitaría a tierras lejanas, como había pensado, sino que llegaría a todo el mundo.

Una semana después, la Fed celebró una reunión de políticas de emergencia con un punto en el orden del día: ¿cómo podríamos ayudar a la gente a sobrellevar lo que iba a ser un momento tremendamente difícil? Combatir una pandemia global de rápida evolución era esencialmente competencia de profesionales y expertos sanitarios, y algunos preguntaban lo que podría hacer el banco central del país de forma realista. Pero concluimos que teníamos que actuar con firmeza. El peligro para la economía de EEUU era serio. El desafío era contener la severidad y la duración de las consecuencias para evitar daños a largo plazo.

placeholder El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell. (EFE)
El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell. (EFE)

La caída resultante no tenía precedentes, ni en su velocidad, ni en su magnitud ni en su intensidad. Los mercados financieros se paralizaron, incluido el mercado clave de los valores del Tesoro, a medida que los inversores de todo el mundo iniciaron una vertiginosa huida hacia el efectivo. Grandes sectores de la economía se detuvieron, los colegios cerraron y gran parte del país se quedó en casa. En el breve periodo de dos meses, la pandemia se cobró 20 millones de empleos estadounidenses —más del doble de los que se perdieron en la Gran Recesión—.

La pandemia pasó una factura cruel y desigual en términos de vidas y medios de vida. Revirtió el aumento de beneficios de una década de expansión. Con las cifras de desempleo en mínimos en 50 años, los salarios habían aumentado, especialmente para los trabajadores peor pagados. Las disparidades raciales en el desempleo estaban reduciéndose, y muchas personas que habían sufrido durante años estaban encontrando trabajo. Pero la nueva pérdida de empleo fue mayor entre trabajadores relativamente mal pagados, entre los que las minorías y las mujeres están sobrerrepresentados. Muchos pequeños negocios se enfrentaron a la posibilidad del cierre permanente.

La magnitud de la crisis exigía una respuesta total del Gobierno. El Congreso ofreció su mayor paquete de recuperación económica de la posguerra. En la Fed, utilizamos todos los mecanismos a nuestro alcance para prevenir un colapso financiero y garantizar un flujo de crédito continuo para los hogares y los negocios.

Foto: La presidenta del BCE, Christine Lagarde. (EFE) Opinión

Hoy, la situación ha mejorado mucho. Un poco más de la mitad de las pérdidas iniciales de puestos de trabajo se ha recuperado. Con la llegada de las vacunas, la previsión está mejorando. El pueblo norteamericano ha perseverado durante este periodo difícil con determinación, resiliencia e ingenio. Tenemos una deuda de gratitud con nuestros conciudadanos en la primera línea de batalla, desde trabajadores sanitarios hasta investigadores de la vacuna, desde los que mantuvieron los supermercados abiertos hasta los que enseñaron a los niños en la mesa de la cocina.

Pero la recuperación está lejos de completarse, así que desde la Fed seguiremos proporcionando a la economía el apoyo que necesite durante el tiempo que sea necesario. Creo sinceramente que saldremos de esta crisis más fuertes y mejores, como hemos hecho a menudo en el pasado.

*Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal de EEUU.

A finales de febrero de 2020, asistí a una reunión internacional de los ministros de Finanzas y los gobernadores de los bancos centrales de los países del G-20. En aquel momento, EEUU disfrutaba de su expansión económica más extensa de la historia, y aunque mis compañeros de la Reserva Federal y yo habíamos estado monitoreando el covid-19, todavía no veíamos que pudiera tener un efecto importante en casa. Pero ese fin de semana, quedó claro que el virus se expandía rápidamente —y ampliamente—. Me fui con la convicción de que su impacto no se limitaría a tierras lejanas, como había pensado, sino que llegaría a todo el mundo.

Reserva Federal Jerome Powell
El redactor recomienda